Nicolás Boeglin, Profesor de Derecho Internacional Público, Facultad de Derecho, Universidad de Costa Rica (UCR). nboeglin@gmail.com

El pasado 30 de abril, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) dió a conocer su decisión con relación a la solicitud urgente de medidas provisionales solicitadas por Nicaragua contra Alemania (véase texto como tal de la demanda de Nicaragua en francés y en inglés  del 1ero de marzo  y que incluye además, la solicitud de medidas provisionales).

Como se recordará, leída la ordenanza de la CIJ el 26 de enero a solicitud de Sudáfrica contra Israel, a inicios de febrero del 2024, Nicaragua advirtió a los Estados que suplen de armas a Israel su intención de activar mecanismos judiciales, y materializó su advertencia. con una demanda contra Alemania acompañada de una solicitud urgente de medidas provisionales presentadas un mes después: véase nota enviada y respuesta de Alemania del 14 de febrero en el Anexo 1 y 2 de este enlace de la CIJ.

Tuvimos la oportunidad de explicar a nuestros estimables lectores el alcance del debate entre Nicaragua y Alemania ante los jueces de la CIJ con ocasión de la clausura de las audiencias públicas realizadas los días 8-9 de abril en La Haya: véase nuestra  nota  anterior titulada ” Gaza / Israel: a propósito de la conclusión de las audiencias en demanda de Nicaragua contra Alemania por complicidad de genocidio en Gaza “, en la que se detallaron, entre otros puntos, las petitorias finales de ambos Estados externadas a los jueces de La Haya durante las audiencias. Es a estas petitorias (y únicamente a éstas) que respondió la CIJ en su ordenanza del 30 de abril.

Breve puesta en contexto

La lectura de esta ordenanza en La Haya coincide con:

– varios anuncios oficiales en Israel que evidencian el profundo temor de que la Corte Penal Internacional (CPI) emita en los próximos días órdenes de arresto contra sus principales autoridades por los crímenes cometidos por Israel en Gaza (véase nota de The Guardian del 29 de abril y nota del Timesof Israel);

– la amenaza por parte de Israel de iniciar su operación militar en Rafah, que alberga a una gran cantidad de refugiados y de desplazados en Gaza;

– una amplia labor de difusión por parte de la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre los Derechos del Pueblo Palestina, de su informe titulado ” Anatomía de un genocidio ” (véase informe ) en las principales capitales en Europa;

– una fuerte movilización estudiantil y de profesores universitarios a favor de Palestina que se inició en la Universidad de Columbia en Estados Unidos, y se propagó rápidamente a otros centros de estudios norteamericanos, con ” campamentos ” similares observados luego en Australia, Japón, Francia y España. (Valencia): se trata de una onda expansiva que posiblemente llegue a campus universitarios de muchas otras latitudes. En el caso de Estados Unidos, la brutalidad de las autoridades policiales y universitarias ha despertado una honda preocupación del mismo Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas (véase comunicado oficial del 30 de abril);

– una iniciativa que probablemente sea votada en la Asamblea General de Naciones Unidas el 10 de mayo sobre la membresía de Palestina como Estado Miembro, luego del veto (vergonzoso e indefendible) de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad observado el 18 de abril del 2024 , que tuvimos la oportunidad de analizar ( Nota 1 ). Esta misiva colectiva al Presidente de la Asamblea General solicitando una reunión con fecha del 24 de abril así lo evidencia. Un  comunicado de prensa de Naciones Unidas del 1ero de mayo detalla la primera reunión sostenida al respecto.

– un insensato accionar militar de Israel que sigue cobrando día tras día víctimas mortales y heridos de gravedad. En el último informe de situación de Naciones Unidas (véase informe al 1 de mayo del 2024), se lee que:

” Entre la tarde del 29 de abril y las 11:00 horas del 1 de mayo, según el Ministerio de Salud de Gaza, 80 palestinos murieron y 118 resultaron heridos, incluidos 33 muertos y 57 heridos en las últimas 24 horas. Entre el 7 de octubre 2023 y las 11:00 horas del 1 de mayo de 2024, al menos 34.568 palestinos murieron en Gaza y 77.765 palestinos resultaron heridos, según el Ministerio de Salud de Gaza. 

