Orlando Guerrero: Buenos días señor Presidente

Señor, solo le resta un año, dediquémonos a poner la casa en orden con firmeza. Cuente con el apoyo irrestricto de quienes bondadosamente amamos que el sistema opere y funcione.

Orlando Guerrero Vargas, Ciudadano en ejercicio.

Le escribo, por cuanto hoy es una fecha importante. Estamos ya en el último año de su periodo presidencial. Asi es 364 días y listo, puede usted dedicarse por completo a la guitarra, al rock, a pasear por Costa Rica o incluso a trabajar en el tema de su preferencia. Estoy seguro, que al igual que yo, ¡tiene anotada la fecha!!!

Han sido tres años ya, de impuestos, de ajustes, de huelgas, de Pandemia y virus. Que le puedo decir? Nada, no le puedo decir nada que ya no le haya escrito. Pero ya solo falta un año. Resistamos, avancemos en lo que podamos avanzar, pidámosle a Dios (¿usted reza?), que los mantenga con Salud, especialmente a los buenos ministros, ICT y MOPT. Que le de luz a sus asesores para ver si lo dejan y se van para la casa. Creo que hay temas que a usted lo desbordaron y le resultó imposible resolverlos. La ética en su periodo se presentó como un producto fabricado con Hule, los garantes éticos, dan dolor de cabeza, y hasta náuseas (Ottón Solís). Su gestión, ha tenido más renuncias que cualquier predecesor, el tipo de cambio se le subió ya al tobogán, la reactivación la entendieron como un manual para solicitar créditos a todo el universo financiero y ahora, sin ser requisito para el convenio con el fondo (FMI) se inventan más impuestos.

En Alajuela decíamos siempre: “Este mango se cayó Cele”. Presidente, el camino es el recorte de gastos, la disminución de impuestos, la prudencia en el gasto. Cómo hacemos para comprendernos mutuamente entre el “sector productivo” y el “sector gastativo”, por que es muy sencillo, si usted no me deja producir, yo no lo dejo gastar.

Señor, solo le resta un año, dediquémonos a poner la casa en orden con firmeza. Cuente con el apoyo irrestricto de quienes bondadosamente amamos que el sistema opere y funcione. Que el sistema de frutos para todos. Ni la pobreza es culpa suya, ni tampoco del sector productivo. Eso sí, es responsabilidad suya mantener o eliminar los obstáculos para generar confianza y calidad al clima de trabajo e inversión.

Ni apoyar el disparate del Acuerdo de Escazú, ni mantener condenados éticos en el BCIE, ni distanciarse de UCCAEP, ni de los gremios serios y responsables, le trae réditos claros en su día a día.

Decía don Carlos Manuel Castillo (qepd) a sus pupilos: “muchachos, recuerden siempre que el otro equipo también juega”. Usted ha trabajado desde Zapote como si (el PAC) tuviera 45 diputados. ¡Incomprensible!!!

Yo también lo felicito; con lo que usted ha pasado y a como está el país, es increíble que usted no tenga un infarto semanal, una apoplejía o un derrame. Este país raya en la anarquía cuando se gobierna desde donde sus asesores lo han llevado a dirigirlo.

Presidente. Queda un año, el diálogo todavía puede dar resultados si se hace desde el corazón. A usted, que tiene ese fabuloso corazón, escúchelo más y mejor. Dele espacio a su bondad y haga un cierre ordenado y decente de este periodo presidencial que le tocó vivir (nosotros aquí engrapados también).

Busque cerrar con dignidad lo que han sido tres años de zozobra e inestabilidad. Escasos de vacunas, escasos de reactivación, escasos de talentos en la búsqueda de soluciones. Los problemas no son solo suyos, pero el mayor responsable de buscar soluciones ES USTED, el Presidente, que escogido por minoría nos debe gobernar a todos.

Buenos días.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...