Orlando Guerrero Vargas, Ciudadano en ejercicio.

De qué sirven todas esas intenciones si en la práctica, los juicios duran años y muy pocos van a la cárcel.

Piden presupuesto y nuevas leyes pero no hacen nada más allá de salirse de la regla fiscal. Siguen en el desorden y el gasto sin dar cuentas a nadie. Una cosa es la autonomía judicial y otra ser un desastre en los ojos del ciudadano.

¿Por que le tienen miedo a darle cuentas a los ciudadanos de los números reales del Poder Judicial ?

Ver ahora diputados que fueron abogados de Narcos , partidos políticos cuyos miembros se han visto arrastrados en ese mundo de las drogas y el narco tráfico pidiendo a gritos que se apuren con nuevas leyes … Me genera desconfianza en vez de esperanza. Leyes hay, lo que no hay es eficiencia en su aplicación. Ya van varias leyes que piden que se suspenda su aplicación. Por que simplemente no están preparados, por que no está la plata , por que no hay nadie que se haga cargo.

La historia de las oscuras razones por las que se suspenden las leyes a solicitud de la corte debe hacerse pública. Eso no se ha explicado y debe explicarse con más claridad.
Ya basta de gritar” fuego”, cuando todos nos estamos quemando. Todos los ciudadanos , menos los responsables de mal aplicar la ley.

Cuando la Corte entienda el hastío ciudadano, con la forma de (no) rendir cuentas que practican, empezaremos a mejorar. Por ahora ni más leyes ni más plata componen lo que está descompuesto.

Debo ser directo. Ya basta de cuentos. Ya basta de farsas.