Entre los incidentes mortales del 29 de abril se encuentran los siguientes: 

– El 29 de abril, alrededor de las 12:25, dos mujeres y dos niñas palestinas murieron, y otras resultaron heridas, cuando una casa fue atacada en el barrio de Tall As Sultan, en el oeste de Rafah.

– El 29 de abril, alrededor de las 13:20, tres palestinos, entre ellos un niño y una mujer, murieron y otros resultaron heridos cuando una casa fue alcanzada cerca de la mezquita de Al Ihsan, en el campo de refugiados de An Nuseirat.

– El 29 de abril, alrededor de las 16:00 horas, dos palestinos murieron y dos resultaron heridos cuando una casa fue atacada en el barrio de At Tuffah, en la ciudad de Gaza.

– El 29 de abril, alrededor de las 18:45, tres palestinos, entre ellos un niño y un periodista, murieron y otros resultaron heridos cuando una casa fue alcanzada en el campo de refugiados de An Nuseirat. 

– Entre las tardes del 28 de abril y el 1 de mayo, se informó de la muerte de dos soldados israelíes en Gaza. Hasta el 1 de mayo, 262 soldados habían muerto y 1.602 habían resultado heridos en Gaza desde el comienzo de la operación terrestre, según el ejército israelí. Además, más de 1.200 israelíes y extranjeros, entre ellos 33 niños, han sido asesinados en Israel, la gran mayoría el 7 de octubre. Al 1 de mayo, las autoridades israelíes estiman que 133 israelíes y extranjeros permanecen cautivos en Gaza, incluidas las víctimas mortales cuyos cuerpos se retienen. 

– Se estima que más de 10.000 personas están desaparecidas bajo los escombros en Gaza, afirmó la Defensa Civil Palestina (PCD) en un comunicado del 30 de abril. El PCD agregó que se enfrentan a enormes desafíos en la recuperación de cadáveres, incluida la falta de equipos, maquinaria pesada y personal, advirtiendo que podrían tardar hasta tres años en recuperar los cuerpos utilizando las herramientas primitivas que tienen a mano “.

– el anuncio oficial de Colombia de suspender sus relaciones diplomáticas con Israel (véase comunicado oficial del 1ero de mayo), que viene a sumarse a varias decisiones similares luego de que Bolivia lo anunciará tempranamente el 31 de octubre del 2023 (véase comunicado oficial ). Esta decisión de Colombia reafirma a América Latina como la región del mundo más crítica hacia Israel desde la tarde/noche del 7 de octubre del 2023, con gestos diplomáticos de esta y otra naturaleza tomados por Estados de la región en señal de profundo repudio ante la insensatez del accionar del aparato militar israelí en Gaza  ( Nota 2 )   .

Descrito el contexto en el que se adoptó esta ordenanza en La Haya, se puede entender mejor que, contrario a lo leído en algunos titulares de prensa, la CIJ no ” rechazó la demanda ” de Nicaragua contra Alemania, como intentaremos explicarlo en las líneas que siguen.

Tampoco la CIJ le otorgó a Alemania todo lo que solicitaba en su petitoria al juez internacional. Al respecto, señalamos u na pequeña clase de derecho internacional de la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre Derechos del Pueblo Palestino a un periodista alemán, haciendo una pregunta que puede considerarse bastante vergonzosa para el gremio periodístico alemán (véase  video  circulado en redes sociales).

Breve contextualización desde el punto de vista procesal

Solicitada el 1ero de marzo del 2024 por Nicaragua, la decisión del 30 de abril de la CIJ evidencia la premura medidas con la que se tramitó la solicitud urgente de provisionales, teniendo en cuenta la semana pascual contenida en ese período.

