Para Constantino Urcuyo el gobierno no tiene Norte

0

Luis Gerardo Hidalgo Lara, Comunicador.

Como pocas se ha visto en la asamblea Legislativa, nuestros diputados conciliaron y dieron el paso para aprobar una reforma fiscal, que no resuelve el problema de fondo, pero que al menos le da un aire al gobierno para enderezar las finanzas públicas.

La preocupación de los costarricenses -y creo generalizada- es ¿para dónde va el país, cual es su rumbo? ¿Qué pasó con las promesas de campaña? ¿dónde está el gobierno de «unidad nacional»?

El gobierno de Carlos Alvarado dentro de dos meses cumplirá su primer año y la insatisfacción demostrada en las encuestas del CIEP-UCR sobre la gestión gubernamental no son nada promisorias.

En esta línea de temas días atrás el analista Constantino Urcuyo nos ofrece varios criterios interesantes acerca de la Administración Alvarado.

Para Urcuyo:

“La lucha por la reforma fiscal concluyó con una victoria gubernamental pero el Presidente se desgastó en el proceso. La tensa situación en torno a los nombramientos en la Cancillería, ministros disfuncionales en puestos importantes y deserciones ministeriales, implicaron una erosión adicional, manifestada en la negativa evaluación de Carlos Alvarado y su administración en las encuestas.”

Adicionalmente, a él le preocupa que el problema fiscal no está resuelto y que se requieren acciones complementarias, lo cual sumaría aún mayor debilitamiento gubernamental.

Para el analista el gobierno no encuentra el norte, teniendo por delante un camino empinado, desaceleración económica y un desempleo que se acentúa:

“…sin que el Gobierno presente planes orgánicos, más allá de afirmar que la confianza recobrada con la reforma fiscal producirá el milagro.”

El llegar a estas conclusiones a tan pocos meses de gobierno y con un apoyo electoral sin precedentes es lamentable. También lo es el no aprovechar bajo una estrategia adecuada las posibilidades de llegar a grandes acuerdos -mas allá del plan fiscal-, con la oposición, en franca mayoría en la Asamblea Legislativa.

El sentido común nos hace pensar en que lo mejor para el país debe estar por sobre intereses partidistas o de sectores de la sociedad. El gobierno tiene la imperiosa obligación de impulsar políticas económicas y sociales que no esperan más, debe apresurar el paso porque sin darnos cuenta, estaremos sumidos en elecciones municipales y posteriormente en la recta hacia la contienda presidencial del 2022, donde Alvarado, como dice muy bien Urcuyo que:

“…todo parece indicar que en la difícil búsqueda de un norte, el Gobierno seguirá perdiendo capital político.”

 

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...