Sánchez vuelve a ganar las elecciones en España y la ultraderecha se convierte en tercera fuerza

Los resultados han vuelto a arrojar un Parlamento muy fragmentado, con un partido socialista, ganador pero lejos de la mayoría absoluta, que deberá conseguir el apoyo de otras fuerzas políticas.

0

RT. El Partido Socialista (PSOE) de Pedro Sánchez es la fuerza que ha ganado las elecciones generales en España, con 120 escaños. El PSOE se encuentra muy lejos de la mayoría necesaria para gobernar en solitario, es decir, de los 176 que representan la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados. Así las cosas, necesitará llegar a acuerdos con otra formaciones para que apoyen la investidura de Sánchez como presidente del Gobierno.

Estos son los resultados de todas las formaciones políticas que se han presentado en estas elecciones:

  • Partido Socialista (PSOE): 120
  • Partido Popular (PP): 88
  • Vox: 52
  • Podemos-IU + ECP-Guanyem el Canvi + Podemos-EU: 35
  • Esquerra Republicana de Catalunya (ERC): 13
  • Ciudadanos (Cs): 10
  • Junts per Catalunya (JxCat): 8
  • Partido Nacionalista Vasco (PNV): 7
  • EH Bildu: 5
  • Más País-Equo + Més Compromís: 3
  • Candidatura d’Unitat Popular (CUP): 2
  • Coalición Canaria (CC): 2
  • Navarra+ (NA+): 2
  • Bloque Nacionalista Gallego (BNG): 1
  • Partido Regionalista de Cantabria (PRC): 1
  • Teruel Existe: 1

La participación ha sido del 67,91 %, casi cuatro puntos porcentuales menor que hace siete meses, cuando se situó en el 71,76 %. La mayoría de los análisis coinciden en que la baja participación habría favorecido al bloque de los partidos conservadores, entre los que se encuentran PP, Cs y Vox.

La repetición de estos comicios se debe, precisamente, a que tras la votación del 28 de abril los grupos parlamentarios fueron incapaces de llegar a un acuerdo, y el único candidato factible entonces, el socialista Pedro Sánchez, no consiguió los respaldos necesarios para alcanzar esos 176 escaños imprescindibles para gobernar, lo que abocó al país automáticamente a una nueva cita con las urnas para desbloquear la gobernabilidad del Estado.

Las celebradas este domingo 10 de noviembre son las cuartas elecciones generales que contempla España en los últimos cuatro años, después de las de noviembre de 2015, junio de 2016 (cuando también se procedió a una repetición electoral) y abril de 2019. Los españoles han elegido a 208 miembros del Senado y a los 350 diputados del Congreso que deberán elegir al presidente del Gobierno.

Las claves de los resultados

  • El Partido Socialista de Pedro Sánchez ha logrado vencer a la previsible desmovilización que se vaticinaba en esta jornada de repetición electoral y prácticamente ha mantenido los apoyos obtenidos hace siete meses, perdiendo tan solo 3 escaños.
  • El partido ultraderechista Vox, por su parte, ha conseguido la subida más abultada de entre todas las fuerzas. A pesar de que ha obtenido solo un 5 % más de votos, pasado del 10 % de abril al 14 % actual, la subida en escaños es espectacular, dejando muy atrás los 24 de los anteriores comicios, para superar en esta ocasión los 50.
  • En el otro extremo se encuentra el partido conservador Ciudadanos, que ha protagonizado el mayor hundimiento, batacazo que había sido pronosticado por todas las encuestas preelectorales. Así, apenas ha rozado la decena de diputados, dividiendo sus fuerzas anteriores casi por 6.
  • La coalición de izquierdas Unidas Podemos ha perdido menos respaldo del que predecían los sondeos y han conseguido conservar 33 de los 42 escaños que tenían.
  • Los partidos nacionalistas y regionalistas han ganado fuerza en el Hemiciclo español. Los tres partidos independentistas catalanes consiguen sumar 23 asientos, uno más que en los pasados comicios; mientras que las dos fuerzas vascas suman un escaño más cada una.
  • La nueva legislatura verá el Parlamento más fragmentado desde la transición española: hasta 19 formaciones políticas han conseguido representación en el Congreso de los Diputados.
  • La nueva fuerza ¡Teruel Existe!, nacida para reivindicar las necesidades de una provincia del interior del país con serios problemas de despoblación ha sorprendido al conseguir un escaño y representación parlamentaria por primera vez.