En el caso de Sudáfrica contra Israel, la premura fue mayor: la demanda fue presentada el 30 de diciembre del 2023 y dió lugar a audiencias celebradas en La Haya los días 10-11 de enero del 2024. La ordenanza de la CIJ fue emitida el 26 de enero del 2024.

En ambos casos (Nicaragua vs. Alemania, y Sudáfrica vs. Israel) nos encontramos en el plazo habitualmente observado por la CIJ, con las notables excepciones de las medidas provisionales solicitadas por Ucrania contra Rusia en el 2022 a un extremo, y las solicitadas por Costa Rica contra Nicaragua en el 2010 en… el otro extremo ( Nota 3 ).

Desde el punto de vista jurídico, cabe recordar que la solicitud de medidas provisionales es un incidente procesal, que no afecta mayormente el procedimiento contencioso sobre el fondo: al tratarse además de un procedimiento de carácter urgente, la CIJ se conformó en este preciso caso con una sola ronda de alegatos, iniciando Nicaragua y siguiendo Alemania. Tampoco se prevé necesario recurrir a algún tipo de peritaje para ayudar a los jueces desde el punto de vista técnico.  A diferencia de la etapa sobre el fondo, no hubo espacio para que cada Estado pudiera dar a conocer sus observaciones a lo expuesto por el contrincante: ” una sola ronda de alegatos y entramos a deliberar “, fue lo que desarrolló la CIJ.

La ordenanza de la CIJ en breve

En su decisión, la cual está disponible en el sitio de la CIJ desde el momento en que fue leída en La Haya (véase texto en francés y en inglés ) este 30 de abril, la CIJ se muestra severamente con Alemania, al señalar que:

 24. De surcroît, la Cour estime particulièrement importante de rappeler à todos los Estados les obligaciones internacionales qui leur incombent en ce qui concerne le transfert d’armes à des partes à un conflit armé, afin d’eviter le risque que ces armes soient utilisées pour commettre des violaciones de las convenciones susmentionnées. Todas estas obligaciones incombent à l’Allemagne en tant qu’État partie auxdites Conventions lorsqu’elle fournit des armes à Israel”.

24. Además, la Corte considera particularmente importante recordar a todos los Estados sus obligaciones internacionales en materia de transferencia de armas a las partes en un conflicto armado, a fin de evitar el riesgo de que dichas armas puedan ser utilizadas para violar los Convenios antes mencionados. . Todas estas obligaciones incumben a Alemania, como Estado parte en dichas Convenciones, en su suministro de armas a Israel”.

Este párrafo es de gran importancia, en la medida en que el juez internacional le contesta de forma negativa a la solicitud de Alemania a la CIJ de ordenar el archivo de la demanda de Nicaragua por carecer de bases legales. Ello significa que la demanda de Nicaragua contra Alemania por complicidad por genocidio en Gaza se mantiene como tal, y que durará el tiempo que se tome la CIJ en resolverla sobre el fondo (varios años, cuatro como mínimo, y más si Alemania interpone incidentes procesales ).

El párrafo 23 anterior y el 24 citado constituyen además una seria advertencia a Alemania en caso de apoyar, de una u otra forma a Israel en su insensato accionar en Gaza: la claridad con la que la CIJ se expresa sobre los alcances del artículo 1 de la Convención contra el Genocidio de 1948 limitan sustancialmente a Alemania en su relación bilateral con Israel. Más generalmente, constituyen ambas disposiciones una advertencia a los 153 Estados Partes a la Convención contra el Genocidio, en particular para los que continúan apoyando a Israel (véase el listado oficial de Estados Partes).

