Orlando Guerrero: Buenos días señor presidente (35)

Nadie sensato niega el cambio climático, nadie decente y cuerdo quiere dañar deliberadamente la naturaleza. Sugeridamente señor Presidente, optemos por educarnos y aprender a hacer mejor uso de los recursos. Hagamos un esfuerzo por frenar el desperdicio, por recoger la basura que por décadas se ha acumulado el los ríos y playas. Eduquemos a esta población que todo lo tira a la calle.

0

Orlando Guerrero Vargas, Ciudadano en ejercicio.

Se está presionando al Congreso de la República mediante una artimaña, que aunque legal, es inadecuada y torpe. No se debe abusar de las sesiones extraordinarias por parte de su despacho.

Respetuosamente señor Presidente, se cataloga como una maniobra. No lo haga y por favor no lo vuelva a hacer.

Le explico para que así, amable y respetuosamente nos vayamos entendiendo de mejor manera. La prohibición , ya un disparate en su misma, por ser restrictiva de la libertad ciudadana de buscar mejorar su calidad de vida (₡), no solo les cercena fuentes de ingreso a futuras generaciones, sino que también a los próximos gobiernos. Eso señor Presidente , no solo es indebido, sino que es injusto e ingrato.

Últimamente, se ha puesto muy de moda pelearse y poner una hipócrita distancia con la industria del petróleo. Todo ello es una farsa surrealista digna de quienes desprecian su historia y contribución al desarrollo del planeta. El petróleo y sus derivados son los que mueven las ambulancias, los buses escolares, los aviones que traen el turismo y los barcos de carga. La ropa que usted usa cada mañana tiene un enorme componente de petróleo. Los teléfonos y computadoras también. Las cosechadoras de arroz, que cultivan el grano se mueven con esos combustibles. El asfalto con que ahora persiguen a muchos empresarios. El encendedor que enciende cigarrillos y leña para cocinar. El gas LPG que utilizan la mayoría de hogares en sus cocinas. El búnker para fabricar cemento , para calentar las calderas de los hoteles , en fin, casi todo pasa por el uso del petróleo. Para que el pleito ???

Presidente, además, todo eso tendría que pasar por Setena , ahí colapsaría todo y llevaría la exploración a la ruina total . En Setena todo termina muerto en un expediente que se petrifica. No perdamos el tiempo de nuestros diputados, hay un exceso de problemas pendientes de solución!!!
Busque solucionar como sustituir el faltante que tendría el país al sustituir por completo el uso de combustibles derivados del petróleo.

En la actualidad, representan el 12% de los ingresos directos del Estado. Es un contrasentido que usted promueva esa ley sin tener un plan alterno al de solo prohibir , lo que algún día nos permitiría estar con una mejor posición de ingresos reales y duraderos. Por favor retire ese proyecto de manera inmediata, no dude en ver el futuro que necesitamos y no el que se nos ocurre.

Nadie sensato niega el cambio climático, nadie decente y cuerdo quiere dañar deliberadamente la naturaleza. Sugeridamente señor Presidente, optemos por educarnos y aprender a hacer mejor uso de los recursos. Hagamos un esfuerzo por frenar el desperdicio, por recoger la basura que por décadas se ha acumulado el los ríos y playas. Eduquemos a esta población que todo lo tira a la calle. Reciclemos más. Dejemos de lado las ocurrencias y las prohibiciones. Piérdale el miedo a que la ciudadanía se pueda enriquecer sanamente. Hasta en el buen reciclaje hay mucho dinero. Con ciencia y tecnología todo se puede hacer.

Costa Rica a sembrado y recuperado su cobertura boscosa, con inteligencia e incentivos. Esta empezando a proteger sus mares. Faltan años para mejorar los ríos y cauces. Pero vamos bien y mejorando. Preocúpese por el ICE, esa empresa estatal gigantesca que está al garete y sin rumbo. Usted puede dar mejores soluciones , aun en el ocaso de su periodo presidencial, no lo abandone.

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box