Orlando Guerrero: ¿Tiene razón don Carlos?

0

Orlando Guerrero Vargas, Ciudadano en ejercicio.

Tiene razón la ciudadanía!
Tiene razón la Contraloria!

Leo el día de hoy que usted está disgustado por las insinuaciones de algunos legisladores. Muy doloroso.
Pero nosotros somos los que deberíamos estar ofendidos de que el presidente , el que juró defender los intereses de los ciudadanos el día que asumió el poder al inicio de su periodo presidencial, insista en hundirnos aún en más deudas y en un proyecto político (no de transporte) que solo implica aún más caos fiscal y ruina ciudadana.

Yo siempre supe que para el Pac, los temas económicos reales no eran prioridad , ahí ha estado su Waterloo. Al llegar a los números, la izquierda (Frente Amplío incluido) se les arruina el día , pierden la serenidad y nada les resulta cierto.

El Presidente Alvarado, amorosamente colocó a su señora esposa (Arquitecta) a cargo de un proyecto de $1.500.000.000 y para el cual, no sólo no tienen el conocimiento y el talento, sino que tampoco los estudios ni preparación. Ni que decir de experiencia en el campo ferroviario. Aquí es donde empiezan los problemas. La señora del presidente, no sabe nada del tema, se rodea de personas que tampoco saben del tema y continúa insistiendo en un tema, del que los estudios de los SI saben del tema, contradicen todo lo hecho hasta la fecha.
Luego se van al banco que dirigía para CR, el nefasto e innombrable fundador del Pac , y le piden la bicoca de $500.000.000, que esperan que el congreso les apruebe sin más preguntas.

El sonoro y rotundo NO que ha recibido ya varias veces de parte de la Contraloria parece no importarle en absoluto. El señor y la señora siguen insistiendo con una perseverancia digna de mejores causas (¡¡¡desempleo y pobreza por ejemplo !!!).
En fin el señor presidente se ofende, ¿tiene razón? , ¿por que? . Nadie debería pensar que una millonada de ese tipo, debería ser promovida de mala fe, que solo los mejores intereses del corazón, deberían impulsar un disparate de ese tamaño y perder $150.000.000 con solo inaugurarlo.

Señor: Los ofendidos somos nosotros. Los ciudadanos que cada día cargamos con las cuentas que presidentes como usted, le cargan a los ciudadanos en respuesta a ambiciones inexplicables , de obras innecesarias. No necesitamos más deudas.

El país necesita Ideas, no ocurrencias.

Señor presidente, tiene usted razón de sentirse agraviado, tenga por favor la cortesía de entender como nos sentimos nosotros, al ver que más allá de la duda razonable, su proyecto nos entierra por 40 años a pagar por una cuenta que nunca quisimos, nunca pedimos, y siempre rechazamos.

Ya su periodo presidencial, le quedan unos pocos meses para sobrevivir ese huracán de nuestros reclamos e investigaciones en que está hundido. Le sugiero respetuosamente que obedezca la Contraloría, que respete a los diputados, y que procure hacer las cosas mejor, en el brevísimo plazo que tiene.

Presidente, llevamos 42 meses de estropicios para celebrar el bicentenario más olvidable del hemisferio. Creo que es justo que tengamos nuestro último semestre en paz, en orden, y sin más desencuentros entre los poderes del Estado

Le deseo lo mejor a partir de mayo y quiero que sepa que será recordado. Tal vez no por el tren. Tampoco por otros desaciertos , como tampoco por la obra pública, tampoco por la atracción de inversión extranjera directa, tampoco por el desastroso desempleo y el incongruente manejo de la crisis de salud.

Con dolor, debo decirle, que usted será recordado como un presidente que teniendo la oportunidad de hacer las cosas bien, desprecio las formas correctas y los tiempos correctos.

Guardo en mi corazón la esperanza de que sus intenciones fueron buenas y que en su corazón haya querido lo mejor para el país.

Le escribiré cada vez menos, por cuanto la razón de ser de mis cartas, quedara extinta con la finalización de su periodo presidencial.

Muchas gracias

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box