Luis Paulino Vargas Solís: Recorte de la inversión social – poner cara de tonto