Notables y reforma del Estado: un tema en el mismo punto

No sigamos cometiendo el mismo error de casi 40 años, estamos en un momento de formular, de repensar en aras del desarrollo del país y por qué no repensar en el pacto social, punto central en estos momentos en la sociedad costarricense.

0

Carlos Carranza VillalobosPolitólogo, Sociólogo.

En fechas reciente se ha nombrado una Comisión de Notables para presentar recomendaciones al Gobierno de la República de Costa Rica. Esta definición política es importante porque demuestra la voluntad política del presidente. Sin embargo, es bueno recordar con referencia en el diseño institucional se han hecho muchas recomendaciones por distintas comisiones de reforma del Estado y de eficiencia administrativa. Una precisión que debe efectuarse es la existencia de frustración porque ya muchas de ellas están escritas, afirmándose por distintos especialistas que más bien, se requiere la voluntad política para el logro del mismo siendo la existencia de una nueva comisión seguir en el mismo punto sin definirse las acciones oportunas en esta materia.

Sin embargo, desde mi punto de vista hay varios elementos que hay que tomar en cuenta y los voy a tratar de resumir para decisores y lectores en los siguientes puntos:

1. El primer elemento de una comisión de notables es la participación y las capacidades de diferentes fuerzas sociales y políticas, pero también de tipo intelectual para darle un rigor, una vivencia, un adecuado nivel a las mismas. Debería existir por así decirlo, la participación más activa de diferentes miembros.

Si la óptica es de un tipo, posiblemente las recomendaciones que sabemos son de achicar y no de rediseñar un estado estratégico e inteligente como sería desde mi punto de vista la necesidad de Costa Rica, no estamos hablando de un estado grande, estamos hablando de un estado adecuado que responda a estos requerimientos de economía abierta pero sustentada en el desarrollo humano.

2. El segundo elemento se refiere a que debemos decir que modelo de Estado queremos más que solo hablar de tamaños, a veces el problema fiscal nos hace ahogar la discusión de fondo sobre cobertura, calidad, eficiencia , relaciones con el sector social y productivo entre otros elementos . Para diseñar un Estado que responda a la Costa Rica de cara al Bicentenario de Costa Rica con mayor capacidad de gestión y adecuada estructura institucional.

3. El tercer elemento, que es también importante, es la cultura burocrática, se requiere un cambio a la cultura burocrática, la función pública tiene que ser vista como un elemento remodelado donde sí exista una escala adecuada de salarios pero también exista una mayor formación de las personas. El nombramiento todavía en puestos por cercanía política que ha sido una práctica no solo actual sino que la aprendimos de los partidos Liberación Nacional y del Partido Unidad Social Cristiana. Es un elemento que debe ser repensado.

Esta cultura burocrática de aislamiento y zonas protegidas por cierto confort son elementos fundamentales que hay que repensar para lograr eficiencia y eficacia y tener una formación integral de los funcionarios; no hacemos nada con tener tecnología moderna, capacidades modernas sino tenemos diferentes instituciones públicas en un adecuado nivel la reforma que supone un cambio de la cultura burocrática cerrada a cultura institucional de oportuna gestión pública.

4 El cuarto elemento se refiere a un proceso de evaluación integral, evaluar es parte de las tareas que no son tareas de un día sino de largo plazo y dentro de una visión de desarrollo institucional, no como se quiere alguna veces que en 3 0 4 años sacar la reforma del Estado con evaluación significa medir inversión pública, estructura de costo, grado de coordinación interinstitucional , repensar estratégicamente el Estado que responda a esta nueva Costa Rica.

Tema de fondo: diseño coherente del aparato gubernamental.

El tema más de fondo que, me parece que no es tocado por muchos, es el diseño integral del aparato gubernamental, con esto no estamos hablando solamente del Poder Ejecutivo.

Estamos hablando de instituciones púbicas, debemos definir cuáles deben tener una autonomía real, cual una autonomía relativa y cuáles deben ser simplemente desconcentrados y posiblemente ciertos ministerios con mayor peso en sus áreas sustantivas.

En ese rediseño también tenemos no solamente que hablar de estructura salarial, sino también, del tipo de la estructura que sea más flexible, pero con conexión sistemática , queremos estructuras más difusas más complejas o queremos estructuras más adecuadas, más oportunas, estructuras más planas, más de acuerdo a una especie de organización que sea más de acuerdo a los tiempos.

En este diseño organizacional también se requiere repensar instituciones que pueden ser agrupadas en una sola, o por sectores o actividades; tema que no es discutido fuertemente porque posiblemente la gente está pensando en la parte superior del Estado y no en un diseño organizacional adecuado que es tarea primordial en la nueva agenda pública.

La necesidad de darle capacidades y confianza a la sociedad en este reforma

La trama pasa por darle a la sociedad mayores capacidades, nada hacemos con tener elementos formales, pero no elementos reales que crean democracia. Crear democracias es fundamental, aumentar la gobernabilidad es primordial y fortalecer la negociación entre distintos componentes de la sociedad es tarea de la Costa Rica actual

Entre los procesos colaterales de adecuado compromiso político: refiere a la dirección pública gerencial no se puede tener presidencias ejecutivas y gerencias, no se puede tener una ley 4-3 que sigue siendo ineficiente e ineficaz demostrado ante la sociedad, de igual manera no se puede nombrar a una serie de gente a instituciones públicas si no tienen la formación adecuada.

El control activo por parte de ciertos órganos es fundamental darle mayor capacidad estratégica a la Contraloría es fundamental. Y entrar en un tema que si ha precisado con acierto por la OCDE, se refiriere a que debe haber gobierno corporativo en instituciones financieras y estratégicas, eso es un tema fundamental.

Para finalizar, indicar que posiblemente estamos en un momento en que el debate debe ser más fuerte, más intenso y más inclusivo y no pensar que un conjunto de notables puede arreglar la situación, se requiere de una mayor participación democrática y de mayores consensos alrededor del tema. Donde este debe pasar necesariamente por la participación de la sociedad a secas y la presencia de actores políticos y sociales convencidos que mucha de la actual estructura publica e institucional debe ser modificado en forma integral y con las herramientas del Siglo XXI.

No sigamos cometiendo el mismo error de casi 40 años, estamos en un momento de formular, de repensar en aras del desarrollo del país y por qué no repensar en el pacto social, punto central en estos momentos en la sociedad costarricense.

El autor el Politólogo y Sociólogo, ha sido Vicerrector de la Universidad Nacional, Director de la Escuela de Sociología de esa Universidad, Vicedecano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de
Costa Rica y Director de la Escuela de Administración Pública de la misma Universidad.

Comentarios

Cargando...