Orlando Morales Matamoros.

La mariguana es un peligro: del uso al abuso es un solo paso

Primero fue decisión del Presidente Chaves de enviar a la Asamblea Legislativa un proyecto de Ley para legalizar el uso de la marihuana recreativa, con algunos razonamientos económicos pero dejando de lado funestas consecuencias para la salud y sobre todo para el desarrollo de los jóvenes. Ahora un diputado del Partido Frente Amplio vuelve sobre el tema, con la restricción de que la siembra y consumo casero sería para mayores de edad y no para su comercialización. De nuevo, es conveniente divulgar los peligros de su consumo y que las instituciones relacionadas con el tema, empiecen a alzar las armas para impedir su aprobación por la Asamblea Legislativa.

Además de las instituciones relacionadas con la salud vuelvan a manifestarse como en el pasado reciente lo hizo el Colegio de Médicos y Cirujanos, la Academia Nacional de Medicina y la Asociación de Psiquiatría, pero en forma muy importante esta vez, las Asociaciones y Sindicatos de Educación deben hacer ver el peligro de liberalizar el cultivo y consumo, pues ante la dificultad de los controles, los jóvenes en razón de su curiosidad natural y experiencia documentada, pueden caer en las redes de la drogadicción.

Los datos del CDC (Atlanta), un referente de incuestionable seriedad científica, indican que, de los consumidores a edad temprana, un 10% se vuelve adicto y ahí es cuando vemos la risa… llorar. De

una importante información de un blog de España, (nuestropsicologoenmadrid.com/consumo-de-cannabis-en adolescentes/#Dependencia…) con participación de la Dra. Marta Díaz Fernández, Psicóloga General Sanitaria por la Universidad Complutense de Madrid, también he complementado importante información para este artículo, y así enriquecer el siguiente resumen.

1.-  Principio activo de la planta.

De la   especie de planta Cannabis sativa o mariguana, se obtiene un producto que químicamente corresponde a la 9 delta tetrahidrocannabinol, abreviado como THC, tiene un efecto psicotrópico y por tanto altera el funcionamiento del sistema nervioso central.

2.-Consumo entre jóvenes.

Es la droga más consumida por estudiantes entre los 14 y los 24 años. (Datos de España).  Este es uno de los mayores peligros, ya que al liberalizar el consumo y el difícil control, niños y jóvenes tienen a su disposición la droga.

3.- Peligro del escalamiento.

Por este proceso de escalamiento, se abre la puerta al consumo de drogas de mayor efecto y peligro de drogadicción: mariguana, cocaína, derivados del opio, etc. De igual manera, es muy posible que haya la combinación con el fumado, el licor y otras sustancias psicoactivas.

4.- Mecanismo neuronal del THC.

El principio activo de la mariguana altera redes de neuronas asociadas a centros de placer o de recompensa a nivel cerebral, lo que permite el efecto euforígeno transitorio, alteraciones visuales y auditivas, pero también acompañado de pérdida del control emocional y del equilibrio.

5.- Consecuencias de su consumo.

Su consumo, dependiendo de frecuencia y o de la dosis, es lesivo a la persona y su comportamiento afecta el entorno social.  Si en estos momentos el alcoholismo en carretera causa estragos, se estaría incrementando los accidentes por disminución de la racionalidad y lentitud de los reflejos, en personas bajo acción de la mariguana.

6.- Peligro de la adicción.

Pero el mayor peligro es la adicción, que según la definición de la OMS es:

“Trastorno crónico y recurrente caracterizado por la búsqueda y uso compulsivo de drogas, a pesar de las consecuencias adversas (sociales e individuales, físicas y emocionales). La característica común y central es la pérdida del control”.

7.- Dependencia y tolerancia.

En el adicto se crea dependencia, o sea una forma compulsiva para buscar la droga en búsqueda de una sensación placentera, porque siente la necesidad de consumirla. Pero también aparece el fenómeno de la tolerancia, en el sentido de que, acostumbrado el cuerpo a ella, requiere mayor dosis para obtener los efectos.

8.- Síndrome de abstinencia o retirada.

