UCCAEP urgencia concretar proyectos que reactiven la economía

·       Sector empresarial espera que el país no se centre en discusiones de un solo tema, como ocurrió en el 2018 con el plan fiscal. ·       Es momento de empezar a discutir la Reforma del Estado, dejando de lado los intereses individuales.

0
El 2019 deberá ser un año para poner a producir al país, reactivar la economía, mejorar los niveles de competitividad, generar más y mejores fuentes de empleo, luchar por una nueva legislación en torno al tema del empleo público e impulsar la discusión sobre una efectiva reforma del Estado.
 
Para el sector productivo, representado por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP), los temas trascendentales para el país deben empezar a caminar desde ya, pues aún no salimos de la crisis fiscal, pese a que ya entró en vigencia la nueva Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.
 
“Debemos seguir en la senda de trabajar en proyectos fundamentales e indispensables para la reactivación económica, y por ello no se debe actuar igual que en 2018, en que prácticamente la agenda país se concentró en un solo tema, como fue la discusión del plan fiscal”, explicó el presidente de UCCAEP, Gonzalo Delgado.

Dentro de esa visión de seguir avanzado, es que UCCAEP presentó en julio de este año, el Manifiesto denominado El momento de la esperanza: un pacto fiscal por Costa Rica, donde se detallan temas pendientes a resolver en el país y que esperamos se camine por una agenda de aspectos trascendentales.

“Como sector hemos sido propositivos, visionarios y previsores, en que, si no se completa todo el esfuerzo de este primer paso con la nueva ley fiscal, no tendremos efectos profundos, pues el Manifiesto es un documento claro y conciso de los temas urgentes a regular y como sector estamos comprometidos en trabajar por el bien de Costa Rica”, explicó el presidente de UCCAEP.

De ahí que, UCCAEP considera que las medidas anunciadas por el Ministerio de Hacienda son pasos iniciales hacia el camino correcto.

Sobre los proyectos para la reactivación económica y en los cuales el sector productivo trabajó de manera proactiva, podríamos mencionar el proyecto de Ley de Educación y Formación Dual, dictaminado unánime y afirmativamente por la Comisión de Educación de Ciencia y Tecnología y la presentación del nuevo proyecto sobre Teletrabajo en la Comisión de Asuntos Económicos.

“Como sector productivo formal comprendemos que somos parte de un mercado laboral que debe adecuarse a un mercado que cambia de manera constante. El teletrabajo es una modalidad cada vez más frecuente y facilitada por la tecnología de la información y las comunicaciones. Además, se ha vuelto necesario, con el fin de llevar a cabo tareas, asignaciones o proyectos desde lugares que más convengan al teletrabajador y al empleador”, destacó Delgado.

En cuanto al proyecto de Educación y Formación Dual, el sector empresarial lo considera vital para la generación de productividad e inversión, además de mejorar la empleabilidad de los jóvenes. El proyecto facilita la futura incorporación al mercado laboral de los mismos.

Un dato relevante es que cerca de 150 mil jóvenes, entre los 15 y 24 años, ni estudian ni trabajan y si bien tienen la intención de hacerlo no encuentran las oportunidades, así las cosas, el desempleo juvenil alcanza tasas de hasta el 27% comparado con una tasa nacional de alrededor del 9% y es por cifras como estas que se debe trabajar en una agenda de competitividad del país”, recordó Delgado.

Cambios estructurales

Para la Unión de Cámaras, tanto el Poder Ejecutivo como los representantes de la Asamblea Legislativa deben trabajar en proyectos que conlleven cambios estructurales, como por ejemplo, realizar reformas al Código Procesal Laboral, pues la última huelga de 86 días dejó al descubierto una serie de portillos y privilegios, que resultan injustos para la sociedad costarricense.

“Es necesaria la revisión a la Reforma Procesal Laboral, dado el vaivén de interpretaciones que se le dieron a la ley y por ende la legislación se convierte en un obstáculo y se acentúa la mora judicial”, explicó Delgado.

Otro tema prioritario es la Ley de Empleo Público, a fin de que se promueva un salario único, límite los sobresueldos y regule razonablemente el régimen de cesantía y las anualidades, tema que deberá resolverse junto a la reforma de la Ley Procesal Laboral.

“No podemos seguir postergando decisiones; el país requiere ajustes estructurales y para lograrlos se necesita valentía y decisión. Es tiempo de que todos pongamos los intereses de Costa Rica por encima de los intereses gremiales o personales; dejando de lado las amenazas y los ataques y promoviendo el diálogo”, resaltó el presidente de UCCAEP.

Para UCCAEP, el tema de la Reforma del Estado, no puede seguir relegada en momentos en que la reorganización del aparato estatal exige un profundo e intenso poder de negociación y consenso, pues se requiere de un proceso de un diálogo con distintos actores para alcanzar acuerdos significativos.

El 2018 un año de claroscuros
El 2018 inició con la polarización que sufrió el país ante la pasada campaña política, donde en múltiples ocasiones se quedaron de lado la discusión de los temas importantes para el país. Además, la pasada administración del expresidente Luis Guillermo Solís, quien dijo haber manejado de manera heroica el tema fiscal, salió de manera irresponsable al dejar al país en una situación sumamente grave.
 
De ahí que más reciente encuesta Continua de Empleo, reveló que pasamos de una tasa de desempleo abierta de 9,4% a una cifra 10,2%, además de que pasamos a tener una población de 5 millones de habitantes y esto supone presiones importantes en el mercado laboral, en los esquemas de seguridad social y el Estado social de derecho.
 
Además, aumentó la informalidad en el sector laboral, pues según los datos más recientes, el porcentaje de ocupados con empleo informal fue de un 45% lo que supone un aumento de casi el 2% en relación al año anterior, con una afectación más profunda en grupos vulnerables como lo son las mujeres, los jóvenes y la población rural.
 
Por igual, alarma que un total de 443 mil ocupados independientes tienen actividades clasificadas como informales, con una tasa de informalidad de 90% con respecto al total de independientes, este es un tema que nos debe llamar la atención y denota que la simplificación de trámites, tributaria y el empuje de la cultura emprendedora formal son políticas urgentes para atacar este flagelo.
 
Muchos de los indicadores antes descritos, se le deben acreditar a la administración pasada, dado que fue reduciendo el crecimiento económico del país.

Precisamente por eso, hace nueve meses le entregamos al presidente Carlos Alvarado, la Estrategia Nacional de Empresas Sostenibles y Decálogo 2018-2020 y junto a ese documento, se le presentaron una serie de medidas que el sector productivo privado considera prioritarias para impulsar el desarrollo de Costa Rica.

Algunas de ellas son: actualizar las jornadas de trabajo; regular la jornada acumulada; reactivar la tarifa TMTb para el sector electrointensivo; fundir y unificar superintendencias; continuar con el proyecto ACELERAR, que busca un Estado más eficiente; establecer metas de exportación de electricidad y aplicar los ingresos a reducir las tarifas del sector productivo, aunado a eso, el compromiso de una directriz a todo el Estado para cumplir el principio de eficiencia, economía y eficacia en las compras públicas.
 
Vemos positivamente el manejo de los temas económicos de la actual administración Alvarado (entendiendo que apenas se han dado unos primeros pasos) y esperamos que en el tema de reactivación siga en el sendero de crear más y mejores oportunidades para los costarricenses.
 
Por igual, sector empresarial ve positivo el trabajo por parte de los congresistas en la Asamblea Legislativa, quienes han tomado decisiones valiosas en estos 9 meses que, por diferentes circunstancias, en la anterior Asamblea se dejaron sin resolver.

Comentarios

Cargando...