“Una máquina no llama a una persona para aclarar una mentira”: así surgió Newtral, la obsesión anti fake-news de Ana Pastor

Es normal que haya un ambiente de bullicio en unas oficinas en las que trabajan unas sesenta personas. Pero en Newtral hay un código secreto que todos entienden: “¡Un poquito de silencio, por favor!”. Cuando se grita eso quiere decir que alguien del equipo está a punto de entrar en un directo en televisión o que, en general, se necesita grabar algo.

En nuestro caso, esa frase la pronunció Ana Pastor, periodista fundadora del proyecto que empezó a contarnos por qué decidió apostar por una productora audiovisual que, además, persigue y desmiente fake news y bulos.

Trabajar en televisión… y en WhatsApp

Todo comenzó en 2013 cuando Ana empezó a presentar ‘El Objetivo’, un programa emitido en la cadena de televisión española La Sexta que se basa en el periodismo de datos y en la verificación del discurso político. “Escuchas a un político y escuchas a otro y tienes la sensación de que alguno de los dos dice algo que no es, y vamos a intentar clarificar y verificar las cosas que se dicen”, apuntaba entonces la periodista.

Con el paso de los años Ana fue entrevistando y, a veces, sacando los colores a los principales líderes políticos de España, así como a figuras internacionales, como la polémica Marine Le Pen. El programa se convirtió en un pilar fundamental para La Sexta con cada vez más tiempo en parrilla, y el año pasado llegó a tener un 11% de share y casi 1,8 millones de espectadores por su entrevista a Pedro Sánchez. O, algo más reciente, sus más de 1,4 millones de espectadores en el especial dedicado al conflicto VTC y taxis.

“Nuestra aspiración es ser la referencia en la verificación, que cuando alguien dude algo diga «la gente de Newtral ha dicho que es A o es B» y que crean en nosotros”
Ana Pastor El Objetivo

Por tanto, es lógico que Pastor acabara decidiendo asumir la producción de su programa de éxito, y así es como surgió la semilla de Newtral, que ella nos define como “una media startup a medio camino del periodismo que conocemos y de la tecnología”.

La empresa es, al mismo tiempo, productora de programas de televisión como ‘El Objetivo’ o ‘¿Dónde estabas entonces?’, y un equipo de profesionales enfocados a desmentir noticias falsas y bulos. “Nuestra aspiración es ser la referencia en la verificación, que cuando alguien dude algo diga «la gente de Newtral ha dicho que es A o es B» y que crean en nosotros”, concluye.

Newtral nació en enero de 2018 y en un año ya ha conseguido una plantilla de entre 50 y 60 trabajadores, entre periodistas, ingenieros, programadores y diseñadores. “Es un equipo transversal, diverso y de todas las edades y sexos”, nos apunta Ana.

Aparte de colaborar habitualmente en informativos y programas de La Sexta (de ahí lo de “¡Un poquito de silencio, por favor!”), Newtral tiene 12 periodistas dedicados especialmente a verificar noticias y bulos (y están buscando más).

Además de desmentir en sus redes sociales, también tienen un servicio de WhatsApp para que la gente les envíe cosas que quieren comprobar si son reales o no. Con una rápida búsqueda en Twitter localizamos casos de desmentido en 15 minutos tras la recepción del mensaje.

El castigo de Sísifo: verificar bulos que no dejan de aparecer

Sisifo Newtral

Cuando le pregunto a Ana si es frustrante tener que desmentir una y otra vez bulos que vuelven a aparecer, como si fuera una especie de castigo de Sísifo, ella sonríe y me dice:

No, fíjate, en eso yo soy bastante optimista. Los bulos han existido siempre. Desde la mermelada y Ricky Martin, hasta el pájaro lleno de petróleo en el 91 en la Guerra del Golfo. Ahora es verdad que se viralizan más rápido gracias a las redes y, por tanto, a la tecnología, pero también es verdad que tenemos muchas más maneras de repetir el desmentido.

Sigue explicándome que se agarra al dato de que “la gente busca Newtral para ver si algo es verdad o no, y los desmentidos son lo más leído en nuestra web”. Eso sí, matiza que seguirá habiendo gente que no quiera estar informada:

Creo que la gente que quiere estar sin ver la realidad va a seguir haciéndolo, pero también hay mucha otra gente que se quiere informar, que no quiere ser engañada por nadie, ni por los políticos, ni por los mensajes que les llegan.

