Olga Goldenberg Guevara.

Del libro Espirales del silencio

 

8 de marzo 2021

Ningún país prospera sin la implicación de las mujeres
Phumzile Mlambo-Ngcuka
Directora Ejecutiva de ONU Mujeres

 

I.

Sigo sin encontrar esa palabra

O quizá

la madeja

la metáfora

el símil

la oración

que traduzca los enlaces

los nudos

los rostros indecibles

la involución

del siglo que comienza

y que nos lleva a rastras

entre los amoríos

de ilusas democracias

y el poder del dinero

Reclamo las palabras

Pronuncio algunas

Canto su voz enrevesada

Las conjuro al derecho

Les doy vuelta

Y el horizonte permanece inmóvil

enfocadas sus luces

en los mismos espacios

ajenos

excluyentes

al servicio del ser homo global

Acopiador sin límites

Ególatra

Destructor de la vida

en el planeta

No asoman el perfil

nuevos colores

fragancias de candor

verbos esclarecidos

cultivos armoniosos

aires intactos

ni convivencia solidaria

Y nosotras Mujeres

las reproductoras

encargadas del cuido y la ternura

Cada una ignorada

Innombrable

Oscurecida

Despojadas

de nuestro propio cuerpo

Nosotras

aspirantes a los liderazgos

en tiempos de la crisis

¿Con qué signo? ¿Con qué finalidad?

¿Serán más que un adorno

nuestros rostros?

Y ¿cómo me libero

de mandatos que guardan

raíces milenarias

en los orígenes

en la sobrevivencia

de nuestra especie?

Raíces que persisten

usurpada la flor

los cuerpos femeninos

instrumentos

objetos de placer

y de violencia

Terrenos elegidos

para sembrar

la semilla del macho

reproducir sus genes

y asegurar en manos

de sus hijos

todo lo acaparado

¿Cuántos milenios más debemos esperar

para ser cada una por sí misma?

Libre en su identidad

Ella individua

es quien elige metas

define rutas

anda sus caminos

Ella consciente

se construye

no solo por ser la hija

la esposa

la amante o lo que sea

del hombre más cercano

ese más importante

el del poder guerrero

el dueño del terruño

los cultivos

animales de carga o de trabajo

cuerpos

sexualidad

todo domesticado a su servicio

Ella valiente

nos pregunta qué somos

quiénes somos

impugna los controles

y las definiciones ancestrales

de las que somos presa

como eternos reflejos arbitrarios

de la magia escondida

en nuestro vientre

Ella

mutante solidaria

reconoce las cepas

en que el poder enlaza

y asigna a esos prodigios

marcas para la subordinación

Muchas en rebeldía

han dejado su huella

El titilar preciso

de sus lides

destellan en mis sueños

y lanzan mil preguntas

El poder de nosotras

ese al cual aspiramos

¿es ajeno, es distinto

refleja

contradice

impugna las monedas

y las normas?

¿Cuál es la dimensión

alucinada de fractales enlaces

entre todas las marcas

que nos identifican?

¿Te has preguntado acaso

por el valor de la otra

la de los pies descalzos y callosos

manos endurecidas

o de esa

cuya barriga floja

y senos descolgados

la descalificaron ya?

¿Cómo será que se percibe aquella

anochecida

de pie sobre la acera

en cualquier calle

o en la barra

al fondo de algún antro

donde con prisa

se descarga el semen?

¿Qué levanta mi puño

si el signo del poder es androcéntrico?

¿Qué vamos a cambiar si no cambiamos?

 

II.

Los rasgos

y los comportamientos

de este siglo

me niegan las respuestas

Siglo pandémico

reproductor de virus

y contagios masivos de pobrezas

Siglo perverso

con sus crecientes índices mortales

de riqueza inaudita

en acopio tenaz de menos manos

¿Tiene la gente joven esperanza?

¿O simplemente su desinterés

no es más que rabia?

Tal vez regrese en el misterio

el Poder hacedor de la Palabra

Tal vez suceda algún milagro

y pronunciemos juntas

Mujer

No más muerte ni herida

y ni un dígito más

en esa suma

de desapariciones

Muchas voces distintas

todas y cada una

dueñas de nuestros cuerpos

y nuestras libertades

resuenen humanismo

canten la convivencia

las miradas de amor

vínculos responsables

apoyos mutuos

comprensión y respeto

Individualidad y Nos

unidad enlazada

Y aquí te dejo el reto

hija que no parí

nieta, sobrina

hermana que no tuve

amiga dirigente

líder comunitaria

Para ustedes también

No crean que se escapan

hijos

nietos

varones solidarios

el futuro los llama.