Pero además de la dependencia y de la tolerancia, aparece el último componente de la adicción: el síndrome de la abstinencia, que se manifiesta cuando la deprivación terapéutica conduce a alteraciones de nivel físico y psicológico. Para su tratamiento requiere centros especializados.

Ya es conocida la lucha antialcohólica que lleva muchos años y no se ha podido erradicar la enfermedad etílica y la CCSS ha creado las Clínicas de Cesación del Fumado y es posible que a futuro tengamos las clínicas de desmariguanización, cuyo costo pagaremos los asegurados.

9.- Alteraciones de tipo psicosocial.

Pero los efectos placenteros que llevan a buscar la droga también pueden causar crisis de ansiedad, con alteraciones en el pensamiento y la memoria, en el corto plazo.  Pero en el largo plazo aparece el síndrome amotivacional: pérdida de la motivación en el estudio o en el trabajo, con sus consecuencias en el abandono escolar o el despido o Al apagón educativo y el desempleo -deficiencias del rendimiento escolar y el empleo, el doble apagón por uso de los canabinoides.

10.- Otras alteraciones socio-psicosociales.

La drogodependenia y sus efectos negativos en el desempeño escolar y el trabajo, se traduce en malas relaciones dentro de la familia y en el entorno social, acompañado de baja autoestima y recrudecimiento del “porta a mí”, pues es indiferente a los problemas y la búsqueda de las soluciones.

11.Accidentes de tránsito.

Si es que se llegue al estado de adicción, quien ingiere la mariguana o sus preparaciones más activas, al perder su capacidad de concentración y memoria, acompañado de una actividad refleja disminuida, es un peligro al volante y con el problema de que luego a veces ni siquiera recuerda las causas del accidente.  Suficiente problema existe ya con choferes bajo el descontrol etílico para agregar otro factor de riesgo en carreteras.

12.- El uso de la mariguana en situaciones de pobreza.

La búsqueda de nuevas sensaciones y experiencias es parte del comportamiento de la niñez y la juventud ahora con las facilidades para conseguir la droga en un ambiente de pobreza y sin autoridad en la familia, por lo que es más fácil descarriarse.  Es una injusticia para los jóvenes que utilizarían la mariguana como una forma de escapismo a situaciones de pobreza y marginación social, con relaciones familiares carentes de afecto.

13.- Permisibilidad social.

Otro peligro para los jóvenes es la percepción de la permisibilidad social, pues el uso recreativo de derivados del Cannabis da un banderazo verde para su consumo, a pesar de restricciones fáciles de evitarla, dada su facilidad para conseguirla y la dificultad de su control. Suficiente tienen las autoridades para controlar el narcotráfico y su estela de criminalidad para vigilar ahora el consumo del Cannabis y sus derivados, “por la libre”.

14.- Un peligro latente que puede agravarse.

La prensa diaria y los noticiarios dan frecuentes noticias de peleas entre estudiantes de escuelas y colegios y por tanto, bajo condiciones de intoxicación por cannabinoides, la situación puede agravarse.  No queda más que seguir las indicaciones del sentido común y seguir la recomendación de las abuelitas:  en caso de duda… abstente.

15.- Un proyecto peligroso.

Ya en el pasado reciente, el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo estimulado por el Sr. Presidente, habla de los beneficios económicos de la mariguana recreativa y las medidas de control para evitar el consumo por los jóvenes, pero tal parece es tan dudosa la parte económica como las medidas de control.  Ahora es el Partido Frente Amplio quien presenta un texto dizque diferente, pero en el fondo es liberalizar su uso en forma casera y para consumo personal, sin pensar en las consecuencias psicosociales cuando los jóvenes sean partícipes de esa mala práctica. De todos es sabido de los muchos problemas de la drogadicción y el narcotráfico como para fomentar prácticas de “jugar con fuego” en esta materia.


VERSIÓN RESUMIDA.

  1. Efectos fisiológicos a corto plazo del Cannabis
  2. a) Sensación de euforia y bienestar
  3. b) Pero también, crisis de ansiedad
  4. c) Alteraciones visuales y auditivas
  5. d) Alteraciones en el pensamiento y la memoria.