El proceso de desmentido es muy similar al que ya nos contaron Clara y Julio de Maldito Bulo, es decir, verificar con las fuentes (lo complicado ahí suele estar en localizar a esa fuente o que esté dispuesta a hablar), o incluso con una simple búsqueda en Google.

Por cierto, ya que salió el tema de Maldito Bulo, le pregunté si los considera competencia o no:

No, mira. Clara y Julio han trabajado aquí, o sea que su proyecto nace también del proyecto que tenemos nosotros. En todos los lugares del mundo hay verificadores. Cuando nosotros nacemos hace cinco años con ‘El Objetivo’, nace como un proyecto más centrado en la verificación del discurso político. De hecho, Newtral sigue siendo a día de hoy el único verificador de discurso político en España, y es una pata muy importante para nuestro negocio y contenido.

Y, por si hubiera dudas, nos aclaró que le parece bien que haya más de un “agente verificador”:

A mí me parece bien que haya muchos verificadores y que incluso esto se traslade a los ciudadanos. No solo a los periodistas. La gente nos ayuda a verificar. Necesitamos que las fuentes oficiales nos ayuden, pero es importante que la gente nos diga de qué se está hablando en sus chats, y puedan compartir con nosotros qué bulos están circulando.

De hecho, nos menciona algunas de sus referencias en otros países como Lupa en Brasil, Chequeado en Argentina o Politifact de Bill Adair.

¿Inteligencia artificial aplicada a la verificación de datos?

Fake Newtral

En la web de Newtral se afirma que han puesto en marcha “una línea de investigación basada en los protocolos de Inteligencia Artificial” y, nosotros, que tenemos cierta obsesión con la materia, tuvimos que preguntar por ello haciéndole referencia a que es una palabra de moda tras la que se esconde mucho marketing.

Enseguida ella se puso más seria: “Yo lo miro con mucho respeto precisamente por lo que tú dices. Sería muy fácil empezar a decir que nosotros somos inteligencia artificial, pero, no, no. Lo nuestro es un paso lejano todavía”. Cuando le pido que elabore un poco más lo que están haciendo, me explica que han detectado tres fases en la verificación de hechos o fact-checking:

  • Escucha. Ya sea de políticos o mensajes de WhatsApp o redes sociales.
  • Bases de datos. Después de la escucha y la captación, se pasan a bases de datos, que son las que les permiten poder desmentir en directo discursos políticos, que es una de sus actividades más populares. “Ya sabemos lo que pueden decir”, señala.
  • Data science. Esta es la fase relacionada con inteligencia artificial y algoritmos. “Te ayuda a identificar las mentiras con una determinada estructura del lenguaje. El reto es poder detectarlas en WhatsApp o Twitter, donde el lenguaje nos ayuda pero no es definitivo”.
“Creo que no vamos a sustituir nunca jamás ni a los periodistas, ni a los programadores ni a nadie por las máquinas. Es una absurdez”

Ana me confirmó que actualmente están en la segunda de esas fases, la de recopilación de bulos y fake-news en bases de datos, que se materializan en proyectos como ‘Transparentia’, un buscador de los sueldos que perciben más de 8.000 políticos españoles. “Tuvimos que introducir los datos manualmente a pesar de que son datos públicos. No nos lo pusieron fácil”. También nos mencionó varios proyectos más con los que ya están trabajando junto a Graphext o Be Soccer.

Sobre la siguiente fase, la que involucra esos procesos de inteligencia artificial, Ana nos confiesa que “aún le queda tiempo”, pero nos da una pista de hacia dónde quiere dirigirla: “análisis de datos y del lenguaje para detectar más rápido mentiras en el lenguaje de políticos o cualquier persona”. Me recalcó que para poner esto en marcha les harán falta científicos de datos, “una maravilla de profesión y en España tenemos gente muy buena y que se está valorando poco en el sector”.

Y entonces le lancé la pregunta del millón: ¿Crees que un periodista, que es uno de los culpables de en la cadena de las fake news, puede ser sustituido por un robot o algoritmo? Su respuesta fue que no, “creo que no vamos a sustituir nunca jamás ni a los periodistas ni a los programadores ni a nadie por las máquinas. Creo que es una absurdez y creo que vamos a utilizar las máquinas por gente que sabe utilizarlas”. Y añade:

Ana Pastor Newtral Xataka

Para el tema que nos ocupa no necesitamos solo máquinas que detecten mentiras, porque muchas veces una mentira se aclara llamando a una persona, y eso no lo hace una máquina. Si tú estás hablando de una mentira del niño de Totalán, necesitas a un periodista, porque la mentira también se combate con contexto. Habrá una parte en la que las máquinas nos ayuden mucho para eso, por bases de datos y, como te decía, para saber por dónde pueden tirar los políticos, por ejemplo, pero creo que hay que utilizar la tecnología para lo que siempre se ha hecho, para el bien, y para hacer el bien y para luchar contra los malos.

