Recorriendo el 2018 (I parte)

0

Carlos Araya Guillén, Filósofo (Dr.).

El año 2018 se distinguió por una serie de acontecimientos importantes en la vida nacional  en el campo social, económico, religioso, deportivo, cultural  y político.

La auscultación de cada uno de ellos implica un análisis  crítico profundo para evidenciar las huellas significativas de su presencia en las distintas coyunturas de nuestro devenir costarricense, que por cierto, se está modificando  de manera turbulenta y sin un claro  y orientado norte.

A nuestro juicio son los siguientes hechos: Las elecciones presidenciales,  la huelga nacional de los trabajadores contra el combo fiscal, la división del partido evangélico  Restauración Nacional,  la politización de la sala IV, el  escándalo de la cancillería, la publicación del nombre de los evasores,  el aumento de la violencia en todas sus formas,  el cementazo  y sus protagonistas.

Por lo anterior y por razones de espacio vamos a señalar en este primer artículo  los tres primeros  y en un segundo las cuatro restantes.

  1. LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES DE FEBRERO.

PLN Y PUSC no pasan a la segunda ronda.  La primera la gana Restauración Nacional (Fabricio Alvarado) y le sigue el PAC  (Carlos Alvarado).  El PIN (Juan Diego Castro) obtiene una significativa votación. El PRSC con el Dr. Rodolfo Hernández  llega a 106.444 votos. El ML desaparece y los partidos pequeños no logran superar el 1% de la votación para presidente.

La segunda ronda la gana el PAC manipulando el sentimiento de respeto que sentimos los costarricenses por la Virgen de los Ángeles.  El excandidato presidencial don Rodolfo Piza  y su grupo respalda a don Carlos Alvarado y logra importantes puestos para sus amigos en el gobierno Pacista  con la condición de defender el ideario oficialista y guardar silencio ante los atropellos y errores del Ejecutivo.

El  candidato  Fabricio Alvarado logra 829.000 votos para una 39.3% del total de sufragios válidos y ocupa  la segunda posición.

Lo anterior significa que los evangélicos, por primera vez,  apoyan masivamente a su candidato  de fe cristiana. Tal decisión muestra  que de ahora en adelante tienen  un importante voto cautivo y un líder carismático al frente encarnado en el Partido Nueva República con ocho diputados en la Asamblea Legislativa.

Esta segunda votación celebrada el domingo 1 de Abril es un ejemplo inmejorable de un futuro  enfrentamiento  en la acción electoral entre los valores inherentes a la doctrina del humanismo cristiano y las severas corrientes materialistas  que argumentan, más que la referencia positivista,  la ausencia de principios espirituales  propios de la idiosincrasia de la familia costarricense.

  1. LA HUELGA NACIONAL DE TRABAJADORES CONTRA EL COMBO FISCAL.

La lucha de los trabajadores contra el proyecto 20.580  fue intensa, crítica y valiente a pesar de la campaña sañuda de los medios de comunicación (La nación, Canal 7 y otros) contra la huelga  de los “cuatro gatos” que, como se sabe, fue apoyada por más de un millón de personas protestando en las calles de San José y en otros lugares de nuestro país.

La huelga duró 89 días y no fueron escuchadas las petitorias populares. La  mayoría de los diputados  (PLN-PAC-PUSC)  aprobaron los impuestos por el camino  simple de 34 votos sin llegar a los 38 que exigía la Corte Suprema de Justicia.

Sin embargo,  los trabajadores, encabezados por los docentes del magisterio nacional (ANDE,APSE Y SEC) lograron importantes éxitos.  A) Demostrar que el Plan Fiscal favorecía a los ricos y perjudicaba a los más pobres comenzando por el impuesto a la canasta básica.  B) La unión sindical es sustantiva en la lucha de los trabajadores. B) Evidenciar la  politización de la Sala IV mediatizada, en esta oportunidad, por los intereses de gobierno.  C)  Denunciar que el Combo Fiscal no era justo, equitativo y solidario.  D) Testimoniar la conciencia  social de los maestros y profesores (de los trabajadores en general) comprometida con el bien común  y el pueblo costarricense. D) Descubrir ante la opinión pública la  lista de Evasores. E) Exhibir a los partidos tradicionales  su adhesión ideológica a  un conservadurismo neoliberal.  F) Desnudar la ética de los grupos de poder y sus ambiciones políticas y económicas. G) Lograr una factura de apoyo electoral  en las elecciones municipales y en las nacionales del 2020 a los partidos tradicionales. H) Cuestionar la credibilidad  del Gobierno  en torno a su prédica ética, social, educativa y económica,

  1. LA DIVISIÓN DEL PARTIDO EVANGÉLICO RESTAURACIÓN NACIONAL

Por primera vez los evangélicos lograr multiplicar su presencia en el  Congreso.  Eligen 14 diputados en todo el país. La segunda fracción parlamentaria más grande después del Partido Liberación Nacional que obtiene 17 diputados.

Para presidente los evangélicos logran de manera inusitada  abandonar  su  permanente 1%  en las elecciones nacionales y ganan la primera ronda con un 24.99% (538.502 votos), encabezados por un joven candidato  y exdiputado Fabricio Alvarado líder carismástico,  predicador y de buena figura política.

Sin embargo,  así como sumaron votos en una campaña, tiempo después,  se dividieron en el seno de la Asamblea Legislativa  (8 diputados con Fabricio y 6 con Avendaño).

Consecuente con su conciencia Fabricio funda un nuevo partido evangélico (Nueva República/RN) y se entrega de lleno a a trabajar por su crecimiento y consolidación.  Se calcula que en nuestros días el  voto cautivo de los cristianos (como los llama la prensa) y a favor de NR es de 375 mil electores.  Mientras que se prevé (no se dice prevee) que Restauración Nacional, a pesar de sus seis  diputados,  no va a pasar de su habitual  1%. A pesar de contar con una enorme deuda política de casi 12 millones de dólares. No olvidemos que en 1978  el fracaso de don Guillermo Villalobos Arce  cuando su partido se divide  y  a pesar de contar con una enorme deuda política y casi 15 diputados no superó el 1% de la votación presidencial.  Los que se marchan de la Unificación fundan el partido Republicano Calderonista (PRC)  y  encabezado por don Rafael Ángel Calderón y participan en una coalición que  lleva  a la presidencia a don Rodrigo Carazo Odio (1978.1982)

Sin lugar a dudas, los evangélicos de ahora en adelante  serán  determinante en las elecciones  municipales del 2020 y en las presidenciales del 2020, siempre y cuando construyan un movimiento democrático,  progresista y sin fanatismos religiosos  donde la fe sea una opción política y no una confesionalidad.

Sigue próximo artículo…

 

Carlos Araya Guillén
Educador, político y filósofo costarricense, dirigente del Partido Unidad Social Cristiana, ha sido Diputado y Embajador.

 

También le puede interesar:

Comentarios

Cargando...