Natalia Díaz: Una nueva oportunidad

0

Natalia Díaz Quintana.

No nos corresponde a cada uno de nosotros constituirnos ni en consejeros, ni en jueces universales de las acciones de las personas, ni menos siquiera aspirar a imponer nuestra visión de la realidad. El respeto por las creencias, sentimientos y posturas de cada quien, debe acompañarnos siempre. ¿Difícil? ¡Por supuesto! Es más fácil ver hacia lo exterior, que practicar la introspección, o sea, realizar esa mirada interior que se dirige a los propios actos o estados de ánimo. De ahí que más que un “consejo”, el cual casi nunca se nos pide sino que estamos prestos a dar, se aproxime más a una intromisión, y por lo tanto, compartir una vivencia y que cada quien concluya lo que resulte más apropiado.

Señalamos lo anterior porque esta pandemia, con los cambios tan profundos e incomprensibles, muchos de ellos nos han traído como consecuencia la distracción de asuntos trascendentales de autoexamen, que nos permita buscar un rumbo aceptable y una nueva cosmovisión.

Personalmente estimo que todo será distinto, lo cual implica que aquello a lo que estábamos acostumbrados, no volverá a ser; se esfumaron realidades y sueños y llegaron nuevos e impensables desafíos.

No podemos ocultar la gravedad del entorno, el sufrimiento de las personas y la situación de deterioro que vivimos. La añoranza, que significa recordar con pena, podría no ser en estas circunstancias una buena compañera de viaje. Solo la convicción absoluta de la necesidad de modificar nuestras conductas en aquellos aspectos que nosotros conocemos bien, pero cada uno nos negamos a realizar, puede abrirnos un nuevo horizonte.

Ni discursos, ni estadísticas, ni publicidad, ni estrategias, ni programas lograrán objetivos, si no existe una convicción de ampliar nuestras mentes, conservar lo bueno y de abrir caminos de esperanza.


Publicado originalmente en La República

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box