Natalia Díaz: Seguridad y recuperación de espacios públicos

Recuperemos los espacios de recreación ciudadana poco a poco y veremos una reducción paulatina de los índices de delincuencia.

0

Natalia Díaz Quintana.

Sin lugar a duda, los costarricenses nos sentimos cada día más inseguros. Solo en este mes de marzo tenemos 30 homicidios en 18 días; ello, sin contar los innumerables asaltos violentos, hurtos simples y otras contravenciones menores.

Existe mucho por hacer en materia de seguridad, pero podríamos iniciar la lucha retomando los espacios públicos de las comunidades. La mayoría de los parques y cascos urbanos de nuestras cabeceras están tomados por grupos de jóvenes delincuentes, situación que se agrava después de las seis de la tarde en casi todos los cantones. Además, los ciudadanos se han alejado de estas zonas recreativas pues los alcaldes las han saturado de espacios de parqueo pagados por hora, lo cual encarece cualquier visita familiar a dichos lugares. El comercio mismo, se ha visto seriamente afectado, y es queja generalizada de los patentados la disminución de la actividad económica en los centros urbanos cantonales.

La iluminación abundante de los parques y alrededores, la eliminación de parquímetros pagados y de rayas amarillas para multar, la promoción de actividades culturales y deportivas para toda la familia y la motivación para que las propias personas también cuiden de estos espacios de manera organizada, es parte del compromiso que deben asumir los futuros gobiernos locales, con el apoyo de las instituciones del Estado relacionadas con estos temas.

Sobran los ejemplos que nos demuestran que, a mayor iluminación y menor soledad de las zonas centrales de los municipios, menor es la actividad delictiva en el cantón. Existen compañías nacionales y extranjeras, que en asocio con el sector público municipal, podrían realizar convenios comerciales para la instalación de tecnología led avanzada, tal como sucede en pequeñas y grandes capitales y ciudades importantes en el mundo.

A todo lo anterior, es necesario que los gobiernos locales establezcan acciones para promover actividades culturales y deportivas en los cascos urbanos de manera sostenible. La construcción de anfiteatros de uso público, tal como lo ha realizado el pueblo de Hojancha en Guanacaste, es un vivo ejemplo de promoción cultural y participación comunitaria en actos cívicos en los parques de las ciudades. La instalación de canchas multiuso para actividades deportivas gratuitas, debe ser también de obligada ejecución para reducir el consumo de drogas, alcohol y otros opiáceos por parte de los jóvenes desocupados.

La Policía Municipal, creada en sus inicios para protección civil, se ha transformado casi en una policía de tránsito, cuyo objetivo ahora es bajar placas, multar parquímetros y realizar partes. Su función de protección se ha diluido en un oficio recaudador para las arcas municipales.

Recuperemos los espacios de recreación ciudadana poco a poco y veremos una reducción paulatina de los índices de delincuencia. No es esta la única vía; sabemos que la reducción del desempleo también es fundamental en esta lucha y, para ello me he referido en otras oportunidades a este complejo tema.

 

Natalia Díaz Quintana
La autora es administradora de empresas y publicista, ha sido Diputada y Vicepresidenta de la Asamblea Legislativa.  

En  La República  natdiaquin@gmail.com

De la misma autora le podría interesar:

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...