Un jurista alemán no ha dudado en señalar que la ordenanza de la CIJ constituye una advertencia a Alemania pasada desapercibida en los artículos de prensa que han circulado desde que fue dictaminada en La Haya:

” Al enfatizar expresamente que, ‘en la actualidad’, las circunstancias no requerían la indicación de medidas provisionales, la Corte dejó claro que podría indicar tales medidas en el futuro. La Corte notificó a Alemania que accedería a una nueva solicitud de Nicaragua si reanudara la exportación de armas de guerra y otros equipos militares a Israel que podrían usarse para cometer o facilitar violaciones graves de los Convenios de Genocidio o de Ginebra. Que la indicación de medidas provisionales sigue siendo una posibilidad real también lo demuestra el hecho de que. En la cláusula operativa de la Orden, la Corte no ‘desestimó’ o ‘rechazó’ de plano la solicitud de medidas provisionales de Nicaragua, como lo pedía Alemania, sino que utilizó un lenguaje más suave al considerar que ‘las circunstancias, tal como se presentan ahora’ a la Corte, no son tales que requieran el ejercicio de su facultad bajo el Artículo 41 del Estatuto de indicar medidas provisionales.’ Como la decisión de no indicar medidas provisionales no se basó en fundamentos de derecho sino de hecho, esa decisión puede cambiar cuando los hechos lo hagan ” ( Nota 4 ).

En una declaración a esta ordenanza del juez de la CIJ oriundo de Sudáfrica (véase texto ), el jurista señala la importancia de esta ordenanza para quienes aún ponen en tela de duda la base legal de la demanda de Sudáfrica contra Israel por genocidio en Gaza, al precisar lo siguiente:

” 13. Si bien la Corte no ha dictado ninguna medida provisional en esta etapa, la orden actual deja claro que espera que Alemania y otros Estados que suministran armas a Israel actúen con la debida diligencia y garanticen que las armas transferidas a Israel no se utilicen en el comisión de actos de genocidio o violaciones del derecho internacional humanitario. Para mí, esta no es una declaración vacía sino una declaración con un significado jurídico real, en particular, en la consideración de la responsabilidad de Alemania, o de cualquier otro Estado, por violaciones de cualquiera de los dos. Convención sobre Genocidio o el derecho internacional humanitario, incluida la responsabilidad por no tomar medidas adecuadas ante el riesgo de tales violaciones, el efecto de esta Orden sería eliminar cualquier negación plausible del conocimiento del riesgo “.

Ante la solicitud de Nicaragua de ordenar urgentemente medidas provisionales a Alemania, la CIJ considera que, en las circunstancias actuales, esta solicitud no es de recibo: para llegar a esta conclusión, se refiere a sus dos decisiones anteriores sobre el drama indecible que se vive. en Gaza de carácter urgente, ordenadas a Israel en dos ocasiones en lo que va del 2024 ya las afirmaciones hechas por Alemania ante los jueces de la CIJ. Veamos que para los jueces de la CIJ:

” 18. La Cour note de surcroît, ainsi que l’Allemagne l’a indiqué, que la valeur des équipements pour lesquels des autorisations ont été Accordées a nettement diminué depuis novembre 2023, passant d’environ 200 millones de euros en octubre de 2023. para el entorno de 24 millones de euros en noviembre de 2023, y finalmente para el entorno de 1 millón de euros en marzo de 2024. La Cour note également que, según Alemania, seules quatre autorizations pour «armes de guerre» ont été Accordées después del 7 Octubre de 2023: dos preocupaciones sobre municiones para fines de transporte, una carga propulsora para fines de ensayo y una exportación de 3.000 armas antiguas portátiles. Elle note en outre qu’Israël avait aussi pri contact avec le Gouvernement. allemand en 2023 au sujet de munitions pour blindés et qu’aucune decisión n’a jusqu’ici été prise par la défenderesse De plus, selon l’Allemagne, el procédure d’autorisation pour l’exportation d’un sous-marin à. Israel está colgante, étant donné qu’une seule des deux autorisations requises a, pour l’instant, été entregado. Finalmente, la Cour prend note de la declaración de Alemania indica que el 98% de las autorizaciones entregadas desde el 7 de octubre de 2023 son relevantes para la categoría de «otros materiales militares» y no para las «armas de guerra».

../..

