¿Qué tanto sabe facebook acerca de mi?

Acerca del reciente escándalo de facebook y Cambrige Analitycs

0

Arturo Garro.

La respuesta, a partir de las recientes revelaciones del escándalo de Cambrige Analytics puede ser sencilla y aterradora: Todo.

Facebook es tratado como un amigo muy íntimo al que le contamos absolutamente todo acerca de nosotros: Nuestra edad, nuestro color de ojos, las cosas que nos gustan, nuestros pasatiempos, lo que nos alegra, lo que nos atemoriza, nuestras relaciones personales. Absolutamente todo lo que pasa en nuestras vidas es compartido en esa red social.

Ahora bien, usted podría alegar que quizá usted no compartió el viaje que hizo a la montaña, pero sus amigos lo etiquetaron y comentó acerca de algún detalle del paseo. Eso es suficiente para que procesos de minería de datos encuentren la relación entre usted y ese paseo. Quizá diga: Yo no comparto mi situación sentimental, pero su pareja o ex-pareja si, incluso sus amigos al decir cosas como «Qué lindos se ven juntos». A partir de esos datos cruzados es posible saber si usted está en una relación o no. Entonces, aun no «haciendo nada» es posible que facebook recoja datos acerca de usted.

Perfilado psicológico a partir de datos sociales

Y no se necesitan muchos datos de facebook para hacer un análisis exhaustivo de su personalidad y sus intereses. Un estudio del Proceedings of the National Academy of Science del 2013, tomó 58,466 perfiles de facebook de personas que quisieron participar en el estudio. Solamente con los datos de la biografía y los likes de sus intereses, formaron un perfil de las personas, para predecir su orientación política, aspectos de su personalidad calcular su IQ y su «satisfacción con la vida», entre otros detalles.

En los casos estudiados, el porcentaje de aciertos iba desde un 82% a un 95%. El estudio comprueba que se puede extraer información que consideramos privada, a partir de unos pocos datos. Un simple like a una página de «Hello Kitty» o de «Esposas Desesperadas» puede definir su orientación sexual y su apertura de pensamiento en ciertos temas.

Estos datos de perfilado psicológico, pueden ser explotados para orientar estrategias de campañas publicitarias, de publicaciones de noticias, de memes o de noticias falsas (fakenews) para hacer que las personas cambien sus opiniones y acciones a lo que se quiera. Con esos datos en la mano, con otras herramientas estadísticas y sistemas de simulación, se pueden recrear posibles escenarios y hacer análisis predictivos de lo que haría un grupo de personas ante ciertas informaciones.

Como explicaba Christopher Wylie, el cerebro detrás de Cambrige Analytics, es posible determinar qué harían grupos de personas ante noticias falsas como que el gobierno iría por las armas a las casas, o que Obama estaba desplegando tropas en Texas porque no quería entregar el poder. Soltaban ese tipo de noticias falsas y luego afirmaban que si no salían en CNN, era porque las grandes cadenas noticiosas escondiendo la verdad al público.

La industria de los datos

Y alrededor de estos datos hay toda una industria especializada en capturar, mantener y vender esta información. Se calcula que solo en Estados Unidos hay más de 4 mil empresas que tienen información acerca de las personas, colectada a partir de redes sociales, tarjetas de información o suscripciones. Empresas como towerd@ta que se calcula tiene el 80% de los correos electrónicos de los estadounidenses. Equifax tiene información de los estados de cuenta y atrasos de los pagos de cientos de millones de empleados de Estados Unidos.

Esta industria de datos facturó 150 mil millones de dólares en 2012, más del doble del presupuesto de servicios de inteligencia de los Estados Unidos. Y los datos son vendidos por cantidades que podrían sonar ridículas. Por ejemplo, una base de datos de pacientes de anorexia, abuso de drogas o depresión se puede comprar por 75 dólares. Y estos datos se mantienen, aun sin el consentimiento de las personas. Solamente el 43% de las empresas permiten que alguien salga de esas bases de datos de manera gratuita. Hay empresas cobran hasta 99 dólares al año para mantener esos datos privados.

Estamos en una era digitalizada, y cada vez hay más y más información acerca de nosotros en muchas partes, pero también nuestra vida ser es cada vez más dependiente de las herramientas tecnológicas para poder cumplir ciertas tareas. No podría imaginar cómo sería poder terminar una tesis sin Google, incluso escribir este artículo sería muy difícil sin el acceso a internet.

Mucha de nuestra vida social gira alrededor de las redes sociales y nos acerca mucho a las personas. La clave no sería salir de las redes sociales o cerrar la cuenta de facebook. La clave está en poder discriminar y estar atentos, para poder identificar aquellas cosas que están tratando de manipularnos. Es casi como tomar la pastilla roja o la azul, para salir de la Matrix.

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...