Michel Angulo Sosa: Educación Universitaria Pública, un logro para el beneficio de toda Costa Rica

Son algunos políticos actuales, quienes como malos hijos desconocen la Alma Mater, mercantilizando la educación y el conocimiento, utilizando la palabra gasto en educación, cuando todos sabemos que es una inversión, y que de esta, estoy seguro, muchos de ellos como yo mismo nos hemos beneficiado

0

Michel Angulo Sosa, Académico.

Deseo iniciar con un ejemplo; en 1791 nació un reconocido físico inglés quien lograría a base de esfuerzo grandes avances en el estudio del magnetismo y la electroquímica entre otros grandes aportes, este personaje vigente hoy en día  es nada más y nada menos que Michael Faraday, quien sería lo que reconoceríamos actualmente como un genio, pues, aun cuando carecía de una educación formal para los estándares de su época, supo materializar sus ideas aunque no fue considerado como un igual dentro de la comunidad científica victoriana.

Como se puede notar del breve ejemplo anterior, nace la pregunta ¿Dónde está la genialidad en las personas? Como vemos, puede ser en cualquier espacio de una sociedad; pues no depende de condición social, títulos, herencia o premios.

La educación superior se ha considerado alrededor del mundo como algo reservado únicamente para quienes pueden pagarlo, o bien, para quienes endeudándose, terminan su vida pagando sus logros académicos. Es aquí donde nuestro país se diferencia, pues los artífices del modelo de educación superior pública sabían que el genio está como en el ejemplo citado, en cualquier persona de la población.

La Universidad Pública se convierte entonces en un crisol de oportunidades, es el lugar donde se  puede aspirar a convertirse en algo más, en lograr mayor conocimiento con los mejores recursos del país, dónde no importa si se tiene alguna discapacidad, donde en un ambiente de diálogo respetuoso se puede discrepar, y acuñando mi frase preferida, donde en el aula se sientan sin ninguna discriminación aquellos que todo lo tienen con aquellos que de todo carecen, siendo evaluados en igualdad de condiciones.

Esta visión, la de una Universidad abierta a toda la ciudadanía, se ve plasmada tan solo en la Universidad de Costa Rica en su sistema de becas, que logra otorgarla a más del 80% de los estudiantes, haciéndola accesible a toda la población costarricense.

En sus centros e institutos de investigación se plasman día a día nuevas ideas sociales, científicas y técnicas que constantemente se trasladan a todos los costarricenses, logrando así retornar la inversión hecha por nuestra ciudadanía en nuestros profesionales para  mejorar las condiciones del país.

No es de extrañar entonces que la Universidad Pública, logro importantísimo del estado social de derecho, cuente con el apoyo de la ciudadanía y de los gobernantes, que aquellos de antaño con esa visión humanista incluyeron en nuestra constitución política la protección que la Universidad Pública, que como si hubiesen acudido al oráculo, sabían que iba a necesitar.

Son algunos políticos actuales, quienes como malos hijos desconocen la Alma Mater, mercantilizando la educación y el conocimiento, utilizando la palabra gasto en educación, cuando todos sabemos que es una inversión, y que de esta, estoy seguro, muchos de ellos como yo mismo nos hemos beneficiado.

Seamos pues fieles a los principios sociales de este país, a permitir que la gente sueñe y tenga esperanza, a fortalecer nuestras casas de enseñanza con docencia de excelencia y con responsabilidad en el uso de recursos, a no desprestigiar ni restar importancia al conocimiento, pues es a partir de este  que se construye una sociedad fuerte y estable.

 

Michel Angulo Sosa.
Máster en Tecnologías de Información
Escuela de Administración de Empresas

 

 


COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...