18. El Tribunal señala además que, como afirmó Alemania, ha habido una disminución significativa desde noviembre de 2023 en el valor del material para el cual se otorgaron las licencias, de aproximadamente 200 millones de euros en octubre de 2023 a aproximadamente 24 millones de euros en noviembre. 2023 a aproximadamente 1 millón de euros en marzo de 2024. El Tribunal también señala que, desde el 7 de octubre de 2023, según Alemania, solo se han concedido cuatro licencias para “armas de guerra”: dos para municiones de entrenamiento, una para cargas propulsoras con fines de prueba, y uno se refería a la exportación de 3.000 armas antitanques portátiles. El Tribunal señala además que Israel también se había dirigido al Gobierno alemán en 2023 en busca de municiones para tanques y que hasta el momento la Demandada no ha tomado ninguna decisión con respecto a esta solicitud. Además, según Alemania, actualmente está pendiente la concesión de una licencia para exportar un submarino a Israel, ya que hasta ahora sólo se ha concedido una de las dos licencias necesarias para esta exportación. Por último, el Tribunal toma nota de la afirmación de Alemania de que el 98 por ciento de las licencias concedidas desde el 7 de octubre de 2023 se referían a “otros equipos militares” y no a “armas de guerra” .

La última frase plantea algunos interrogantes. ¿” Otros materiales militares ” y no ” armas de guerra “? La duda sobre la diferencia entre una categoría y otra puede suscitar dudas, en particular si se considera que desde el 7 de octubre por la tarde / noche, Israel recurre a drones, imágenes satelitales, rastreo de llamadas, intercepción y escucha de llamadas, reconocimiento facial y herramientas de inteligencia artificial para identificar, localizar y luego proceder a bombardear ciertos puntos en Gaza ( Nota 5 ). Son ” materiales militares ” cuyo impacto es significativo por el uso que hace de estos y otros muchos el aparato militar de Israel, sin que la diferencia precisa con ” de guerra ” haya sido objeto de armas de discusiones ante los jueces de la CIJ. De igual manera, los  componentes electrónicos incorporados a las armas y municiones israelíes constituyen una zona gris/oscura sobre la que hay muy poca claridad. Al respecto, una pregunta hecha por una senadora en Francia desde inicios del mes de marzo del 2024 espera siempre ser contestada sobre los componentes ML4 que Francia exporta a Israel ( Nota 6 ).

En el párrafo 20, luego de referir a su ordenanza del 26 de enero del 2024 (véase texto completo en inglés) y una segunda ordenanza del 29 de marzo (véase texto ), el juez de La Haya concluye que:

”  20. Sobre la base de la información factuelles y de los argumentos jurídicos presentados por las Partes, la Cour concluye que, en la hora actual, las circunstancias no son de naturaleza necesaria para exigir el ejercicio de son pouvoir d’indiquer des mesures conservatoires. en vertu del artículo 41 del Estatuto”.

20. Con base en la información fáctica y los argumentos jurídicos presentados por las Partes, la Corte concluye que, en la actualidad, las circunstancias no son tales como para requerir el ejercicio de su facultad bajo el Artículo 41 del Estatuto de indicar medidas provisionales “.

La expresión ” , à l’heure actuelle,.. /..  ,  at present “, utilizada por la CIJ en el párrafo 20 debe ser entendida como una advertencia de que otra solicitud de medidas provisionales por parte de Nicaragua podría eventualmente ser de recibo de cambiarse el marco factual, tal y como lo explica el jurista alemán precitado.

Cabe recordar que en su solicitud presentada el 1ero de marzo del 2024, Nicaragua pidió también a la CIJ ordenarle a Alemania reconducir su contribución a la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (más conocida como UNRWA), suspendida el 27 de enero del 2024. a raiz de acusaciones lanzadas por Israel contra una docena de funcionarios de la UNRWA: el pasado 24 de abril, Alemania reinició formalmente el apoyo económico a la UNRWA (véase nota de The Guardian de la misma fecha), luego de publicarse una investigación interna a Naciones Unidas (véase informe ) en el que se lee (p. 22):

 El Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel informó que hasta marzo de 2024 habían recibido listas de personal sin números de identificación (ID). Sobre la base de la lista de marzo de 2024, que contenía números de identificación del personal, Israel hizo públicas afirmaciones de que un número significativo de funcionarios de la UNRWA Los empleados son miembros de organizaciones terroristas. Sin embargo, Israel aún tiene que proporcionar pruebas que lo respalden “.