Las primeras reacciones

Uno de los primeros líderes en comparecer ha sido Pablo Iglesias de Unidas Podemos, que ha dicho que «para lo único que han servido estas elecciones es para que se refuerce la derecha y para que tengamos una extrema derecha de las más poderosas de Europa».

Además ha afirmado que «se duerme mejor con ministros de Unidas Podemos» que con un partido de derechas, en referencia a unas declaraciones de Sánchez cuando se frustraron las conversaciones para formar un Gobierno de coalición y sostuvo que no podría dormir con ministros de Podemos. Asimismo, ha dicho que su propuesta al partido socialista para negociar de nuevo un Gobierno bicolor «son los artículos sociales de la Constitución española»: «Volvemos a tender la mano al partido Socialista», ha anunciado.

Otro de los primeros políticos en comparecer tras hacerse público el escrutinio ha sido Santiago Abascal, quien encabeza la formación de extrema derecha Vox. Ha dicho que «el Congreso de los Diputados es más plural» tras el gran resultado que han obtenido y que está «muy satisfecho» porque «hoy se ha consolidado en España una alternativa patriótica«.

Ha reseñado que su formación «demanda la igualdad de todos los españoles en todo el territorio nacional» exigiendo la abolición del Estado de las Autonomías, «libertad y concordia frente a los viejos odios», «fronteras seguras frente a la inmigración ilegal«, «una defensa de la familia y la vida», y la actuación con firmeza contra el desafío catalán a la unidad de España.

Una de las intervenciones más esperadas de la noche ha sido la de Albert Rivera, líder del conservador Ciudadanos, pues se esperaba que incluso podía llegar a anunciar su dimisión. Rivera ha dicho que «los españoles han querido más Sánchez para esta legislatura, pero también más Vox y menos centro político«.

«Es un mal resultado sin paliativos y sin escusas», ha reconocido, y «ante estos malos resultados» ha anunciado que va a convocar al Comité Ejecutivo Electoral «para asumir todas las decisiones que haya que tomar» y un «Congreso Extraordinario para que los militantes decidan y tomen las riendas» del partido. Así, ha defendido que su formación debe «poner un nuevo rumbo«, dejando así en el aire su futuro al frente de la formación.

«Son incompatibles nuestros planteamientos con los de Pedro Sánchez» ha dicho, por su parte, Pablo Casado, cabeza de cartel del PP, dando así la impresión de que podría dar carpetazo a la posibilidad de que se pudiera llevar a cabo un Gobierno de coalición, a la manera de otros países europeos, como Alemania.

¿Qué puede pasar a partir de ahora?

Tras la constitución de las Cortes Generales, Senado y Congreso, comenzarán las negociaciones para una nueva formación de Gobierno. El abanico de posibilidades, en cuanto a los pactos para formar Gobierno, que se abre después de los resultados cosechados este 10 de noviembre son los siguientes:

  • PSOE+UP+MP+PNV+PRC+ERC

El PSOE podría contar con el apoyo de los dos partidos nacionales de izquierda, UP y MP, y el de los nacionalistas PNV y PRC y ERC, además del respaldo de otros partidos minoritarios. Este respaldo se podrían materializar bien a través de un Gobierno de coalición PSOE – UP, o bien a través de acuerdos programáticos que permitieran la investidura de Sánchez con un Gobierno en minoría.

  • PSOE+PP

Tras el descalabro de Ciudadanos, se abre una nueva ventana, que es la posibilidad de una gran coalición al estilo alemán. Los votos de socialistas y populares sobrepasarían ampliamente la mayoría necesaria para Gobernar, en un momento en el que el país necesita alcanzar la estabilidad política.

  • Ninguna de las sumas logra mayoría absoluta.

Esta posibilidad se daría si los partidos políticos no logran llegar a acuerdos, como sucedió tras las elecciones de abril, lo que daría lugar de nuevo a la repetición de los comicios.

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...