¿De qué vive un verificador de datos?

Está claro que el discurso de hacer el bien y toda la filosofía de Newtral rebosan buenas intenciones, pero de algo hay que vivir. ¿Cuál es el modelo de negocio de Newtral?

Tenemos una parte de financiación fundamental que viene de la televisión. De esa parte nosotros podríamos o hacernos ricos o reinvertirla para explorar nuevos territorios, y eso es lo que hemos hecho. También estamos ya en las vías de autofinanciación de la parte digital y técnica a través de muchos modelos que ya se están probando en Europa, y porque creemos que podemos llegar a acuerdos con empresas, y me parece bien que nuestro modelo no sólo se financie por lo que hacemos para televisión, porque si no esto morirá y otra vez nos quedaremos haciendo solo televisión y no queremos hacer eso.

Me especifica que, además de “reinvertir sus ingresos en I+D+i”, también buscan financiación a través de la publicidad en sus soportes, como su página web: “Básicamente Newtral quiere estar donde esté la gente. Si la gente volviera a escribir cartas, Newtral estaría ahí. Si la gente está en Instagram, queremos estar en Instagram ofreciendo información verificada, datos, etc.”.

Productora de televisión, publicidad y acuerdos con empresas son las tres patas principales del negocio de Newtral

En resumen, el modelo de negocio de Newtral se basa en productora de televisión, publicidad y acuerdos con empresas. Le pregunté si en este último apartado no tendrían un filón en universidades, institutos o colegios, que podrían estar interesados en emplear los métodos de verificación y pensamiento crítico en la educación:

En Newtral ya tenemos en marcha varios proyectos con las universidades y estamos intentando hacerlos crecer también hacia el paso previo. Yo soy madre, y quiero que mis hijos cuando debatan y hablen de ciertas cosas tengan herramientas. Pero lo bueno que tiene la tecnología es que nos permite llegar a muchos más públicos y ofrecer herramientas. Hay experiencias muy bonitas que vamos a tratar de implementar en los institutos, que es llevar las mentiras a su nivel, porque tú a lo mejor a alguien de un instituto no le puedes hablar de lo que ha dicho un político, o sí, pero lo tienes que llevar a su nivel, si alguien en su entorno ha podido engañarle con algún tema que a él o ella le preocupa.

El futuro de Newtral

Newtral Oficial

Le pregunto si les han llamado de Facebook o Google para trabajar en remediar las fake news y me dijo que sí, aunque no pudo darme más detalles. Quise saber su opinión sobre cómo están manejando este tema Facebook o Twitter y me dijo que cree que ahora “se lo están tomando más en serio”, pero que “tienen que tener aliados que realmente la gente considere actores de verificación”. Y añade: “Tú como Facebook no puedes verificar noticias, porque tú, Facebook, quizá no tienes esa credibilidad, pero sí puedes tener aliados que te ayuden”

Sin embargo, nos señaló que el gran reto, por su naturaleza de red privada, es WhatsApp y en “cómo poder estudiar las imágenes o mensajes que se comparten sin violar la intimidad de nadie”, aunque enseguida matiza que es muy complejo.

Con un horizonte de elecciones municipales y autonómicas en España este año (y probablemente también nacionales), le pregunto qué tal llevan Newtral los políticos:

Los políticos no solo han empezado a mentir menos, si no que corrigen la mentira cuando Newtral se lo dice. Hemos encontrado ya varios ejemplos que públicamente nos responden
dándonos la razón.

Entonces, y ya para acabar, ¿dónde ve Ana a Newtral en cinco años? ¿qué le gustaría conseguir?:

Si hay algo que nos ha enseñado el maravilloso mundo de la tecnología es que ya es complicado hacer una previsión a 5 meses, así que no me atrevo a 5 años. Por ejemplo, estábamos preparando un proyecto para Instagram que hemos tenido que modificar entero porque justo coincidió con la aparición de Instagram TV. El puente que estamos cruzando se está construyendo y no sé hacia dónde va. Y eso es lo que más me está enamorando de esta fase en la que me encuentro.


“Una máquina no llama a una persona para aclarar una mentira”: así surgió Newtral, la obsesión anti fake-news de Ana Pastor

Publicada originalmente en Xataka  por  Cesar Muela

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...