No está de más señalar que las acusaciones de Israel contra una docena de funcionarios de la UNRWA a partir de ” informes de inteligencia ” fueron lanzados unas pocas horas antes de la lectura en La Haya de la primera ordenanza de la CIJ, el 26 de enero. del 2024 en el caso que opone Sudáfrica a Israel. ¿Simple coincidencia en el calendario o bien… simple operación de comunicación tendiente a desviar la atención mediática internacional por parte del aparato estatal israelí?

Volantes de actividades públicas – webinar – con la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre los Derechos del Pueblo Palestina, prevista una el 2 de mayo del 2024 y otra el 7 de mayo (en español en el caso de esta última)”

Un modo de conclusión

En lo que va del año 2024, es la cuarta vez que la CIJ es llamada a dictaminar una decisión sobre el drama indecible que se vive por pare de la población civil en Gaza: véase al respecto, en la demanda interpuesta por Sudáfrica contra Israel, la ordenanza del 29 de abril, la ordenanza del 26 de enero y entre ambas ordenanzas, el comunicado del 16 de febrero respondiendo en forma negativa a Sudáfrica.

Como ya viene siendo tradicional en el juez internacional de La Haya, el sutil equilibrio que permea todas sus decisiones se vuelve a verificar con esta ordenanza del 30 de abril del 2024: ninguno de los dos Estados obtuvo todo lo que solicitaba.

Rechazada la solicitud urgente de medidas provisionales de Nicaragua, y rechazada la solicitud expresa de Alemania de archivar el caso, la demanda inicial de Nicaragua sigue perfectamente viva.  Muy probablemente el rechazo a la petición de Alemania no fue referido en los grandes medios de prensa internacionales (o bien a penas mencionados), de manera a enfatizar únicamente la negativa de la CIJ de responder positivamente a la solicitud de Nicaragua ya hacer creer que la La demanda de Nicaragua por complicidad de genocidio en Gaza pasó a la historia. Nada más alejado de la realidad: esta forma de ” informar ” a la opinión pública ya no debe sorprender mayormente, dada la forma tan peculiar que se tiene de ” informar ” en algunas salas de redacción sobre lo que atañe a Israel ya la situación en Gaza desde la tarde/noche del 7 de octubre del 2023.

Ahora bien, leída esta ordenanza en La Haya este 30 de abril, se procederá, en los próximos días, a fijar por parte del Presidente de la CIJ, el cronograma para la presentación de los alegatos escritos de Nicaragua y de Alemania, para luego proceder a fijar audiencias públicas y escuchar los argumentos orales (esta vez con dos rondas de alegatos y no una sola).

En el caso de la demanda interpuesta por Sudáfrica contra Israel, la CIJ fijó dichos plazos en su ordenanza del 5 de abril (véase texto en francés y en inglés ) ( Nota 7 ). Además, es preciso señalar que, en el marco de esta demanda de Sudáfrica contra Israel, Nicaragua ha solicitado intervenir como Estado tercero (véase texto de su solicitud de intervención en francés y en inglés ), así como más recientemente Colombia (véase texto ).

