Sergio Erick Ardón: Absurdos de la Asociación Nacional del Rifle

Alguno en el colmo del absurdo llega a decir, que es ese hecho, para él bienvenido, la garantía que a USA no lo invada nadie. Cosa que nadie de verdad se ha propuesto, que sepamos.

0

Sergio Erick Ardón Ramírez.

En una pequeña ciudad de Texas, cercana a la frontera mexicana, un muchacho atormentado, entró en una escuela primaria y a tiros asesinó a 20 niños de 8 a 10 años de edad, también acabó con la vida de dos maestras.
En muchos estados de USA adquirir un arma es como comprarse un alicate. Y estamos hablando no de pistolas o revólveres, se trata de fusiles de asalto, escopetas , carabinas, ametralladoras.
Anualmente episodios como este son comunes y las víctimas se cuentan por muchos miles.
Consecuencia lógica de la facilidad con que se compra un arma y de la cultura de violencia que está en la esencia misma del país.
Quién haya vivido en USA puede constatar lo que decimos. En mis seis años ahí como estudiante fui testigo presencial de innumerables hechos de violencia y de la forma pasiva con que eran vistos por la gente.
Hay una organización con millones de seguidores, «La Asociación Nacional del Rifle», con gran influencia política, que ve como derecho irrenunciable el tener armas , las que sean y las que se quiera.
Cada vez que un hecho como el de esta escuela primaria tejana sucede, se levanta un clamor, una especie de «mea culpa», y muchos piden que la permisividad suicida debe acabar. Se oyen voces sinceras llamando a la reflexión y a los controles y prohibiciones sobre la tenencia de armas.
No ha sido posible porque La Asociación Nacional del Rifle es poderosa y quita y pone congresistas y senadores.
El conservadurismo cerril que la sustenta y esa mezcla de violencia, de miedo, y de machismo exacerbado de tantos, estimulados por las historias de lucha contra los indios, de guerras siempre «justas» y de, apenas disimulado racismo, están ahí para descarrilar los intentos por poner límites.
Es muy triste.
Ahora le tocó en suerte a un grupo de niños de origen mexicano el caer bajo las balas, pero antes han sido muchachos y niños blancos o negros. Las locuras aderezadas con prejuicios racistas, el culto a la violencia y frustraciones sociales, explica las matanzas. Nadie se escapa.
Algunos otras veces hemos llamado la atención sobre estas realidades de USA, que descalifican al país como ejemplo de sociedad equilibrada y ordenada.
Me han dicho de todo. Que me mueve el odio, que así lo hago por ser comunista, hasta malagradecido me han dicho.
Nada de eso es así, y ningún exabrupto me hará recular.
Aquí en el patio han surgido voces que defienden el que las familias usamericans estén armadas hasta los dientes. Voces de gentes que en general son culturalmente colonizadas. Aquellos que han convertido a USA en el país de sus sueños.
Alguno en el colmo del absurdo llega a decir, que es ese hecho, para él bienvenido, la garantía que a USA no lo invada nadie. Cosa que nadie de verdad se ha propuesto, que sepamos.
La sangría y los horrores continuarán mientras sigan los matones de La Asociación Nacional del Rifle dictando las pautas y sembrando odios y miedos.
Encuentran en los sectores más conservadores y atrasados, terreno fértil.
COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box