Omar Jiménez: De líder ideológico a arrendatario de un partido franquicia

El anuncio de la candidatura de Rolando Araya  por el partido de Dolanescu me hace recordar una canción de música protesta latinoamericana de finales de los años setenta e inicios de los ochenta, del cantautor chileno Victor Jara

0

Omar Jiménez Camareno, Abogado, académico y Msc en Aduanas y Comercio Internacional

A mediados del siglo XIX surge, fundamentalmente en el norte de Europa, una línea de pensamiento política, social y económica que plantea que en el marco de una economía capitalista es necesario que el Estado intervenga en las políticas sociales y  económicas (regulación de la economía y redistribución del ingreso) con el propósito de promover la justicia social. Esta ideología conocida como socialdemocracia se ha definido históricamente como una tendencia política de izquierda que promueve el desarrollo de un socialismo democrático.

En Costa Rica se fundó en 1945 el Partido Social Democrata (PSD), el cual adopta el «socialismo democrático» como ideología oficial, posteriormente el 12 de octubre de 1951 se funda el Partido Liberacion Nacional (PLN) por acuerdo entre la dirigencia del PSD y el Movimiento de Liberación Nacional, siendo entonces el PLN el sucesor del PSD. En 1987 el PLN se integra a la Internacional Socialista, organización internacional de partidos socialdemócratas, socialistas y laboristas fundada en 1951en Fráncfurt, Alemania, en 1951.

En 1975 Rolando Araya Monge es electo Presidente de la Juventud del PLN, en 1979 es electo Vicepresidente de la Unión Internacional de Partidos Socialistas, en 1984 asume la Secretaría General del PLN, es nombrado Presidente del PLN en 1996 y ese mismo año es electo como vicepresidente de la Internacional Socialista. En el 2002 Rolando Araya es candidato a la Presidencia de la República del PLN y en el 2004 es designado Presidente del Comité de la Internacional Socialista para América Latina.

En el año 2008 Rolando Araya Renuncia al PLN, acusándolo de haber abandonado sus posiciones ideológicas y haberse convertido en un cascarón al servicio de los enemigos históricos de los postulados que dieron origen a ese partido.

En resumen, Rolando Araya Monge fue, desde 1975, hasta el 2008 el representante más conspicuo de la Social Democracia a nivel internacional de nuestro país y el más claro representante de la izquierda democrática dentro del PLN.

Desde su salida del PLN en el 2008 y hasta el 2018, Rolando Araya Monge realiza algunos intentos políticos desde posiciones de centro izquierda que lo llevan a ser nuevamente candidato a la Presidencia de la República en el 2010, en esta ocasión del Partido Alianza Patriotica, partido del cual fue uno de los fundadores junto con un grupo de opositores al TLC con los Estados Unidos; en el 2018 intenta, sin éxito, llegar a la Asamblea Legislativa como candidato a Diputado por San José de un Partido Provincial denominado TODOS.

A pesar de los señalamientos hechos en el 2008 al PLN, Rolando Araya regresa a esa agrupación política en el 2020 y se postula como precandidato de dicho partido para las elecciones del 2022, en dicha convención obtiene el segundo lugar; pocos días después de la convención del PLN, Rolando anuncia desavenencias con José María Figueres y vuelve a renunciar a dicho partido político.

El día de ayer viernes 30 de julio del 2021, Rolando Araya Monge anuncia su tercera candidatura a la Presidencia de la República, esta vez junto a uno de los representantes más burdos del populismo conservador de derecha de la política costarricense, el Diputado Dragos Dolanescu.

Dolanescu ha vociferando durante su labor legislativa contra todo lo que, desde su ignorancia política, le suene a socialismo; ahora Dolanescu  alquila su partido franquicia a quien, desde 1975 se supone ha sido un líder Internacional del pensamiento socialista democrático. Rolando Araya supuestamente ha combatido las posiciones políticas conservadoras de la derecha populista, ahora arrienda un partido político presidido por un fascista retrógrado.

Rolando Araya Monge fue uno de los políticos costarricense con mayor capacidad y claridad ideológica, un intelectual serio y estudioso del pensamiento político a nivel mundial. No obstante, en los últimos años cual saltimbaqui ha brincado de un extremo a otro; su última pirueta, su alianza con Dolanescu es triste, dolorosa, vergonzosa, convierte a quien un día fue el líder ideológico costarricense más relevante de la socialdemocracia latinoamericana, en el inquilino de un partido franquicia que representa la peor versión populista del conservadurismo en la política nacional.

El anuncio de la candidatura de Rolando Araya  por el partido de Dolanescu me hace recordar una canción de música protesta latinoamericana de finales de los años setenta e inicios de los ochenta, del cantautor chileno Víctor Jara, llamada «NI CHICHA NI LIMONÁ», cuyas primeras dos estrofas dicen:

» Arrímese mas pa’ ca
Aquí donde el sol calienta
Si uste’ ya está acostumbrado
A andar dando volteretas
Y ningún daño le hará
Estar donde las papas queman
Y ningún daño le hará
Estar donde las papas queman
Usted no es nada
No es chicha ni limoná
Se lo pasa manoseando
Caramba zamba su dignidad
Usted no es nada
No es chicha ni limoná
Se lo pasa manoseando
Caramba zamba su dignidad»


COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box