Orlando Guerrero: Pasar del dicho al hecho

A mis amigos y amigas, a los que han tenido la paciencia de leerme, los invito a que nos acompañen a hacer las cosas con más amor y más presencia en este país que nos ha visto nacer, crecer y vivir. Yo ni quiero ni puedo tener otro país en que pueda vivir como ciudadano.

0

Orlando Guerrero Vargas, Ciudadano en ejercicio.

Buenos días ciudadanos. (*)
Buenos días amigos y amigas:

Hará escasas semanas que Dn Rolando Araya me pidió una conversación en su casa. A don Rolando y a sus hermanos los conozco hace al menos dos o tres décadas.

Con gusto y prontitud, atendí su amable invitación. Conversamos apaciblemente por varias horas. Yo no había estado en su última campaña, pero a lo largo de ella nos comunicamos varias veces sobre temas de mutuo interés. La última vez fue , cuando la noche de la votación del PLN, le escribí para felicitarlo por el tono jovial y respetuoso que el le había impreso a la campaña de todo el partido.

El diálogo citado concluyó con un compromiso de volver a conversar. Descubrí en ese diálogo un lado pulido, inteligente y profundo de un señor que adora a su pais, y cuyo interés de mejorar al ciudadano común, era genuino y respetuoso. Me sentí en el lugar correcto.

Unos días después, me buscó de nuevo, esta vez , para volver a discutir temas nacionales y solicitarme posteriormente en el diálogo , que si lo acompañaba a formar parte de su plantilla, como Vice presidente. Me lo tomé con un poco de risa nerviosa, con algo de congoja y con gratitud. Después de unos segundos de silencio y darme cuenta de la enorme responsabilidad que implicaría asumir el posible cargo por encargo , le pedí un par de días para confirmarle que la idea me entusiasmaba mucho, si el rumbo del país se podía tomar con más congruencia y seriedad que la que le habían dado los últimos dos gobiernos.

Le pedí el espacio para hablar con toda mi familia y explicarles los compromisos que asumiría. De todos recibí un enorme apoyo, eso se los agradecí muchísimo, no sólo en ese momento, sino que aún me llena el alma las palabras y advertencias de todos ellos.

Ahora bien, siempre he sido un entusiasta de la actividad política, un ciudadano activo en su participación como un civil que ejerce sus derechos políticos. De formación , soy hijo de un médico, excombatiente al lado de don José Figueres Ferrer y una madre que junto con sus padres vivió el exilio “mariachi” en México por casi una década. He sido abogado y empresario, aunque no ejerzo formalmente la profesión hace dos décadas. Tengo desde muy joven dedicación a mis propios proyectos profesionales y de trabajo. Hice mi primer crédito en el sistema bancario a los 18 años, y desde entonces soy cliente activo del sistema financiero costarricense.

¿Que buscaba al aceptar participar en la nómina con don Rolando ? No buscaba nada. Acepté , por que las ideas que el me expuso, para llevar a cabo en el país y las que le propuse, eran muy coincidentes en sus objetivos y ejecución. El país necesita salir del estado anímico del : “no se va a poder”, para pasar vigorosamente al de ¡ lo vamos a hacer posible!

El ciudadano necesita que le valoren su tiempo y que el Estado, que en ocasiones estorba, resuelva a tiempo los trámites y solicitudes de la manera más rápida y simple. La vida no es dedicarse a estar esperando.

Para crecer como Nación, hay que devolverle el valor al tiempo. Devolverle todo el valor, al tiempo de los ciudadanos. Ese activo irreemplazable que nos lo hacen añicos cada día en trámites infinitos e inservibles.

Creo en la sinceridad del discurso de don Rolando, sobre el manejo , la exploración y explotación del el gas y del petróleo. Más por la necesidad de hacer las cosas bien y darle un futuro claro a los más jóvenes y no descartar temas en virtud de poses de moda. El petróleo merece un manejo adecuado, es una actividad relevante, que nos beneficia cada día, desde el presidente y sus diputados hasta el repartidor de comida a domicilio. El problema es nuestra capacidad de manejo de los efectos de uso de sus productos y de los gases que emiten los vehículos que utilizan combustibles fósiles. Estamos en una lenta transición. No en una independencia. No obstante, recordemos que el 12% de los ingresos del Gobierno, provienen de los combustibles. Ni que decir de otros subproductos de uso diario.

El país tiene miles de pequeños problemas cada semana. Y se le agregan otros miles cada mes. La actual crisis sanitaria nos hundió económicamente en un momento difícil y estando mediocremente administrados como Pais.

Para mi gusto , vienen los meses más felices de la democracia, florecen los anhelos y nos invitan los candidatos a soñar. A ver un mejor país desde sus ojos.

Don Rolando, me inspiró positivamente y preferí ser parte de su visión de país y de Nación. Estoy seguro de que le va a imprimir nuevamente un tono maravilloso al tedio de los debates, a las visitas provinciales y las propuestas como candidato. Ya lo ha hecho antes y ahora lo va a hacer mejor.

Su mejor lema, Orlando, me dijo: ¡yo no vengo aquí a pelearme con nadie, vengo a trabajar por resolver los problemas del país! Eso se ganó mi respeto. Pelear por principios e ideas es un tema, pelearse por partidos o Politiquería, es inaceptable.

A mis amigos y amigas, a los que han tenido la paciencia de leerme, los invito a que nos acompañen a hacer las cosas con más amor y más presencia en este país que nos ha visto nacer, crecer y vivir. Yo ni quiero ni puedo tener otro país en que pueda vivir como ciudadano.

Por amor a Costa Rica le reiteré mi agradecida aceptación a acompañarlo en la postulación.Muchas gracias.

Orlando Guerrero V
Ciudadano en ejercicio.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box