Sergio Erick Ardón: 12 de octubre (el que sí es de celebrar)

Llovía , como no puede ser diferente, en aquel octubre del año 1782. La gente se había refugiado de las aguas en la casa del gallego Ocon y Trillo, donde ahora está la Pops.

0

Sergio Erick Ardón Ramírez.

Un obispo venido de Nicaragua dio el visto bueno.

«En estos llanos se construirá una ermita pajiza y la gente de los lugares vecinos, sean campesinos o contrabandistas, construirán sus casas sin que las autoridades coloniales les molesten».

Así, más o menos, debe haber señalado el Obispo Lorenzo Tristán. su anuencia, que daba por sellado el diferendo y sentada la plaza.

Llovía , como no puede ser diferente, en aquel octubre del año 1782. La gente se había refugiado de las aguas en la casa del gallego Ocon y Trillo, donde ahora está la Pops.

Es este día entonces, que se tiene como el oficial, en que Alajuela fue fundada. Muchos octubres han transcurrido, no ha dejado de llover, y aquel caserío de ranchos pajizos ha cambiado, lo que no es mérito alguno, como que a Heredia le pasó igual. El número de vecinos ha aumentado, por los desvelos de sus infatigables procreadores, con el concurso de la tanta gente venida de fuera. Campesinos sigue habiendo, es cuestión de rascar un poco la epidermis, lo mismo que contrabandistas, eso si en una proporción menor que entonces.

Nos decimos francos, irreverentes, dados a la chota y la alegría. Esto porque lo que sí somos, y es comprobable, es engreídos. Hijos de estos vecindarios se han destacado en diversos campos, nada del otro mundo, pero si como para sacar la cabeza por encima del común.

Un Juan Santamaría, tamborcillo valiente, convertido por su hazaña en héroe de la nación, en los tiempos en que había agallas.

Un Calufa, de zapatero y peón bananero a escritor de muchas luces, traducido en treinta idiomas.

Un Alejandro Morera, nuestro «mago del balón», que brilló igual que lo hizo el argentino Messi en las filas del Barcelona.

Ha habido otros ciudadanos destacados, la lista no acaba aquí. Pero estos tres señalados, que tienen en común ser de los alajuelenses de cunas humildes, son los que han dado más que hablar.

«Aquí estamos a sus órdenes los alajuelas, para lo que guste mandar»

Siempre y cuando nos lo pidan con buenos modales y el encargo nos convenga.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...