Natalia Díaz: Unión no significa un cheque en blanco.

La Asamblea Legislativa no debería aprobar más empréstitos ni impuestos adicionales a los existentes o incrementar sus porcentajes.

0

Natalia Díaz Quintana.

Es común hoy día escuchar que todo debe realizarse en aras de una unidad nacional ante la crisis.

Sin embargo, este concepto no debe interpretarse como un cheque en blanco que se le firma al gobierno en momentos de pandemia. La oposición crítica de todo aquello que no es conveniente, debe mantenerse tanto en el seno del parlamento como en la opinión pública.

El Ministro de la Presidencia, Marcelo Prieto, afirmó el día de ayer en un medio de comunicación que por ahora descarta anunciar nuevos impuestos y que en su lugar apuesta a la aprobación de empréstitos.

Esta Asamblea Legislativa ha sido generosa y yo diría, hasta oficiosa, en facilitarle al Ejecutivo todo aquello que ha sido solicitado.

El monto en empréstitos para este año alcanzará aproximadamente los $3000 millones para pagar amortizaciones de deuda, intereses y otros gastos para el manejo de la actual emergencia. Fueron aprobados también, en el Congreso: el sostenimiento alto de los precios de las gasolinas súper y regular para fondear el subsidio (bono proteger) de aquellos afectados por la pandemia por un monto que podría llegar a los 25000 millones de colones; el presupuesto extraordinario por casi 400000 millones de colones y el proyecto de ley que permite a las municipalidades y concejos municipales de distrito flexibilizar el gasto, omitiendo la regla fiscal, por mencionar algunos.

Por otra parte, está pendiente de votación, el proyecto para autorizar al INS a realizar una transferencia de 75000 millones de colones de su capital acumulado para atender la emergencia y el crédito del famoso “Plan de Descarbonización” por un monto de $380 millones con el BID y AFD que hoy se utilizará durante la emergencia sanitaria, entre otros.

La Asamblea Legislativa no debería aprobar más empréstitos ni impuestos adicionales a los existentes o incrementar sus porcentajes. El Poder Ejecutivo debe impulsar las reformas estructurales que este país requiere con urgencia. Seguimos a la espera del proyecto de empleo público en la corriente legislativa, ofrecido por el Ministro de Hacienda para el pasado 28 de febrero, y de las propuestas de fusión o cierre de instituciones que ya no cumplen su cometido.

La unión es apoyo y estoy consciente de que es necesaria en este momento. Sin embargo, ésto no implica acuerdo ni adhesión total a todas las solicitudes del Poder Ejecutivo. La unanimidad es imposible. La unión sí lo es. Unión es sumar criterios, analizarlos, no un apoyo incondicional. Unión ante la crisis es que quienes ejercen el poder, estén abiertos al análisis de soluciones.

Espero que el Poder Ejecutivo entienda ésto y no veamos presentadas, en el corto plazo, propuestas para aumentar el IVA y la renta, establecer una contribución solidaria temporal a los asalariados y gravar las zonas francas, por mencionar algunas, en el corto plazo. Como bien decía Benjamin Franklin: “en este mundo no hay nada cierto, excepto la muerte y los impuestos”. No nos confiemos…

En La República.

Si le interesa recibir información diariamente:


La autora es administradora de empresas y publicista, ha sido Diputada y Vicepresidenta de la Asamblea Legislativa 
Publicado originalmente en La República

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...