¡UCR y comunidades mapean conflictos socioambientales!

Saberes locales se traducen en herramientas para estudio y toma de decisiones

0

 

La expansión de monocultivos y el desarrollo de proyectos de construcción en la localidad de Palmar Sur, en la península de Osa, ha desencadenado una problemática socio ambiental que atenta contra la autonomía y cultura.

La Universidad de Costa Rica (UCR) reconoce la gravedad de la situación y por eso está  presente en la zona mediante el Trabajo Comunal Universitario (TCU) de la Escuela de Ciencias Políticas (ECP), “Cartografiando el conflicto socioambiental” (TC-684).

La iniciativa busca generar herramientas para hacerle frente a este conflicto a través de la cartografía participativa, que consiste en un proceso de trabajo colectivo con las comunidades, donde los habitantes comparten su conocimiento sobre las características del territorio.

LEA TAMBIÉN: La UCR está tan presente como el gallo pinto en su mesa

Según la politóloga María José Guillén, quien  lidera el proyecto, la construcción de mapas con las comunidades permite analizar las zonas de riesgo, la tenencia y uso de la tierra, al tiempo que se problematiza las razones por las que la zona presenta estas condiciones.

“No se trata solo del dibujito del mapa y lo que representa, sino de todo lo que queda detrás: el por qué este mapa es así. ¿Cuál es el papel del Estado, los campesinos, y la sociedad civil? Ahí es donde la discusión se torna un poco más política.“ comenta Guillen.

Además de la creación de mapas, el proyecto también produce espacios de discusión y  formación política, legal, económica y cultural para las comunidades. Se llevan a cabo actividades como  talleres sobre la Reforma Fiscal y un espacio llamado Aula Campesina, en el cual se discute el tema de cultivo de semillas y agroecología.

“Es un proceso de diálogo en el cual a partir del saber técnico de la U y el saber empírico de la gente con ciertas sensibilidades, se genera una discusión donde se crea algo nuevo y útil para la población.” asegura la docente.

El aporte del TCU en la comunidad ha tenido diversos impactos, desde influir en el paro del proyecto del Aeropuerto Internacional de la Región Brunca, hasta favorecer el desarrollo de festivales culturales e incrementar la participación de mujeres y jóvenes en la política comunitaria.

ADEMÁS: ¡La UCR nos cuida cuando estamos en el mar!

“¿De qué sirve luchar por la tierra si una vez que se tenga, la vida cotidiana y las relaciones entre personas siguen siendo lo mismo? El espacio de discusión sirve para las cosas grandes, pero también sirve para las cosas de más detalle que componen la comunidad.” concluye Guillen.

Tras casi dos años de su creación, esta iniciativa espera para el 2019 poder hacer una devolución física para las comunidades a través de un atlas que incluya las memorias de la lucha por la tierra con los mapas construidos, el cual sería distribuido a toda la comunidad.

Junto a Guillén participan en el proyecto 15 estudiantes universitarios de carreras como historia, antropología y ciencias políticas, así como el coordinador de Extensión Docente en la zona, el geógrafo José Antonio Mora.

Cartografiando el conflicto: creación de un atlas del conflicto socio-ambiental en el Caribe Sur

Comentarios

Cargando...