Lilliana Sánchez: ¿Podremos cumplir la agenda 2030 y que nadie se quede atras?

0

Lilliana Sánchez Bolaños., Politóloga (Msc.).

El pasado 14 de junio de 2021, Jeffrey Sachs y un selecto grupo de especialistas de la Cambridge University Press, publicaron el informe Sustainable Development Report 2021, que contiene los índices de avance en el cumplimiento de la Agenda ODS en 165 países del mundo.

El informe presenta el denominado 2021 SDG Index Score construido como una serie de medias ponderadas de cumplimiento en los indicadores que forma parte de la medición, para cada uno de los diez y siete objetivos de la Agenda 2030, y que permite obtener una calificación entre 0 y 100 puntos, en donde la calificación de 100% implicaría la atención de todos los objetivos de la Agenda.

El país con la calificación más alta reportada para 2021 es Finlandia,  que dispone de 85.9 puntos, dejando en segundo lugar a Suecia con 85.6 puntos; Dinamarca con 84.9 puntos, Alemania con 82.5 puntos y Bélgica con 82.2 puntos, complementan los cinco primeros lugares; entre los países centroamericanos, Costa Rica se ubica en la posición 50 (73.6 puntos),  seguido de Panamá en la 88 (68.0 puntos), El Salvador en la 89 (67.9 puntos), Nicaragua en la 99 (66.3 puntos), Honduras en la 112 (62.8 puntos) y Guatemala en la 121 (59.9 puntos).

Fuente: Cambridge University Press, informe Sustainable Development Report 202.

Los países centroamericanos descuidan los aspectos importantes para centrarse en otros temas como las detenciones de los opositores al régimen en Nicaragua o la corrupción en contratos de infraestructura en Costa Rica, por ejemplo, ante temas como la falta de vacunación para garantizar la vida y el cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible que pasan a un segundo plano y en algunos casos quedan olvidados.

Todos los temas mencionados deben ser atendidos, sin embargo, debe otorgarse a cada uno la importancia que merece y no debe opacarse de forma alguna la atención de los temas relacionados con el bienestar de la población.

Durante los últimos dos años, la situación de la pandemia de Covid-19 ha sido tan importante que significó que parte de los recursos normales y algunos extraordinarios de los Estados fuera destinada a atender la emergencia; pero el resto del gasto y gestión pública debió mantener el horizonte de alcanzar las metas ODS. Sin embargo, en la actualidad no existe evidencia de interés por algunos de los gobiernos de la región por rendir cuentas sobre el uso de los recursos y por supuesto de los resultados alcanzados en beneficio de los pobladores.

Los indicadores analizados en el Informe evidencian que el ritmo de avance para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, Agenda 2030 si se continua la tendencia no se podrían alcanzar ni siquiera en los próximos 50 años. Los impactos sociales y económicos de la pandemia han traído graves efectos por ejemplo en el ODS 8: trabajo decente y crecimiento económico, el ODS 3: y crecimiento económico, el ODS 3 salud y bienestar y en el ODS 4 educación de calidad que serán devastadores.

Los ODS 1: fin de la pobreza y el ODS 10 reducción de las desigualdades, ese retroceso será de varias décadas. En lo que respecta al ODS 16, paz, justicia e instituciones sólidas también tendremos un deterioro debido a los conflictos sociales que surgirán y al debilitamiento de las instituciones en varios países de la región por causa de la crisis social y económica.

Este informe incluye una reflexión sobre los efectos de corto y mediano plazo en cada uno de los 17 Objetivos de la Agenda 2030. Sin embargo la pregunta de: ¿Cuál será el efecto del Covid-19 en los ODS?, está  todavía una abierta y debemos pensar en un equilibrio entre el bienestar social y económico con el medio ambiente como lo indica esa Agenda.

El documento utiliza los colores del semáforo, así el color verde denota el alcance total del objetivo; el amarillo, rezagos moderados; el naranja, rezagos significativos y el rojo, rezagos críticos.   En la evaluación, Costa Rica y Panamá presentan únicamente un objetivo en color verde,  siendo el relacionado con el suministro de energía eléctrica en términos asequibles y no contaminantes; El Salvador, Honduras y Nicaragua reportan como objetivo alcanzado el tema relacionado con la adopción de medidas para combatir el cambio climático; mientras que Guatemala reporta dos objetivos en color verde siendo éstos los relacionados con la creación de modalidades de consumo y producción sostenible, y los temas de protección contra el cambio climático.

En sentido contrario, Costa Rica presenta cinco indicadores en color rojo, destacando la falta de cumplimiento en los temas relacionados con el objetivo de hambre cero, la reducción de desigualdades y la construcción de una sociedad en paz, justicia e instituciones sólidas.

El Salvador reporta seis indicadores en rojo, destacando la falta de avances en los objetivos de hambre cero, la disponibilidad de un sistema universal de salud, la reducción de desigualdades y la falta de una sociedad en paz, con justicia e instituciones sólidas. Guatemala por su parte, reporta diez indicadores en rojo (de 17 indicadores); Honduras y Nicaragua con ocho indicadores en rojo; y Panamá con siete indicadores en rojo.

Centroamérica: grado de avance en el cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

En toda la región centroamericana se califica con color rojo el objetivo de hambre cero, se notan pocos esfuerzos para combatir la pobreza extrema, la miseria, la desnutrición infantil y el retraso en el crecimiento de los niños, entre otros aspectos.

El tema de la reducción de desigualdades, presenta color rojo en todos los países de la región, mostrando la prevalencia de altos índices de concentración de ingresos y de la riqueza, especialmente en los aspectos medidos por los Índices de Gini y de Palma.  Los objetivos de protección a la vida submarina, y el muy importante referente a la construcción de sociedades con paz, justicia e instituciones sólidas se observan profundamente deteriorados. En este este último objetivo se destacan los pocos avances en temas como la alta tasa de homicidios, así como los altos niveles de corrupción.

Preocupante es el objetivo relacionado con la universalización de los servicios de salud el que aparece con color rojo en cuatro de los seis países de la región.

Los gobiernos centroamericanos señalan que la falta de cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, Agenda 2030, es que los países no disponen de suficientes recursos para atenderlos. Sin embargo, hay pocos esfuerzos por parte de esos gobiernos en cuanto a temas tales como el combate a la evasión tributaria, al contrabando y a la defraudación, así como en la reducción efectiva de la corrupción y la falta de efectividad de gasto. Se deben dar pasos concretos para movilizar recursos y así atender apropiadamente los compromisos con su población.  

El esfuerzo de mejorar el bienestar de los habitantes de la región centroamericana no debe de ser descuidado. Los Estados deben retomar la planificación y la ejecución de las acciones para cumplir con la Agenda 2030, por supuesto atendiendo los elementos coyunturales, pero sin descuidar lo realmente importante que es construir sociedades desarrolladas, con bienestar, con paz, con seguridad y con futuro.

La manera cómo afrontemos este nuevo reto dependerá en buena medida de los liderazgos políticos para recuperar la economía teniendo el desarrollo sostenible como su principal prioridad. El desafío de la humanidad es consolidar el crecimiento económico, disminuir las desigualdades y atender la crisis ambiental global. No podemos renunciar a ninguno de ellos ya que de su cumplimiento depende que “Nadie se quede atrás”.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box