Paul Benavides: La UPAD ¿dónde está el decreto o ley que la deroga?

Penetrar la conciencia, la intimidad, el más allá, lo que debe estar oculto y nadie salvo la persona debe de conocer.

0

Paul Benavides Vílchez, Sociólogo y escritor.

La UPAD es el PAC y el PAC es la UPAD. Es la sombra, el alma de ese partido. Sintetiza su aura y su modus operandi. Bajo una careta democrática se esconde un partido frío en los métodos y en las formas, con un ansia de poder y privilegios tan grande como el establishment político al que canibalizaron y que al final resultó ser su alter ego. Su sí-mismo.

El Decreto Nº 41996-MP-MIDEPLAN creaba  la  Unidad Presidencial  de  Análisis  de  Datos  (UPAD),  adscrita  a  la  Presidencia  de  la  República y en su artículo 7 garantizaba el acceso de ésta Unidad a  “información de carácter confidencial con la que cuenten las instituciones públicas cuando así se requiera”.

Lo que querían con la UPAD no era tener acceso a datos que la CCSS, INEC, IMAS, Ministerio de Economía, Ministerio de Salud, etc podían suministrarle para el diseño de políticas públicas. Andaban detrás de otra cosa, más compleja, casi impenetrable y por tanto más delicada: la vida privadísima e íntima de las personas. Andaban detrás del fuero personal, eso que debe estar blindado a toda injerencia estatal si quiere distinguir a una democracia de un sistema autoritario.

Democracia intervenida, usurpada, tutelada y detectada con minuciosidad china o venezolana. Espionaje del comportamiento más privado del ciudadano para cuadrar el discurso político de un gobierno cada vez más desacertado y abandonado por el pueblo. Minería de las emociones, los gustos y las pasiones humanas para dirigirlas o redirigirlas con fines absolutamente políticos ¿Eso era? Una peligrosa y deleznable «política pública»

El PAC se atrevió a hurgar mediante una norma de menor rango, en un espacio que para el costarricense es sagrado e innegociable, sabidos de que además de inconstitucional era una torpeza.

PODER EJECUTIVO
Decreto No 41996-MP-MIDEPLAN
(…)
CONSIDERANDO:
Que a nivel constitucional se establece el deber y responsabilidad del Estado costarricense de procurar el mayor bienestar de todos los habitantes del país. Además, el artículo 30 de la Constitución Política de Costa Rica consagra el derecho fundamental de acceso a la información pública de la siguiente manera “se garantiza el libre acceso a los departamentos administrativos con propósitos de información sobre asuntos de interés público”. Por lo cual el Estado está obligado a garantizar el ejercicio de ese derecho, según lo estipulado en la carta magna y demás instrumentos internacionales ratificados en la materia.
(…)
Artículo 5o. —Objetivos.
Para lo anterior, la UPAD responde a los siguientes objetivos específicos:
1. Generar productos de información útil derivados del análisis de datos sobre asuntos de interés público, que permitan brindar insumos para fortalecer el proceso de toma de decisiones fundamentado en evidencia del Presidente de la República.
2. Aprovechar la enorme disponibilidad de datos generados por la digitalización y los avances en las tecnologías de la comunicación, así como el avance en las técnicas estadísticas y la ciencia de datos, para utilizarlas en la generación de insumos útiles para mejorar la calidad del proceso decisorio del Despacho Presidencial.
3. Institucionalizar una cultura de análisis y uso de datos para la toma de decisiones de política pública en el Despacho del Presidente de la República, mediante el desarrollo de las capacidades humanas y tecnológicas necesarias para aprovechar las posibilidades de la cuarta revolución industrial para mejorar la gobernanza.
4. Generar acciones y mecanismos mediante la coordinación interinstitucional a efecto de que las dependencias públicas permitan el acceso de información para su respectivo procesamiento y análisis de datos de forma ética, certera, oportuna y segura para brindar insumos útiles al Presidente de la República y du despacho.
5. Propiciar un funcionamiento más integral, ágil, eficiente e inteligente del Despacho del Presidente de la República, a través de prácticas de trabajo con mayor aprovechamiento de los datos y la tecnología en general.
6. Realizar análisis sobre distintos fenómenos de la realidad costarricense que permitan la detección oportuna de problemas y oportunidades para proponer al Presidente de la República alternativas de toma de decisión política más certeras y dirigidas a generar el mayor impacto positivo para el país.
7. Monitorear y evaluar el impacto de las decisiones del Presidente de la República, tomadas sobre la base de las recomendaciones de la UPAD.
(…)

Sin embargo se atrevieron, crearon una oficina y funcionaron durante un tiempo. ¿Qué habrán hecho, hurgado, toqueteado con sus manitas impolutas ?

¿O si no pudieron mediante un decreto, le terminarán comprando los datos a Facebook o Google, de lo que el costarricense come, sueña, odia, padece?

Pero lo más delicado del asunto es que el Decreto Nº 41996-MP-MIDEPLAN que crea la UPAD sigue vigente. ¿Dónde está la norma, sea decreto o ley que lo haya derogado? Esta debería ser una exigencia inmediata al Poder Ejecutivo de toda la ciudadanía.

Penetrar la conciencia, la intimidad, el más allá, lo que debe estar oculto y nadie salvo la persona debe de conocer.  Detrás y debajo de  ese ente adscrito a la Presidencia, es lo que hay si uno esculca: un objetivo manipulador, controlador, perverso y antidemocrático por los cuatro costados.

 

Bajar Decreto No 41996-MP-MIDEPLAN

 

 

 

 

 

 

 

Si le interesa recibir información diariamente:

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...