Navegación de la etiqueta

Cuento

Luno

José Pablo Valverde Coto. Ascona lucía triste y nostálgica. Aquella tarde, el lago que la baña parecía un gran espejo que reflejaba un ténue color azul evocando un profundo sentimiento de soledad. Las montañas a lo lejos amurallaban el…

Seis bailaoras para una estirpe flamenca

Damaris Fernández Pinto. “En la ventana me pongo a pensar los recuerdos que dejan pasar y por la mejilla me corre el llanto. Pienso en los caminos que quedaron atrás y el destino que me hizo encontrar esta alma mía a la que quiero tanto”. …

Una humilde morada

Rodrigo Madrigal Montealegre. A su vez, los residentes de nuestra humilde morada en la Place du Panthéon –auténtica reliquia de tiempos muy remotos– éramos estudiantes con escasos recursos, profesores y artistas, actores, exiliados,…

Una lluvia espesa

Leonardo Garnier Rímolo. Qué flaca está Julianita, y con lo bonita que era: cada día la veo más y más jalada, como si se le estuviera yendo la vida por los poros con esas dietas que hacen las muchachas de ahora. Qué va para dieta, eso es…

La primera es gracia

Damaris Fernández Pinto. Clementina nació con la mirada oscura. Unas largas trenzas, más azules  que negras enmarcaban su diminuto rostro de ojos centelleantes. Todo en su persona era pequeño, salvo aquella mirada feroz y tímida que se le…

Las Olimpíadas de Mexico 68

Elliot Coen Riba. Justo hoy murió Steve Jobs, fundador de Apple. Yo me encuentro escribiendo este cuento frente al mar, en la avenida Balboa en Panamá en una Ipad 2, una de sus últimas genialidades tecnológicas. Mientras deslizo mis dedos…

La noche

Guy de Maupassant.   Amo la noche con pasión. La amo, como uno ama a su país o a su amante, con un amor instintivo, profundo, invencible. La amo con todos mis sentidos, con mis ojos que la ven, con mi olfato que la respira, con mis oídos,…

La siesta del martes

Gabriel García Márquez. El tren salió del trepidante corredor de rocas bermejas, penetró en las plantaciones de banano, simétricas e interminables, y el aire se hizo húmedo y no se volvió a sentir la brisa del mar. Una humareda sofocante…

Por fandangos

Damaris Fernández Pinto. Al sentarme frente al espejo y mirar mi rostro, siento que se desvanece este perfil tan celosamente guardado, y voy vertiendo mi humanidad sobre el tapete, como las cartas de naipe de un juego que a veces me…

La Posada de la Luna

Elliot Coen Riba. Pocas cosas son tan ricas como una tortilla con queso. Una vez por semana hacia el trayecto San Jose, Liverpool, Limón. Ahí mi hermano mayor Daniel y yo teníamos una finca. A mi me tocó atenderla unos años. Para aquel…