Rodrigo Madrigal: el estudiante de París que hoy nos deleita con sus memorias

Presentación en La Casa de América Latina, Francia

0

Anauim Valerín Pérez. París bella, seductora y majestuosa. Cada tercermundista que tocaba las seducciones de la ciudad caía en grabes alucinaciones. Rodrigo Madrigal, no se quedó atrás y con relatos de los años 60, recuerda con crítica, nostalgia y grandes dosis de humor esa época que marcó su vida.

En esta ocasión, escribe un libro que nació en medio de situaciones personales, le llevó alrededor de tres años. La última edición, tiene un gran esfuerzo familiar, con fotografías de su hijo Mauricio Madrigal, para embellecer la obra y Enriqueta Guardia, su esposa, tomó el papel de editora.

Rodrigo Madrigal junto con Enriqueta Guardia y la Dra. María Pérez Yglesias, filóloga, exvice-rectora de Acción Social de la Universidad de Costa Rica (UCR), viajaron hasta Francia, para presentar su última edición en La Casa de América Latina, organizado por la Embajada de Costa Rica en Francia, cuyo representante diplomático es Gabriel Macaya.

EL CREADOR

Rodrigo Madrigal Montealegre, es un intelectual costarricense. Humanista, politólogo, periodista, escritor, profesor universitario, columnista, viceministro de cultura, fundador y profesor emérito de la Escuela de Ciencias Políticas de la UCR así como del Colegio de Profesionales en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales. Llegó hasta París para realizar estudios en Sciences po Paris y en el Institut des Hautes Etudes de l’Amérique latine (Paris Sorbonne).

Desde la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad de Costa Rica, participó en la formación de distinguidos politólogos, que han desempeñado importantes papeles en la vida nacional.

Es un apasionado de la literatura, envuelto por la polémica, ha desarrollado un gran trabajo como analista de medios de opinión y disfruta ser el destructor que desenmascara en forma seria, objetiva, hasta amena la demagogia y manipulación.

Mascarada Parisina, nace para contar las aventuras, experiencias y encontrarse con personajes que gratificaron su intenso amor por la vida. Es un homenaje al país que lo acogió con hospitalidad y le brindó el más valioso tesoro, el intelectual.

LOS RELATOS DEL PARÍS EN RODRIGO MADRIGAL

Una obra seductora, no deja que protesten los bostezos, ya que lo transportan a vivir en, La Gusanera, como relata en una de sus mundologías.

Tímidos, sin saber qué hay en cada aventura parisina, pero atentos, en medio de la postguerra, en un periodo de reconstrucción, se logró captar un regocijo de sabiduría, humor, amor en medio de las tinieblas.

“El hecho de haber tenido la oportunidad de acogerme a la hospitalidad de Francia, de compartir con estudiantes, el mejor tesoro que tiene Francia, que su cultura es un hecho de vital importancia, yo tuve la suerte de irme todo lo que correspondiera vivir allá, en una época muy rica de grandes centros de controversia de grandes figuras ideológicas, de grandes polémicas. Y eso desde luego uno lo agradece y lo aprecia”, recuerda Rodrigo Madrigal.

 Una época que vivió entre grandes discusiones, como por ejemplo del existencialista y marxista humanista Jean Paul Sartre, todo un epicentro de movimiento intelectual, cerca de una Alemania maltratada y una Inglaterra distante.

Francia, en ese entonces y como su libro lo retrata se cae en escenarios históricos, sociológicos y sociopolíticos.

Además,  por medio de cuentos cortos, Rodrigo Madrigal, narra experiencias valiosas entre gente simpática, valiosa, con distintas ideologías, disciplinas y hasta nacionalidades.

Madrigal, tuvo la suerte de encontrarse con la Federación de Estudiantes Francesa, a quienes les entregaban boletas para conciertos, obras de teatro gratuito.

“El estudiante francés como un príncipe, entonces obtenía muchas ventajas, entonces yo las aproveché con grandes compañeros. Cruzamos eventos particulares”, reconoce el escritor.

Sus escritos, como él lo describe, tienen un carácter crítico, como politólogo que es. Ideológicamente buscó golpear a la izquierda, la extrema derecha y combatir las demagogias.

Exclamó por la crítica, el humor y los hechos.

“Hay como un proceso a lo largo del libro, donde aflora un tema, después se sumerge y después lo vuelve a aflorar más tarde, todo tiene un principio y lleva a un final, a un final particular y un final cabal cuando nos despedimos”, notó Rodrigo Madrigal.

Mascarada Parisina, busca sobretodo para la gente joven que viva intensamente, las experiencias y el rechazo a la vida monótona, no ser la fotocopia de los otros. Disfrutar a partir de relaciones humanas, en libros, bibliotecas que son la fuente de experiencias y vivencias que enriquecen la existencia del ser.

La Revista en su sección Letras, ha venido publicando separadamente historias y cuentos de la obra de Rodrigo Madrigal de la cual pueden disfrutar con solo un click.

Y como Rodrigo Madrigal cerró la conversación con La Revista, “se basa en el mal consejo al joven porque va en contra de nuestro modelo, paradigma y de nuestra civilización”.

 

 

 

 

 

 

 

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...