NDT XII – La reforma procesal laboral requiere cirugía urgente

Dado su impacto social, las huelgas deben ser reguladas y deben tener un costo importante para los huelguistas ilegales

0

Eduardo Carrillo Vargas.  (Ph.D. Administración).

¿Contra quién se ensañan los sindicatos públicos? Contra los enfermos, 4 mil de los cuales perdieron las cirugías programadas y 130 mil sus citas de consulta externa; contra los estudiantes que no pudieron cumplir sus programas docentes; contra los miles de niños pobres a los cuales se les privó de sus comidas escolares; contra la economía nacional en momentos de aguda crisis fiscal; y, contra el derecho constitucional de los costarricenses a circular por las vías públicas bloqueadas. Los costos, multimillonarios, jamás se podrán cuantificar, por ejemplo, por la dificultad de estimar el daño al campesinado que no pudo sacar sus productos perecederos.

El interés de esos cientos de miles de personas perjudicadas -en especial de los sectores más vulnerables- debe prevalecer sobre el interés de los sindicatos públicos, que representan solo el 14% de la fuerza laboral, o el de sus afiliados que no llega al 9%. La reforma procesal laboral ha demostrado con objetividad y contundencia sus grandes debilidades. Dado su impacto social, las huelgas deben ser reguladas y deben tener un costo importante para los huelguistas ilegales. Reformas urgentes son, entre otras: la suspensión del salario por la totalidad del período no trabajado, incluidas las reducciones proporcionales en vacaciones, aguinaldo y otros beneficios; limitar la duración de la huelga en servicios públicos y prohibirla en servicios esenciales como educación, salud, seguridad, energía, transporte público, puertos, aeropuertos, etc; y, agilizar las decisiones sobre legalidad de la huelga.

El proyecto fiscal es solo un principio necesario, pero las reformas de fondo siguen pendientes. Sin reforma laboral el país enfrentará aún mayores costos en gobernabilidad, crecimiento, empleos, ingresos, pobreza y desigualdad. La Asamblea Legislativa debe actuar con la mayor urgencia.

Usted, apreciado lector ¿Qué piensa?

 

Comentarios

Cargando...