Rosalía Gil: Pruebas Faro, Derechos de la niñez y la Caja China

Con los derechos de los ciudadanos no se juega y mucho menos con los de la niñez.

0

Rosalía Gil Fernández, Exministra de la Niñez y la Adolescencia.

En los últimos días han surgido dos escándalos que posiblemente socavarán nuestra democracia y forma de vida.  Dos escándalos nacionales que nos han tomado por sorpresa, con sólo un día de por medio entre ellos y en época electoral.

El primero tiene que ver con la posible violación a los derechos de las Personas Menores de Edad en sus recintos educativos. Un hecho que probablemente será reportado al Comité Internacional de los Derechos del Niño en Ginebra, por las autoridades pertinentes.

Apenas regresando de la virtualidad en medio de una pandemia que según el reciente Estado de la Nación, ha causado brechas sociales y educativas mayores a las existentes antes del Covid, se obliga a los estudiantes de quinto grado de las escuelas públicas a contestar 600 preguntas sobre su vida personal y familiar.  Un cuestionario sorpresa, asociado a las Pruebas Faro, entregado a los docentes dentro de un sobre cerrado. Un cuestionario agotador e inentendible para los niños, que según los expertos violaba el derecho a su privacidad y la de sus familias, atentando contra el precepto legal que coloca al Interés Superior del Niño ante todo los demás.  Nuestros compromisos legales internacionales y la legislación nacional en Niñez y Adolescencia nos obligan a cumplir con sus derechos en todos sus extremos. Aquí inclusive se atentó contra el artículo 24 de La Constitución Política.

No hubo siquiera tiempo de expresar públicamente la indignación cuando una segunda bomba relacionada a los tentáculos de la corrupción estalla al día siguiente. Presenciamos una redada nunca antes vista donde varios señores Alcaldes fueron acusados, esposados y apresados por orden de la Fiscalía, por posiblemente estar asociados a la red que se estima, tomó las valiosas construcciones de obra pública finalmente en ejecución, para convertirlas en un enorme botín público-privado.

En los días siguientes a los escándalos, el tema de la acusación a los alcaldes por su supuesta conexión con la empresa cuestionada ha empezado a hacer aguas porque pareciera que el debido proceso ha tenido sus fallas. Lo que tapó por unos días la posible intencionalidad detrás de los cuestionarios asociados a las Pruebas Faro, continúa su curso dentro de los cuestionamientos de una ciudadanía que indignada, confundida y desesperanzada, alza su voz en las redes sociales en defensa de nuestros niños.

¿Hasta adonde llegaremos con esa treta de la Caja China en la que un escándalo mayor posiblemente se oculta con uno muy impactante, pero menor, dejándolo en segundo plano?  Con los derechos de los ciudadanos no se juega y mucho menos con los de la niñez.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box