– – Notas – –
Nota 1 : Véase BOEGLIN N. , ” El veto de Estados Unidos a la admisión de Palestina como Estado Miembro de Naciones Unidas: algunas reflexiones “, edición del 18 de abril del 2024. Texto disponible aquí .
Nota 2 : Véase al respecto BOEGLIN N. , ” Gaza / Israel: algunos apuntes con relación al anuncio por parte de Bolivia de romper sus relaciones diplomáticas con Israel y al llamado a consultas de embajadores por parte de Chile, de Colombia y de Honduras” , edición del 31 de octubre del 2023. Texto disponible aquí .
Nota 3 : La solicitud de medidas provisionales de Ucrania fue depositada el 27 de febrero del 2022. Las audiencias tuvieron lugar el 7 de marzo y la ordenanza de la CIJ se leyó el 16 de marzo del 2022 (véase texto ): 18 días en total separan la solicitud inicial y la respuesta de la CIJ. En cambio, la ” urgencia más larga en ser declarada como tal ” en la historia de la CIJ recae en la solicitud de Costa Rica de medidas urgentes provisionales contra Nicaragua presentadas el 18 de noviembre del 2010 (véase texto ). Las audiencias se celebraron en La Haya del 11 al 14 de enero del 2011 y la ordenanza fue leída por la CIJ el 8 de marzo del 2011 (véase texto ).
Nota 4 : Véase TALMON S. , “ Por qué la Orden de Medidas Provisionales en Nicaragua v. Alemania limita severamente la capacidad de Alemania para transferir armas a Israel“, Verfassunblog, edición del 2 de mayo del 2024. Texto disponible aquí.
Nota 5:  El pasado 3 de abril de 2024, un  artículo  publicado en Israel sobre ” Lavender “, un programa de inteligencia artificial utilizado por el ejército israelí desde el 7 de octubre para llevar a cabo los llamados ataques supuestamente ” selectivos ” contra Gaza, alertó a la opinión israelí (e internacional) sobre la deriva insensata del alto mando militar israelí.  La ONG gala AURDIP tuvo la generosa idea de proceder a una traducción inmediata del inglés al francés (véase  enlace  al mismo artículo traducido al francés con fecha del 4 de abril), mientras el mundo germano (e hispanoparlante) encuentra la manera de dar a conocer el contenido de este reportaje israelí en alemán (y en castellano). Una entrevista al responsable de esta investigación realizada por Democracy Now está disponible (en inglés) en este  enlace  desde el 5 de abril. El pasado 15 de abril del 2024, un comunicado colectivo de varios expertos de Naciones Unidas en derechos humanos, denunció el uso de programas como “ Lavander ” por parte del ejército de Israel en Gaza (véase  comunicado ).
Nota 6 : En el caso de Francia, una pregunta muy precisa hecha desde el 7 de marzo del 2024 al Ministerio de Defensa galo por parte de una senadora con relación al uso dado a componentes militares de tipo “ML4” exportados hacia Israel (véase  pregunta ), espera una contestación. Al 30 de abril, aún no ha sido respondida. Una pregunta anterior más general hecha en noviembre del 2023 fue contestada en febrero del 2024. En la respuesta se concluye (véase  enlace ) que:  ” La France a rappelé le droit d’Israël à se défendre, qui doit s’exercer dans le respect du droit international humanitaire Le respect des droits de l’homme et du droit international humanitaire par le pays destinataire, de même que les conséquences pour la paix, la sécurité et la stabilité régionales, sont pleinement pris en compte dans le cadre de l’. examen des exportations de matériel de guerre par la CIEEMG. Esta estricta parrilla de análisis no pasa por un conducto suspendido integrado del flujo de exportaciones de matériels de guerre desde el 7 de octubre de 2023 “.
Nota 7 : Se lee en esta ordenanza que Israel, al parecer urgido, parecía que seis meses eran suficientes para elaborar los escritos, mientras que Sudáfrica alegaba que se requería de 12 meses para hacerlo. La CIJ fijó finalmente el plazo a 9 meses, contados a partir del 26 de enero del 2024. Se observará si la misma prisa por reducir los tiempos se evidencia por parte de Alemania o no en las próximas semanas.
Nicolás Boeglin

Por Nicolás Boeglin

El autor es profesor de Derecho Internacional Público, Facultad de Derecho, Universidad de Costa Rica (UCR).