 

2- Efectos a largo plazo:

  1. a) Síndrome amotivacional: pérdida de motivación en el trabajo y el estudio
  2. b) Disminuye capacidad de concentración, la memoria, aprendizaje y la concentración
  3. c) Impacto negativo en el desempeño laboral y escolar
  4. d) Drogodependencia y trastornos psicóticos
  5. e) Problemas en el entorno familiar, afectivo, laboral y social.

 

3) Factores de Riesgo:

  • a) Período inicial de 12 a 16 años, aumenta de 18 a 24 años y luego desciende con la edad.
  • b) Baja autoestima y concepto de sí mismo
  • c) Falta de autocontrol
  • d) Búsqueda de nuevas experiencias y situaciones de riesgo
  • e) Facilidad para la consecución de la droga
  • f) Tolerancia en el ambiente familiar y social
  • g) Ausencia de figura paterna/materna, falta de límites de comportamiento, falta de ideales y relaciones carentes de afectos
  • h) Dificultad para la inclusión social, comportamiento antisocial y difícil manejo de las emociones
  • i) Desconocimiento de los riesgos del consumo de las drogas o bien, tolerancia social.

 

4) Trastornos mentales y consumo habitual de Cannabis

  • a) Puede causar síndromes depresivos, definidos como: “un trastorno del estado de ánimo caracterizado por sentimientos de desesperanza, infelicidad, vacío, decaimiento y culpabilidad”.
  • b) Existe una correlación directa entre el consumo y la sintomatología depresiva
  • c) Relación bidireccional con el estado depresivo: consumen Cannabis para sentirse mejor
  • d) Cuanto más joven inicia la persona la drogadicción, mayor probabilidad del síndrome depresivo
  • e) El uso del Cannabis puede ser el detonante de la depresión debido a factores familiares o sociales.

 

5) Uso del Cannabis y las manifestaciones de ansiedad.

  • a) En la ansiedad adaptativa, es normal un estado de alerta ante un peligro, pero en la ansiedad patológica producto del psicotrópico, la alarma se dispara en forma intensa sin razón evidente.
  • b) A mayor consumo en la adolescencia, se ha visto que el riesgo de ansiedad se duplica en el estado adulto.

6) Cannabis y psicosis

  • a) Causa delirios, o sea que distorsiona la realidad de lo que sucede en su entorno.
  • b) Causa alucinaciones: o sea percepción alterada de tipo visual y auditivas.
  • c) La psicosis es tanto más grave, según el grado de habituación y el inicio precoz.
  • d) En personas que ya tienen un trastorno psicótico de base, se aumenta la vulnerabilidad.

 

7) Actividades de prevención y promoción de la vida saludable

  • a) Educación en casa sobre las drogas
  • b) Educación en la escuela/colegio, sobre las drogas
  • c) Mejora del bienestar social: trabajo, educación, servicios de salud
  • d) Gestión del tiempo libre, tal como el deporte y actividades culturales.
  • e) Independencia y firme criterio: “saber decir no”.
  • f) Autoestima positiva: sentirme bien sin necesidad de recurrir a las drogas.
  • g) Estilo de crianza familiar con un equilibrio entre límites y afectos.
  • h) Fomento de una autonomía responsables de los adolescentes.

8) Señales de alerta.

  • a) Cambios de estilo personal: falta de higiene, descuido de la vestimenta, aspecto sucio en forma repentina.
  • b) Insomnio, pesadillas o temblores
  • c) Cambios en los hábitos alimentarios: comen mucho o desgano por la comida
  • d) Faltan a clases, desinterés por el estudio y bajas notas.
  • e) Abandono de sus aficiones o intereses
  • f) Labilidad emocional, cambios de humor y disminución de la comunicación verbal y afectiva.

9) La pregunta principal es: ¿Qué clase de país queremos tener?

Se ha hablado de los beneficios económicos de la mariguana recreativa, pero en plena IV Revolución Industrial, la generación de riqueza ha de basarse en producción de bienes y servicios de alto valor agregado, donde el principal componente sea la inteligencia de sus ciudadanos. Queremos que nuestro país sea un polo de servicios de salud y un destino turístico por sus bellezas naturales, con seguridad para los visitantes y con actividades sanas y en vez un fumadero de mariguana.