Pablo Barahona: Ni martillazos ni patadas

Salud ya explotó. Se viene la explosión social y sólo después, la reacción política.

0
Portada La Nación 11/07/2020

Pablo Barahona KrügerAbogado.

Eso de volar martillazos es tan superfluo e inocuo como aquello de volar patadas. Ojalá todo fuera tan sencillo a estas alturas de crisis sistémica.

Confío en que sean, progresivamente, cada vez más los costarricenses que sepan diferenciar y se atrevan a difundir la realidad de lo que está pasando, cuando lo advertimos mucho antes de que los periodistas cajoneros y prebendales empezaran a repetir (sin citarnos, claro está) lo que tenemos semanas de haber dicho con absoluta franqueza.
Es lo cierto que al país no podrán cerrarlo ahora, simplemente, porque agotaron las reservas económicas y morales de todo un pueblo, al puro principio, cuando no era necesario cerrar, y menos tan indiscriminadamente, sin siquiera diferenciar, cantonalmente.

Salud ya explotó. Se viene la explosión social y sólo después, la reacción política.

No es tan fácil como sacarle ahora el índice a una ciudadanía tan maltratada como si, encima, fuera la culpable.

  1. El gobierno blindó las fronteras a tiempo? !NO!
  2. El gobierno pasó el sombrero a los sectores más gananciosos con toda esta CRISIS? !NO!
  3. La CCSS estuvo a punto para este momento, cuando la cosa se puso seria, con todo y los cheques en blanco y el levantamiento de controles concedidos -pese a los Macayazos- con vuelos charter carísimos y mascarillas dudosas, entre otros? !NO!
  4. Involucró el gobierno a los sectores sociales en las negociaciones con el FMI, para evitar contenciones cuando vengan con recetarios precocinados que no serán socio políticamente viables? !NO!
  5. Carlos y su combo (Epsy, Macaya, Villegas, Ottón, Salom, Dobles y una retahíla interminable de loncheras impresentables) merecen la confianza ciudadana o han apuntalado su comunicación política como para generar certidumbre, y por ende, tranquilidad? !NO!

Así que ahora no será tan fácil, ni a martillazos, contener el hambre y la sed de todo un pueblo. Menos cuando se convierta en rabia.


Pablo Barahona Krüger,
Abogado constitucionalista, profesor de geopolítica y derechos humanos. Exembajador ante la OEA.
pbarahona@ice.co.cr

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...