Pablo Barahona: Así no era (El Salvador)

!Que chapa Bukele! Pero sobre todo: !que lástima El Salvador!

0

Pablo Barahona KrügerAbogado

Un Bukele simplón, diciéndole al mundo lo que decían Pinochet, Videla, Somoza, Castro o Chávez, y aun hoy, dicen Maduro y Ortega: «estamos limpiando la casa». !Da pena!
Perdió los fueros, y en una sola escena, se le descompuso todo el teatro.
Que los magistrados constitucionales habían sido nombrados y eran acólitos de los dos partidos tradicionales de El Salvador, no  era secreto para nadie. Ni nos gustaba a muchos. Pero que esos mismos magistrados eran los que le impedían la reelección sucesiva que tiene más que presupuestada Bukele, tampoco era nada oculto.
Volarse así, el último valladar de control constitucional que le quedaba a aquel pequeño país -sin control político ya de por si-, no es más que repetición de su historia de autoritarismo e incultura de ilegalidad, así como de su historia de subdesarrollo democrático, que ya no sólo económico ( resultante de aquel).
Ya de por si, su manipuleo seudo religioso, contaminaba la política. Pero este neoautogolpe, la envenena toda.
Triste futuro el de El Salvador, al que le va a costar mucho quitarse a ese neodictador en ciernes, de encima.
Una piedra más en la senda de la (des)integración centroamericana. Sin cuyo marco, la Región nunca saldrá adelante. (Por cierto, estas son las horas en que ni la pobrísima cancillería tica ni la medrosa presidencia de Alvarado, han dicho ni pío, pese a ostentar la presidencia pro tempore del SICA, actualmente. !Inaudita pendejera! Por lo menos la Sala Constitucional costarricense o la Corte Plena debería solidarizarse)
Pobrísima la excusa de Bukele. Que «limpie la casa» -que de por si, buena falta les  hacía-, pero sin perder los fueros democráticos. !Eso era todo!
Y lo más torpe, lo que demuestra una inutilidad política y nula asesoría, es que no tuviera la paciencia, el garbo y la decencia democrática, de «limpiar» lo que quisiera «limpiar», que en buena parte para eso lo eligió la inmensa mayoría de sus compatriotas, teniendo el Legislativo de su lado, y ya no solo en sus manos, un legitimadísimo Ejecutivo.
!Que chapa Bukele! Pero sobre todo: !que lástima El Salvador!
Prospectiva (qué sigue?) Viene una lucha de poderes interesante que requerirá la intervención de la comunidad internacional. Porque la Sala Constitucional salvadoreña declara inconstitucional este neoautogolpe de Bukele, y este correrá a tratar de confirmar su pérfida intentona, que deberán resolver también, como conflicto de poder, los magistrados pretendida ente sustituidos.
En fin, otra novela latinoamericana como la de Honduras, Perú, Nicaragua y tantas otras. Subdesarrollo puro y duro.

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box