Pablo Chaverri: Crítica al expresidente Óscar Arias

Plantea Arias que hay que: "modernizar, dinamizar y hacer más eficaz al Estado" y no puedo estar más de acuerdo con esta expresión, pero esto debe pasar por fortalecer la inversión pública basada en un sistema impositivo progresivo

0

Pablo Chaverri Chaves, Científico Cognitivo.

El expresidente Arias ha salido públicamente a criticar a Enrique Obregón por afirmar este último que: «el Estado de bienestar estuvo vigente en Costa Rica por treinta años y se derrumbó por culpa del Partido Liberación Nacional», respondiéndole Arias que: «nuestro Estado de bienestar sigue incólume».

¿Es esta afirmación de Arias cierta? Diversos estudios actuariales han mostrado que nuestro régimen de pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte de la CCSS está en cierto peligro y tendrá cada vez más problemas para dar adecuada cobertura a una población con tendencia al envejecimiento. Por otra parte, el Régimen No Contributivo asigna montos lejanos a un Ingreso Mínimo Vital y no da cobertura a todas las personas que lo necesitan con urgencia. Asimismo, la eliminación de destinos específicos en la Asamblea Legislativa 2014-2018 ha debilitado la inversión social, particularmente en niñez y adolescencia. Por otro lado, los programas de ayuda social dan montos insuficientes para sacar a las familias de la pobreza, estos suelen retrasarse mucho y son tan burocráticos que mantienen a las familias en gestiones constantes para poder recibir, algún día, la asistencia requerida, lo cual las mantiene en una condición de vulnerabilidad y estrés que les impide concentrarse en progresar. Como lo ha demostrado la investigación reciente: la pobreza dificulta significativamente el funcionamiento cognitivo, lo cual perjudica la toma de decisiones en quienes están sumidos en la miseria, creando esto una suerte de trampa de difícil escapatoria.

Afirma el expresidente que «nadie en los últimos 200 años intentó siquiera debilitar ese Estado», «nadie jamás ha conspirado contra estos valores». ¿Y todo el proceso neoliberal de reducción del Estado?, ¿y los Programas de Ajuste Estructural para debilitar nuestras instituciones?, ¿y el combo del ICE?, ¿y el desfalco a FODESAF?, ¿y el TLC con los Estados Unidos y su visión de los derechos sociales como trabas para el libre comercio y la competitividad?, ¿y los intentos del PLN para debilitar la CCSS entre 2006 y 2014 que evidencia el buen documental «La Caja de Pandora»?, ¿y el asesinato a líderes de izquierda en El Codo del Diablo en Limón por sus ideas y luchas por los derechos de los explotados trabajadores en esa zona del país?

Dice Arias que: «nuestro subdesarrollo no debe imputarse a nadie más que a nosotros mismos». ¿Y los factores externos e históricos?, ¿es que acaso no cuentan?, ¿y el violento proceso de siglos de conquista, colonia y feudalismo?, ¿y el intervencionismo estadounidense que ha ayudado a deponer presidentes democráticamente electos e imponer crueles dictadores en América Latina?

Luego afirma Arias que Estados Unidos tuvo ideólogos de primera línea que Latinoamérica no produjo. ¿Entonces nuestros pensadores no cuentan?, ¿acaso autores como José Martí, Haya de la Torre, Juana Inés de la Cruz, Mariátegui, Andrés Bello, Oscar Romero, Leonardo Boff, Martín-Baró, Octavio Paz, Paulo Freire, Mario Bunge, Eduardo Galeano, Edelberto Torres o Enrique Dussel no sirven para nada? Y en el caso costarricense: ¿no cuentan autores como Omar Dengo, Rodrigo Facio, Eugenio Fonseca Tortós, Manuel Mora, José Figueres, Carmen Lyra, Luisa González, Arnoldo Mora, José Merino, Wálter Antillón, Helio Gallardo o Franz Hinkelammert?

Plantea Arias que hay que: «modernizar, dinamizar y hacer más eficaz al Estado» y no puedo estar más de acuerdo con esta expresión, pero esto debe pasar por fortalecer la inversión pública basada en un sistema impositivo progresivo, garantizar servicios públicos de calidad, gestión orientada a resultados y toma de decisiones basada en evidencia, que conduzcan a la ampliación de derechos de la población, nunca a su reducción, como lo pretende el hegemónico y nefasto modelo neoliberal, que hoy nos ha convertido vergonzosa e insultantemente en uno de los diez países más desiguales del mundo.

Dice Arias que toda su vida ha tenido por norte el fortalecimiento del bienestar social, pero al finalizar su segundo gobierno Costa Rica era más pobre y más desigual que cuando comenzó. Además, esa supuesta «preocupación» por el bienestar de las personas: ¿se ha visto reflejada en la actitud que ha mostrado hacia las varias mujeres que lo han denunciado por acoso y abuso sexual, quienes han dado detalles muy específicos del maltrato recibido? Estas mujeres han reportado momentos de mucho sufrimiento e incluso han sido descalificadas e insultadas públicamente por seguidores de Arias, por tener el valor de denunciarlo. ¿Cuál bienestar para ellas?, ¿dónde está la justicia pronta y cumplida para estas mujeres?, ¿es en Costa Rica toda persona igual ante la ley? Estas me parecen preguntas legítimas.

En una parte tiene razón Arias, y es en que el derrumbe (que sigue en proceso) de nuestro Estado de bienestar, no es responsabilidad exclusiva del PLN, sino que también han tenido mucha influencia el PUSC, la derecha política, una parte del empresariado, los medios hegemónicos de información, así como el mal llamado «consenso» de Washington, que sentó las bases programáticas neoliberales vigentes, que pretenden un Estado mínimo, gendarme de los intereses de los ricos, y un mercado privatizado sin las «trabas» de los derechos de las personas.

 


Pablo Chaverri Chaves
Maestria en Ciencias Cognitivas
Científico Cognitivo.

 

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...