Protectores faciales “made in Cartago”

Protectores “made in Cartago” llegan a todo el país y Nicaragua. Negocio familiar se reinventa para enfrentar la crisis del coronavirus.

0

José Ricardo Carballo Villalobos, Periodista Codirector

De un pequeño negocio de serigrafía a productor y distribuidor nacional de protectores faciales.

Ese fue el salto que tuvo que dar la pequeña empresa familiar de Juan Carlos Villavicencio, joven emprendedor cartaginés, que, desde el inicio de la pandemia en Costa Rica, se ha encargado de la confección y venta de protectores y mascarillas antifluidos lavables.

“Nacimos en el 2018 y dos años después nos transformamos en tienda virtual, recientemente, a raíz del coronavirus y en vista de la gravedad del asunto, me di a la tarea de investigar un poco y fue así como surge la idea”, comenta Juan Carlos, quien representa un claro ejemplo de reinvención en tiempos de crisis.

Tanto ha sido su éxito que sus accesorios de protección han llegado a todo el país e incluso a Nicaragua. Hasta la fecha han comercializado más de 1550 protectores y más de 1200 mascarillas reutilizables con filtro, que envían a través del servicio de mensajería, o bien, Correos de Costa Rica.

“Las ventas gracias a Dios han estado bastante bien y la satisfacción de los clientes hace que nos recomienden, no solo a personas, sino también a empresas y asociaciones”, agrega.

Por el tipo de producto, el proceso de elaboración es de sumo cuidado, siempre procurando garantizar confort y protección, tanto en el ambiente familiar como laboral.

Elaborados con materiales como acetato, fond, espuma, entre otros, los protectores no solo son de excelente calidad, sino que son sumamente cómodos y livianos, lo que hace que las personas ni sientan que los andan puestos.

“Además, a la gente le gusta que tienen un lindo acabado y que las entregas, en la mayoría de casos, son casi de inmediato”.

Ofrecen protectores de diferente tamaño (para adultos o niños) y ya están empezando a personalizar diseños a solicitud de empresas e instituciones.

Cada unidad tiene un precio que no supera los 3.000 colones, mientras que la mascarilla vale 1600 colones y se pueden pagar contra entrega o mediante transferencia electrónica.

“Es lindo saber que nuestro trabajo es para proteger a las personas del covid-19 y eso nos llena, ya que muchos de nuestros clientes nos agradecen y nos dicen que les ha sido de suma utilidad. Nos hace sentir bien que la gente valore nuestro esfuerzo y dedicación”.

En Servicios Villa, aparte de servicios de serigrafía y protectores faciales, también fabrican y venden esculturas en cerámica para la decoración de hogares u oficinas.

¡Contáctelos y apoye a los emprendedores locales!

Si usted está interesado en adquirir mascarillas o protectores, puede escribirles al correo electrónico juankvir@gmail.com o al teléfono: 8954-5029

 

 


COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...