Omar Jiménez: Con los sueños intactos

Omar Jiménez Camareno, Abogado, académico y Msc en Aduanas y Comercio Internacional

Según lo que dispone la Ley Integral para la Persona Adulta Mayor, hoy inicio mi andar como una persona de la tercera edad.

Han pasado 65 años desde el día en que llegué al mundo, aquel lejano 13 de noviembre de 1958 en Paquera de Puntarenas.

Viví mi niñez en ese pueblito ubicado en la península de Nicoya, en aquella época de calles polvorientas en verano o llenas de Barriales en la época lluviosa, como la mayoría de los niños de mi pueblo; entre la escuela, las pozas de los ríos, el mar y los campos de producción agrícola, con mi mamá, mi abuelita materna, mi hermano Albán y mis hermanas Denia y Mirna.

Después al colegio en Puntarenas, en el Liceo José Martí, los tres primeros años, en Paquera en esa época no había secundaria. En vacaciones seguíamos viviendo en Paquera

En 1974 mi hermano Luis Alban (Q.d.D.G.) y mi hermana Mirna, ingresaron a la Universidad de Costa Rica, en la Sede de Occidente en San Ramón, y entonces nos vinimos a vivir a San Ramón.

En San Ramón, hice parte de mis estudios secundarios, parte de mis estudios universitarios, inicié a militar en Política en el extinto Partido Frente Popular Costarricense y en los grupos políticos en que participé durante mi vida universitaria en la Universidad de Costa Rica, me casé y nacieron mis hijos.
Durante 33 años de mi vida he servido como funcionario público en el Estado costarricense y es gracias a la educación pública y a nuestro Estado que me he realizado como profesional y he podido llevar sustento a mi familia.

En San Ramón he vivido la mayor parte de mi vida y es aquí donde he construído y alcanzado la mayor parte de mis sueños.

Por lo que el país y el pueblo de Costa Rica me han dado, desde mi adolescencia he vivido comprometido con nuestra democracia, con nuestro Estado Social de Derecho, con los derechos humanos, soñando y luchando por construir en el país una democracia integral de justicia social y libertad.

Mi familia, la literatura, sea por medio de la lectura, o dedicándome a escribir, el fútbol, mi trabajo profesional y mi compromiso político, han sido y son mis principales vivencias y han sido y continúan siendo la fuente de mis sueños.

Hoy llego a la edad en la que, según la ley, paso a formar parte de los adultos mayores, gracias a Dios con buena salud.

Mis sueños siguen intactos, me mantengo dispuesto a seguir luchando por esos sueños y a seguir celebrando el milagro diario de la vida.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...