Sobre el gas natural licuado

Una síntesis con respecto al informe de la CEPAL: "Situación y perspectivas del gas natural licuado en América del Sur"

0

Alonso Cunha Chavarría, Estudiante de Relaciones Internacionales.

En este artículo me quiero refreír a un interesante informe de la CEPAL: «Situación y perspectivas del gas natural licuado en América del Sur», del cual sintetizo algunos aspectos que considero importantes y ligados a los temas energéticos que se discuten en el país.

Hemos venido presenciando diversas posiciones sobre el cumplimiento y la transición hacia la agenda de descarbonización del gobierno, cuyos ejes principales plantean:

Costa Rica se ha propuesto sentar las bases de la nueva economía costarricense del siglo XXI
creando una visión positiva, innovadora e inspiradora del futuro. Una economía que responda a
los cambios del contexto mundial, transitando hacia una economía verde, que promueve el uso
y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales.

Aunque la transición a una economía baja en emisiones requiere de una transformación
profunda, se destaca que Costa Rica ha logrado avances importantes en décadas previas,
incluyendo una red eléctrica en más de un 95% libre de emisiones y muy bajas tasas de
deforestación con una cobertura boscosa que supera el 52% del territorio.

Plan de Descarbonización Compromiso del Gobierno del Bicentenario

Varios analistas por lo que he visto y leído coinciden en que el plan es ambicioso frente a una realidad que nunca se esperó. También señalan que debe buscarse etapas de transición, como lo es el uso de gas licuado de petróleo, principalmente en la industria, en sustitución del búnker, combustible altamente contaminante. Además para el transporte se ha visto el impacto positivo en materia de costos y por supuesto disminución en los niveles de contaminación.

La CEPAL, nos habla de gas natural, del cual el país se ha dicho en varios estudios, posee importantes reservas, pero que por disposiciones legales no se puede explotar.

Así las cosas, les presento este estudio para poder conformar una perspectiva más allá de Paso Canoas y Peñas Blancas.


Se debe tomar en consideración la premisa que dicta que los combustibles fósiles están siendo desplazados paulatinamente, lo cual es una gran certeza, puesto que la imagen o el monopolio energético que por muchísimos años giró alrededor del petróleo ya resulta, incluso, anticuado. Ya se ha concientizado acerca del compromiso ecológico y la escatimación en gastos. El pétroleo es un combustible que ha disminuido su papel en los sectores productivos a nivel mundial para dar paso a un combustible con mejores características: el gas

El gas licuado natural es un combustible cuya demanda se ha disparado considerablemente y del cual muchos sectores (comerciales, económicos, energéticos…) giran en torno al mismo. Se está barajando un proyecto masivo de GNL al sur de América, liderado por las potencias regionales, pues conocen el valor actual del gas. Su importancia en el mercado actual radica en sus propiedades que, a primera vista, desplazan a las de otros combustibles -llamémosles convencionales-. La demanda de este combustible en América del Sur es la raíz de las notas siguientes.

La CEPAL lanzó un informe titulado «Situación y perspectivas del gas natural licuado en América del Sur», en el cual se recopilan las ventajas, infraestructura, movilización y desarrollo de este a lo largo de esta región. Sin embargo en un principio este combustible no fue de gran interés, como se señala:

«A pesar de que las ideas acerca de la conveniencia de lograr un alto grado de integración de los mercados de gas de la región tienen una larga data, lo cierto es que entre 1960 y 1990 los únicos intercambios registrados fueron los ocurridos entre Argentina y Bolivia». 

Cabe recalcar que los vaivenes y precios del petróleo arrastraron al gas, produciendo una mala imagen (por supuesto errónea) con respecto a los demás combustibles. En el siguiente gráfico se detalla lo anterior.

Asimismo, debemos reconocer las ventajas -ACTUALES- del GNL (Gas Natural Licuado)

  1. Ahorro económico, puesto que su costo es menor
  2. Es una energía limpia y segura. Las emisiones de CO2 son menores (25% aproximadamente)
  3. Mayor vida útil de los equipos que mantienen contacto frecuente con este
  4. Reduce el mantenimiento y la corrosión de los equipos
  5. Puede existir un monitoreo online de este gas de forma permanente y continua

 

A su vez  el informe indica: «… La región incrementó rápidamente los consumos de gas tanto a partir de esfuerzos de autoabastecimiento, como por el descubrimiento y desarrollo de reservas que en la segunda mitad de los noventas dieron lugar a proyectos de integración gasífera«.

Como se observa, las reservas han disminuido un poco, ocultan grandes diferencias en el comportamiento de cada país. Su incorporación, a gran escala, se produjo duranta la década de los ochentas y noventas.

Se recalcan los siguientes hechos

  • Estancamiento de la producción argentina a partir de 2003
  • Bajo crecimiento de la oferta en Argentina, Brasil y Colombia
  • Caída de la producción venezolana
  • El incremento productivo en Trinidad y Tobago

 

Surgen, como se observa en los gráficos anteriores, el papel estratégico de reservas en países como Bolivia, Perú y Venezuela como posible respaldo de gas a los principales mercados de consumo argentinos, brasileños, chilenos y colombianos, así lo señala el propio informe

 

El mapa 4, muestras los rangos de dichas demandas acumuladas por país y las compara con las reservas probadas a 2006 en cada uno de ellos:

A continuación se muestra un mapa de las plantas -actuales y las tentativas, proyectadas a futuro- de licuefación y regasificación:

 

El informe concluye: «El crecimiento del mercado de GNL en la región puede ser visto más como resultado de la tendencia a internacionalizar el comercio de gas fuera de la región, que como un refuerzo a la integración«.

Esto último hace ver que el mercado de gas se ha posicionado como uno de los más viables e importantes a nivel mundial en este momento, debido a la seguridad y factibilidad. Concluye, a su vez, que los países que sienten sus bases de modo sólido en este sector, liderarán el proceso de energía en la región o a nivel global si nos trasladáramos a otros continentes. El gas es una realidad y es de los combustibles que más resuena en la industria contemporánea.

Lea el acá el informe completo de la CEPAL

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...