Óscar Álvarez: Juan Bautista Alberdi

Alberdi es un hombre angustiado ante el atraso que lo rodea. Si lo pusiéramos contra la pared, diría que quiere la libertad para el progreso, tomando en cuenta que él identifica libertad y progreso.

0
Juan Bautista Alberdi – Nace en San Miguel de Tucumán 1810.

Óscar Álvarez ArayaPolitólogo (Ph.D.)

En su pensamiento distingue entre libertad exterior y la libertad interior. La libertad exterior consiste en que ninguna potencia extranjera domine nuestra sociedad. Hoy la llamaríamos independencia.

La libertad interior se da en dos planos: en el plano individual, consiste en que cada uno se gobierne a sí mismo; en el plano político, hay libertad interior, cuando a través del gobierno de nosotros mismos, nos damos un gobierno, es decir, cuando el gobierno es el producto de nuestras propias voluntades (Grondona, M. (1986). Los Pensadores de la Libertad (primera ed.) Buenos Aires, Argentina: Sudamericana.) (pág. 102).

Ya pasó el tiempo en que los pueblos civilizados se hacían a fuerza de siglos. Hoy se improvisan en el Nuevo Mundo con los elementos que reciben ya formados del Antiguo. ¿Cómo salir del engranaje de las tiranías? Los pueblos antiguos salieron a través de siglos y siglos de educación. Pero hoy hay un atajo, que es la inmigración.

¿Queréis traer a nuestro suelo la libertad inglesa? En vez de traer sus leyes traed a sus ingleses (ibíd, pág. 106).
«Solo es libre el país que es rico, y sólo es rico el país que trabaja libremente». Aquí hay una idea de Locke y de Smith: si a un pueblo se lo deja en libertad, termina siendo rico. Si es rico, es porque se lo dejó en libertad .

Hay entonces una conexión profunda entre libertad y riqueza, porque la libertad en vez de distribuir la riqueza que hay, lleva a crear la que «no» hay; de ahí al desarrollo, a La riqueza de las naciones (Smith), no queda más que un paso.

Algunos aportes de Luz del Día al depósito liberal
En pocos lugares se han visto tan claramente expuestos los tres planos de la libertad. El plano político de la libertad, el plano exterior y el plano interior o moral.
Encontramos una teoría original de la tiranía. La causa de la tiranía no es el tirano sino los tiranizados.

Profundiza la crítica de la militarización de América Latina. La única libertad admitida en América hispana es la libertad militar. Hay siempre alguien que nos viene a regalar la libertad. Siempre hay un «duce», siempre hay un jefe.

Los conceptos económicos de Alberdi son significativos. Como ha dicho Raúl Prébisch: «Lo que hay acá es la lucha de los sectores para ganarse el favor del Estado». O sea, que aún hoy para nosotros la riqueza consiste en obtener más del Estado que otros. Cada sector trata de prenderse al Estado para obtener una distribución más favorable.

Si tuviéramos que ubicar a Alberdi en alguna de las dos listas de los pensadores liberales éticos o utilitarios, quizás habría que ponerlo dentro de los utilitarios. Busca la libertad a sabiendas de que traerá la riqueza al país.

Alberdi es un hombre angustiado ante el atraso que lo rodea. Si lo pusiéramos contra la pared, diría que quiere la libertad para el progreso, tomando en cuenta que él identifica libertad y progreso.

Es el pensador de dimensiones más amplias de la Argentina. Estamos frente a un Tocqueville latinoamericano. Montesquieu y Tocqueville adquirieron claridad sobre qué cosa era el liberalismo, mirando del modelo anglosajón características que anotaban y que no tenían en sus países. Alberdi hizo el mismo ejercicio desde la perspectiva latinoamericana. Un anglosajón no racionaliza su propio sistema; simplemente lo vive. No sistematiza su éxito.

Alberdi ve el modelo, lee a sus pensadores y se da cuenta de lo que es el modelo porque no lo tiene. Es más completa la explicación sobre el liberalismo inglés de Montesquieu que la de los propios ingleses. Igual ocurre a Estados Unidos con Tocqueville. Así también, Alberdi explica con mayor lucidez el contraste entre el progreso anglosajón y lo que él vive que los beneficiarios de ese progreso. A unos les quedan los beneficios de la libertad. A otros, solamente la explicación.

Juan Bautista Alberdi, fallece en Francia en el año 1884.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...