Robo de impuestos:  Grandes empresas que declaran pérdidas y/o cero ganancias

2

Albino Vargas Barrantes, Sindicalista. 

Se espera para este próximo miércoles 5 de diciembre, la publicación del listado de empresas privadas-grandes contribuyentes que en los últimos años han venido reportando al Ministerio de Hacienda-Tributación, cero ganancias y/o pérdidas. Una especie de asalto legalizado a las finanzas públicas.

La ciudadanía honesta de este país, la que sí paga sus impuestos de ley, especialmente la clase trabajadora pública y privada, ha venido celebrando esta histórica decisión de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia; tribunal que acogió un recurso interpuesto por los ciudadanos don Jorge Vizcaíno Porras y Lía Sánchez Agüero, integrantes activos de una organización cívica que invoca el poder del soberano-pueblo en cuanto a la definición de las grandes líneas de la política del país.

No hay duda de que estamos de cara a un acontecimiento político que gran relieve. Por eso debemos sacarlo el mayor provecho, dando a conocer por todos los medios a nuestro alcance ese listado.

Además, tenemos la posibilidad de impulsar diversas acciones de sensibilización a las personas consumidoras que acuden a esas empresas a comprar los artículos-servicios que producen y/o venden, de forma que las evidenciemos al máximo para avergonzarlas y para cuestionarles su “ética corporativa”.

A lo mejor, en algunos casos podría pensarse en boicot de compras, deliberada y responsablemente promocionado, considerando que el grave problema fiscal del país tiene en el robo de impuestos una enorme base de sustentación.

Adicionalmente, será de igual relevancia conocer los nombres de las firmas-empresas que llevan la contabilidad de esas grandes corporaciones que declaran cero ganancias y/o pérdidas, por cuanto es de suponer que esa categoría de grandes contribuyentes que les otorga el Ministerio de Hacienda, nos lleva a estimar que sus contabilidades deben ser llevadas por firmas de prestigio en el campo contable. Sin duda alguna con tales datos en manos ciudadanas, nos podríamos llevar grandes sorpresas con presuntas reputaciones públicas de gran solvencia ética y moral que no lo serían tanto.

En esto del robo de impuestos, también queremos resaltar la más reciente acción impulsada por el señor diputado don José María Villalta Florez-Estrada, al acudir al mismo tribunal constitucional para que la cartera ministerial de Hacienda dé el listado-nombre de aquellas empresas y corporaciones que se han de beneficiar con la escandalosa y vulgar disposición de amnistía tributaria contenida en el detestado proyecto de ley 20.580, el combo fiscal.

La Sala IV no tendrá más opción que resolver en concordancia con lo que al respecto definió en el caso de las grandes corporaciones que declaran pérdidas y/o cero ganancias, por lo cual será de extraordinario interés ciudadano conocer, también, este tipo de favorecimiento tributario a gran escala para el alto corporativismo empresarial del país; gran afortunado éste, por cierto, de las políticas que viene adoptando la tríada gobiernista PLUSC-PAC.

Al igual que en el caso anterior, enorme interés de nuestra parte por conocer este segundo listado en la categoría de robo de impuestos en todas sus manifestaciones, con ropaje legal o sin él.

Cuando lo tengamos, será de enorme valía para la lucha popular que ha de enfrentar nuevos episodios de agresión neoliberal en contra del pueblo trabajador, pues se convertirán en nuevas banderas de lucha en el marco de la confrontación de clases que ha provocado el combo fiscal y los sectores dominantes que le han impulsado.

En este caso de la iniciativa cívica y popular que representa esta ya larga jornada a favor de una verdadera transformación tributaria estructural, conviene impulsar una nueva acción ante la Sala IV: urge saber la lista de contribuyentes morosos con la administración tributaria del país y cuyos expedientes pendientes de cobro se perdieron en el Ministerio de Hacienda.

Según datos de prensa del año pasado 2017, al menos unos 7 mil expedientes se habrían “extraviado”, generándose así uno de los más escandalosos episodios de fraude fiscal ocurridos en los últimos tiempos.

No se puede negar que conocer el nombre de las personas y/o empresa en tal caso, de expediente de cobro judicial “extraviado”, nos llenará de enormes sorpresas.

Al ser Costa Rica un país con una defraudación fiscal monstruosa, teniendo nuestra nación una estructura tributaria radicalmente injusta, que en estos tres aspectos del robo de impuestos pudiera el pueblo conocer las personas-empresas ladronas de impuestos, debemos considerarlo un avance en esta fuerte y desigual cruzada cívica que se ha venido sosteniendo contra el injusto paquetazo de impuestos neoliberal, expediente legislativo 20.580, el del fallo constitucional del compadre hablado.

Que sepamos cuáles son esas empresas-grandes contribuyentes que han venido declarando pérdidas o cero ganancias; que podamos conocer los nombres de las entidades corporativas de negocios beneficiadas con la amnistía tributaria que concede el repudiado combo fiscal; y, que tengamos a manos las identidades de los expedientes de cobro administrativo tributario “extraviados” en el Ministerio de Hacienda, representan nuevas banderas de lucha para levantar en contra del corrupto sistema político-económico de la gestión hegemónica que todavía nos sigue gobernando.

El autor es sindicalista y secretario  general de la ANEP.

 

 

Comentarios

Cargando...