Ni hombre ni mujer: asistente virtual «Q»

VOA.

Dar órdenes a un dispositivo digital que responde con voz de mujer reforzaría estereotipos sexistas, según académicos y creativos que lanzaron la primera voz de inteligencia artificial de género neutral, el lunes.

Un equipo con sede en Dinamarca ha creado una voz apodada Q que se presentó en el festival creativo South by Southwest (SXSW) en Texas y que está diseñada para que no se la perciba como hombre ni mujer.

«No hay razón para que una voz tenga un género», dijo Julie Carpenter, investigadora del grupo de ética y ciencias emergentes de la Universidad Politécnica del Estado de California, quien asesoró al equipo del proyecto Q.

Los asistentes digitales líderes como Siri de Apple; Alexa, de Amazon; y Cortana de Microsoft generalmente se presentan como mujeres, dijo Carpenter a Reuters.

Los tres tienen nombres femeninos y en su mayoría ofrecen una voz de mujer como configuración predeterminada, aunque Siri está configurado para que suene como hombre en algunos idiomas.

«La gente parece preferir las voces femeninas cuando el rol de la inteligencia artificial es más favorable y para ayudar a alguien, mientras asocian las voces masculinas con un tono autoritario o un área de experiencia», dijo Carpenter.

Apple y Amazon no estuvieron disponibles para hacer comentarios.

Una portavoz de Microsoft dijo que había investigado las opciones de voz para Cortana y encontró que «una voz femenina apoya mejor nuestro objetivo de crear un asistente digital». Ella dijo que la compañía había explorado agregar una opción de voz masculina a Cortana.

«No es fácil crear una voz sin género», dijo Nis Norgaard, un diseñador de sonido en el estudio Thirty Sounds Good, que produjo Q.

El equipo que trabaja en Q registró las voces de 22 personas transgénero y no binarias como base para la voz, tanto en un esfuerzo por representar un espectro más amplio de género y porque se pensaba que sonarían menos obviamente masculino o femenino.

Una grabación final fue elegida como Q, que luego fue manipulada digitalmente para hacerla más neutral en cuanto al género.

La voz terminada fue probada por más de 4.000 voluntarios.

Actualmente, los usuarios solo pueden interactuar con Q a través de un sitio web.

Sin embargo, Emil Asmussen, director de la agencia Virtue, dijo que espera que esto lleve a las principales empresas de tecnología a considerar la posibilidad de ampliar sus opciones de IA digital para incluir voces sin género.

«Tienen una gran oportunidad porque estamos al borde de una revolución de la IA», aseguró.

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...