Separemos la Política de la Religión

0

Eilyn Morales Soto – Estudiante de la UACA

¿Por qué mezclar creencias religiosas con el ámbito político? Este es un pensamiento que no debería ser contemplado en los ideales de las sociedades, porque es muy bien sabido que ambas cosas no pueden entremezclarse, sin embargo, hay muchas personas que siguen creyéndolo y contemplando. Lo cual no está mal ya que todos tienen derecho a pensar de la forma en que lo deseen, sin embargo, este mismo pensamiento genera grandes problemáticas.

Dentro de Costa Rica resulta muy común observar a las personas guiándose por mensajes transmitidos que les proveen solamente lo que desean oír y automáticamente lo aceptan, sin considerar el si esto de verdad es moralmente correcto o si este mensaje representará un riesgo a futuro.

Después de que el pasado 9 de enero, la Corte Interamericana de Derechos Humanos emitiera su resolución ante la consulta que hizo Costa Rica, esta resultó ser un mensaje que para muchos significó felicidad y para otros representó gran indignación.

Es un tema que desde que se dio a conocer a generado grandes controversias a nivel nacional y un sinfín de opiniones. Pero, la mayor preocupación, y no solo nacional sino internacionalmente, que surgió después de esta resolución, fue el ver al pueblo costarricense voltearse completamente al lado de un candidato que se dedicaba a hacer promesas vacías. Que estuvo moviendo su campaña en base a la discriminación a una comunidad tan agredida desde siempre.

Ver a un candidato que estaba al final de los sondeos y de las encuestas, subir al número uno en todo luego de empezar a promover un discurso que simplemente apelaba por las opiniones de las mayorías, resultó completamente alarmante y dejó algo en lo que se debe pensar mucho.

¿Cómo pueden muchos costarricenses pensar que pueden poner por encima de los otros solo por sus creencias religiosas o los paradigmas con los que los criaron? Es completamente necesario que abran un poco más su mente y se hagan del lado del respeto hacia los otros. Más que nada porque todos son seres humanos que merecen, ante todo, que se les trate con respeto.

Pero, más allá de esto, es increíble ver que el pueblo costarricense estuvo a punto de elegir como su líder, como ese hombre o esa mujer que tendrá como deber el encaminar el rumbo del país hacia una mejor situación, a un hombre que carecía de muchas actitudes políticas.

Movidos por actitudes tradicionales y ligeramente machistas, estuvieron a punto de poner al mando de un país, a un hombre que no posee experiencia política de ninguna clase y que podría haber llevado al país a mayores problemáticas de las que ya tiene.

Entonces, volviendo al tema de política y religión, es clarísimo que no se pueden dejar que la religión influya en la política porque esto no tiene ni pies ni cabeza, son temas que deben ir completamente separados y que deben tratarse de forma individuales.

No se puede elegir a un gobernante guiándose por sus creencias o prácticas religiosas, debe elegirse por lo que pueda aportar al país, por las ideas que plantee para mejorar las situaciones que tiene al país estancado. Debe ser electo porque sabe lo que quiere hacer y porque le demuestra al país que también sabe con qué lo va a hacer. El hombre que hable por el pueblo debe ser alguien capaz de debatir y de defenderlo por encima de cualquier otra cosa, pero sobre todo debe poner al pueblo en igualdad.

Debe ser una persona que los vea a todos de forma igual y que no pretenda llegar a ese puesto pasando por encima a las minorías que les ha resultado ya bastante difícil conseguir los derechos que merecen como seres humanos. Que defienda los ideales tanto de las mayorías como también de las minorías, y que sea capaz de escuchar ambas opiniones y conseguir un balance entre estas que les sirva a todos.

Con base en lo anterior, es fácil llegar a la conclusión de que, si se quiere un mejor país, es mejor ser gobernados bajo realidades políticas que bajo ideologías religiosas.

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...