Guillermo Zúñiga, Mayo 2017.   Muchas personas, incluidos algunos colegas, me han preguntado sobre lo que está pasando con el dólar en estos días. ¿Cómo andará la cosa, si hasta entre  colegas surgen dudas? Para peores el Banco Central no ha sido del todo claro.

PRIMER COMUNICADO. El lunes de esta semana el Banco Central publicó  un comunicado que, a mi juicio,  contenía contradicciones y más bien generaba dudas. Por una parte decía que “… el mercado cambiario costarricense presenta una menor disponibilidad neta de divisas desde finales de 2015, comportamiento acentuado en el presente mes”. Pero si desde el 2015 ha bajado la disponibilidad de divisas, ¿por qué en el  2017 se acelera la devaluación? ¿Y en particular en este mes de mayo?

El Banco además insistía en que “En la actual coyuntura no se observan desalineamientos en el tipo de cambio real con respecto a las variables económicas y financieras que lo determinan”. En otras palabras, hay “normalidad” en las variables económicas, no hay cambios en los hechos fundamentales que fijan el tipo de cambio. Pero ya había dicho que la menor disponibilidad de divisas “… se ha acentuado este mes”. Entonces, ¿qué ha pasado en mayo para que el dólar haya subido arriba de los 600 colones?

La contradicción es esa: por un lado habla que los hechos económicos  fundamentales no han cambiado, no están “desalineados”, pero por otro lado reconoce que la devaluación se aceleró en mayo. Algo no coincide.

El Banco no lo dice pero hay dos aspectos que están gravitando: Primero. Es un asunto de expectativas negativas respecto al colón: los que pueden ahorrar se están moviendo a guardar su plata en dólares. Esta es una mala señal, pues revela que  se empieza a perder confianza en el colón. Y segundo, pienso que hay especulación.

El Banco también daba a entender que por disponibilidad de reservas no teníamos que preocuparnos. Decía “Debe recordarse que, de manera precautoria, el Banco Central fortaleció el blindaje financiero del país. En caso de requerirse puede disponer en el muy corto plazo, por ejemplo, de créditos con el Fondo Latinoamericano de Reservas hasta por EUA$1.000 millones”. Como que la declaración no funcionó pues la  respuesta fue que el tipo de cambio llegó en las ventanillas de algunos bancos  a más de 600 colones.

SEGUNDO COMUNICADO. Este jueves,  el Banco comunicó que ponía a disposición del mercado, la suma de US$1.000 millones. En sus palabras: “Para realizar las intervenciones entre días el Banco Central dispone el uso de hasta mil millones de dólares estadounidenses (EUA$1.000 millones)”. Y durante la conferencia de prensa insistieron en que si es necesario poner otros US$1.000 millones puede hacer uso de créditos con el Fondo Latinoamericano de Reservas. Con eso cortó la tendencia al alza, y el tipo de cambio se redujo entre 6 y 8 colones en un día.

PREGUNTAS. Para poder tener una noción más clara de lo que puede suceder, sobre todo en el corto plazo, es necesario que el Banco nos aclare algunas cosas.

  1. La contradicción señalada: ¿cómo andan los fundamentales? ¿Se están reflejando en la tendencia de largo plazo?
  2. ¿O es que hay algunos “jugadores grandes” que están moviendo el corto plazo? Repito que de mi parte no descarto que haya un fenómeno especulativo, sobre todo en un mercado tan pequeño como el nuestro.
  3. ¿Hasta dónde está el Banco dispuesto a intervenir? ¿Cuántos dólares está dispuesto a “quemar” para  “evitar fluctuaciones violentas”? Por ahora ya apostó por $2.000 millones.  Esto nos lleva directo al tema de las reglas de intervención.
  4. ¿Qué porcentaje de las reservas, que por cierto son altas, corresponden a capital de corto plazo? ¿Cuánto puede catalogarse como “capital golondrina”?
  5. ¿Con qué otras medidas de política monetaria va a acompañar esta intervención? Al menos, el Banco va a tener que subir  las tasas de interés.

CONCLUYO. Hizo bien el Banco actuando el jueves. Pero nos debe otras explicaciones. Hacen bien las autoridades monetarias en ir a la Asamblea Legislativa a explicar éstas y otras dudas. Permitirá que todos compartamos información relevante. Dará confianza. Un buen ejercicio de transparencia.

Guillermo E. Zúñiga Chaves
Académico, Ex Ministro de Hacienda y Ex Diputado
http://notasaltema.blogspot.com/
27/05/2017

Avatar

Por Guillermo Zúñiga

El autor es Académico, economista, consultor, Ex Ministro de Hacienda y Ex Diputado