Pablo Barahona: ¿La gran mentira?

Yo no se ustedes, pero yo, en palabras de políticos (Alvarado, Campbell, Macaya, etc.) deje de creer hace "raaaato" . Incluido, en ese saco, el mismísimo Bukele, claro esta.

0

Pablo Barahona KrügerAbogado.

Espero explicaciones. Esto hay que auditarlo y no solo tragarse las justificaciones del gobierno del PAC y sus agentes.

La gran pregunta

No soy «Bukele’s fan», precisamente. Me es indiferente si es cristiano (no comparto esas fobias ni amores, por el simple hecho de no mezclar política y religión). Incluso he sido crítico como abogado especialista en derechos humanos y derecho constitucional, de algunos de sus malos pasos.

Pero, tratándose de un Jefe de Estado, que hemos de suponer mejor informado que el común, quedamos a la espera de la explicación convincente de su colega Alvarado, de quien no deberíamos fiarnos tanto, sobre todo si recordamos que:

  • llegó al poder erigiéndose sobre la más descarada manipulación politico/comunicacional de la que mi generación tenga memoria. Aliado, además, desde aquel momento electoral, a los mismos medios de comunicación genuflexa, que hoy le salvan la tanda y le hacen el dictado.
  • Alvarado se sabe en alitas de cucaracha y si no libra bien la pandemia, es su silla y la de todos sus ad láteres, la que esta en juego (sí, a ese punto).
  • la escasa y acomplejada oposición política (PLN, cristianos, PUSC, FA, etc.) así como la prensa prebendal (alquilada) y superflua (dan vergüenza los periodistas tan mal formados y acomodados de este país), son el mejor caldo de cultivo para que una GRAN MENTIRA pueda instalarse plácidamente en Costa Rica, sin que la ciudadanía se percate si quiera.

Vengo insistiendo desde siempre, pero con mayor volumen desde que esto empezó: !abran los ojos costarricenses, no se crean todo lo que les dicen ni repitan como focas que el manejo de la crisis ha sido buenísimo! Eso no lo sabremos hasta que esto termine, pero sobretodo, hasta que se auditen todos esos números y discursitos prefabricados que nos recetan diariamente desde seudoconferencias de prensa que poco aportan y revisitan ese lugar común de la numeritis aguditis que supone que la técnica lo es todo, cuando es apenas el principio.

No puede este pueblo manso y ya no sólo noble, quedar cautivo de la estadística epidemiológica que, además, nadie contrasta, cortesía de una prensa temerosa que renunció a su labor de contrapeso y una oposición política sin nivel que se plegó al gobierno desde un principio y hoy ha de ser tenida como corresponsable de esto, tanto como de lo que vendrá.

!Que todos abran lo ojos y los oídos, pero más aún, que tengan memoria!

Espero explicaciones. Esto hay que auditarlo y no solo tragarse las justificaciones del gobierno del PAC y sus agentes.

La gran pregunta

Ante la ausencia total de respuesta de Alvarado a Bukele  -en cuenta la insubsistente y distractora explicación que intentaron los Ministros de Salud y Exteriores; muy pobres en todo caso, y en cuyas enaguas terminó refugiado Carlos Alvarado, en confirmación de que no se siente a nivel para debatir con sus pares, propongo:

Que sean las Facultades de matemática, estadística, contabilidad y administración pública de las Universidades Públicas, las que auditen toda la data proporcionada en torno al COVID-19, por parte del gobierno (léase: políticos fierro PAC) para que, ahí sí, podamos dejar callado a Bukele (pero con fundamento en vez de falsos nacionalismos) o a cualquier otro.

Más aún(y he ahí lo realmente importante), para que, ahora sí, con información indubitable y desedulcorada, podamos saber a ciencia cierta el terreno en que estamos parados, como Nación.

Yo no se ustedes, pero yo, en palabras de políticos (Alvarado, Campbell, Macaya, etc.) deje de creer hace «raaaato» . Incluido, en ese saco, el mismísimo Bukele, claro esta.

A este último  -impulsivo e imprudente por naturaleza-, a quien no premio con mi confianza plena tampoco, pero a quien agradezco haber suscitado un debate interno que en Costa Rica debimos inaugurar solos, hace mucho tiempo, en punto a una gran pregunta que nos estamos debiendo: ¿quién controla a los controladores?

…y esa si que vendría siendo la gran pregunta para todos aquellos hiperconfiados que, no sólo encerraron sus cuerpos con aquello del «quédate en casa», sino su capacidad de análisis crítico, anulando de paso, toda discusión democrática con la excusa de falsarias responsabilidades, uniones y patriotismos.

 

Si le interesa recibir información diariamente:


Pablo Barahona Krüger,
Abogado constitucionalista, profesor de geopolítica y derechos humanos. Exembajador ante la OEA.
pbarahona@ice.co.cr

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...