Reforma fiscal: Trampas retóricas y posiciones suicidas

Condicionar el apoyo a la reforma fiscal a esos cambios de fondo es, en el mejor de los casos, una trampa retórica, y en el peor una posición suicida.

0

Carlos Francisco Echeverría.

Hay quienes creen, o pretenden hacernos creer, que el Presidente de la República puede eliminar de un plumazo los salarios y las pensiones de lujo. Lo más asombroso es que entre ellos haya abogados, que saben perfectamente que en nuestro régimen de derecho eso es imposible.

Tanto los salarios como las pensiones son resultado de contratos entre partes, que no se pueden violentar sin socavar el sistema de compromisos recíprocos en que se basa la vida civilizada. Lo que sí se puede hacer es ponerles altos impuestos, como ya se hizo con las pensiones de lujo, y como se propone hacer con los altos salarios en la reforma fiscal. Además se puede congelar o limitar su crecimiento, como también se hizo con los salarios de los jerarcas del Poder Ejecutivo, y restringir los “pluses”, tal como lo plantea la misma reforma fiscal.

Eso, en cuanto a la gente que ya está trabajando o pensionada con cargo al Estado. En lo que se refiere a nuevas contrataciones, por supuesto que hay que hacer cambios mucho más radicales, porque allí sí se puede. Hay que ir a un régimen de salario único (igual paga por igual trabajo) y a un solo sistema de pensiones, que es el de la CCSS, según lo dispone la Constitución. Acabar con los “pluses” automáticos y con todas las gollerías que nos tienen al borde de la ruina.

Pero los efectos fiscales de esas medidas serán a largo plazo, mientras que el abismo económico lo tenemos a la vuelta de la esquina. Condicionar el apoyo a la reforma fiscal a esos cambios de fondo es, en el mejor de los casos, una trampa retórica, y en el peor una posición suicida.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box