Solo hemos medido un 6% del impacto ecológico de las especies marinas exóticas

0

N+1. Una investigación liderada por la Red Sea Center Research de la King Adulay University of Science and Technology de Arabia Saudita reveló que las especies exóticas representan una creciente amenaza ecológica global. Y hasta ahora solo se ha cuantificado el 6% de su impacto ecológico.

El estudio recopiló los resultados de un metaanálisis dedicado a cuantificar y sintetizar los efectos ecológicos de 76 especies exóticas. El trabajo fue publicado a inicios de esta semana en la revista Nature Ecology.

Especies exóticas

Los ejemplares reubicados fuera de su zona geográfica nativa son denominados especies exóticas. Estas son consideradas una amenaza ambiental, pues alteran las propiedades ecológicas de las regiones marinas en las que se establecen. En algunos casos se han relacionado con la extinción de algunas especies y la reducción de abundancia en los límites de algunos ecosistemas. La mayoría genera un impacto moderado e incluso otras producen efectos benéficos a estos ecosistemas.

La investigación recolecto suficientes datos de 19 especies, estos ejemplares fueron los más estudiados. Los resultados arrojaron que sólo dos clases marinas producen consecuencias significativamente negativas.

Estas son el cangrejo verde europeo Carcinus maenas, originario del Atlántico noroccidental y exótica en las aguas del este y oeste de Estados Unidos y las costas del sureste de Australia. Y la macroalga Caulerpa cylindracea nativa de Australia occidental y distribuida por el Mar Mediterráneo.

También se determinó que la macroalga Gracilaria vermiculophylla prolifera la cría de peces, el mejillón Arcuatula senhousia favorece la calidad del agua. Además solo el mejillón Mytilus galloprovincialis, el cangrejo Carnucis maenas y las macroalgas Undaria pinnatifida y Caulerpa taxifolia son parte de la lista Las 100 especies más invasoras invasoras de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Los autores señalan que separar las especies exóticas perjudiciales de las perturbadoras proporciona una base para controlar las especies exóticas marinas que tienen el mayor impacto. De esta forma se recopila información para alcanzar el objetivo nueve de Biodiversidad Aichi de la Convención sobre la Diversidad Biológica.

En la investigación, también participaron científicos de El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Argentina), el Ministerio de de Ciencia, Innovación y Universidades (España), el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados, la Universidad de Queensland (Australia), el Helenic Center for Marine Research (Gracia), el Dauphin island Sea Laboratory (Estados Unidos), la Universidad de Arhus (Dinamarca).
Yasmin Agustín

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...