Rodrigo Arias Sánchez: Carta a la Presidenta de la CCSS

Rodrigo Arias Sánchez, Abogado, Ex Ministro de la Presidencia.

San José, 05 de febrero de 2024

Señora
María Martha Esquivel Rodríguez
Presidenta Ejecutiva
Caja Costarricense de Seguro Social
S.D.
ASUNTO: respuesta a oficio PE-0274-2024

Estimada señora:

Reciba un cordial saludo. Acuso recibo de su oficio PE-0274-2024 del 26 de enero de los corrientes, mediante el cual plantea una serie de consideraciones en relación con la seguridad que se brinda a los comparecientes a las sesiones convocadas por la Asamblea Legislativa, específicamente en razón de lo acaecido el día 25 de enero del 2024, después de su comparecencia ante la Comisión de Ingreso y Gasto Público.

Al respecto, me permito indicarle que esta Presidencia tiene el firme compromiso de resguardar la integridad física y la seguridad no sólo de los visitantes, sino de todos aquellos colaboradores y colaboradoras que prestan servicio en la institución. Por consiguiente, le aseguro que durante sus comparecencias tendrá garantizada su seguridad de conformidad con los reglamentos y protocolos adoptados por esta Asamblea Legislativa.

Así mismo, le he solicitado a la Administración, en particular al Departamento de Seguridad, así como al Departamento de Relaciones Públicas, Prensa y Protocolo, el realizar una investigación sobre lo acontecido y brindar un informe, cada uno en el marco de sus competencias.

No obstante, con el mayor de los respetos, me permito indicarle que no puedo aceptar su aseveración cuando dice: “si no se garantiza la protección de mi integridad física, deberé abstenerme de asistir a futuras convocatorias de los diputados y diputadas”.

Debo recordar que la división de Poderes establecida en nuestra Constitución Política le establece como una atribución a esta Asamblea Legislativa el control político sobre todas las actuaciones de los órganos y funcionarios del Estado.

Con respecto a esa función de control político, el deber de asistir a las comparecencias tiene además rango constitucional, según lo dispuesto en el inciso 23 del artículo 121 de nuestra Carta Magna, que, en lo que interesa, dispone que las Comisiones “Podrán recibir toda clase de pruebas y hacer comparecer ante sí a cualquier persona, con el objeto de interrogarla”

Esa obligación de asistencia está también desarrollada en el artículo 112 del Reglamento de la Asamblea Legislativa, que dice así:

ARTÍCULO 112.- Requerimiento de funcionarios y particulares

Corresponde al Presidente de la Comisión, previa moción aprobada al efecto, requerir la presencia de aquellos funcionarios y particulares cuya comparecencia en la comisión se considere necesaria para la decisión del asunto que se discute, con el propósito de que sean interrogados por los diputados.

Toda persona deberá asistir al ser convocada, salvo justa causa, y, en caso de renuencia, será conducida por la Fuerza Pública. La persona citada podrá asistir acompañada de un abogado, y negarse a declarar en los casos en que así la faculte la Constitución o la ley, y cuando se trate de asuntos diplomáticos, jurisdiccionales o militares pendientes. (…)

Así las cosas, es un deber constitucional de cualquier persona, especialmente si es funcionario público, acudir al llamado que le haga una comisión legislativa y, en caso de que la persona llamada a comparecer se negare a hacerlo, deberá hacerse responsable de sus actos, con las consecuencias que ello genere, según lo dispuesto en el artículo 112 citado.

Como lo dije al inicio de esta misiva, le garantizo su seguridad en las comparecencias que se programen de conformidad con los protocolos y reglamentos de esta Asamblea Legislativa, para que se pueda dar debido cumplimiento a estas obligaciones constitucionales, en el marco del respeto que debe prevalecer en este tipo de audiencias.

Atentamente,
Rodrigo Arias Sánchez
Presidente

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...