Rafa Fernández, el encantador de sueños

Deja un gran legado artístico

0

María Enriqueta Guardia Yglesias.

Rafa Fernández, el encantador de sueños, creador de pinturas en donde la magia se hace presente para descubrir personajes que se mueven en un mundo onírico, se ha introducido en éste y ha dejado el mundo terrenal hoy 9 de setiembre.

Se formó en la Casa del Artista fundada por Olga Espinach, en la Escuela de Bellas Artes de Nicaragua y finalmente en el Círculo de Bellas Artes en Madrid.

Al ser uno de los artistas que disfrutó de una beca de Artes y Letras, se puso en contacto con el ambiente artístico europeo desde su primera etapa como pintor. En los años 80 Rafa Fernández fue nombrado como promotor cultural del Ministerio de Cultura. Expuso innumerables veces en el país y en el exterior, fue un artista muy laureado y su obra está en muy importantes colecciones.

Perteneció al movimiento de la nueva figuración costarricense. Alrededor de los años 60 pinta con cierto grado de abstraccionismo con una tendencia onírica de donde con una paleta restringida en el color, emergen seres intensos y exóticos. A finales de esa década empiezan a surgir en su obra personajes mágicos con un lenguaje simbólico muy personal.  A partir de entonces utilizó una paleta rica en colores, texturas y formas que se pueden catalogar como realistas y por lo mismo el espectador dialoga con ellas de manera espontánea. Con un dibujo siempre impecable, conocedor de las diversas técnicas y de los secretos de la composición logra pinturas de gran riqueza plástica y factura impecable.

“Abrid más ese hueco:
¿No veis que allí no cabe lo que ha sido mi vida?
Abrid más esa tierra,
tal vez allí me llegue más la compañía de un eco…
¿No veís que es muy pequeño?”

 Max Jiménez

María E. Guardia Yglesias
Académica, Curadora e investigadora del arte costarricense
maria.guardia@ucr.ac.cr

Comentarios

Cargando...