Víctor Valembois: Gaza… tirita cosmopolita desde siglos

Víctor Valembois.

Confío que no me linchen: no me meteré en política. Pero me confieso demasiado cansado  de ver u oír una película en, digamos, blanco y negro: los buenos (nosotros incluidos, por supuesto), no al lado de, sino frente a otros, los malos, desgraciados culpables de todo.  Un poquito simplona, la película, ¿no le parece?

Enredo a la vista. ¿“Gaza” dijo? Yo, “gasa” entendí. Suelen usar ese topónimo con otra palabrita, como si en vez de “Costa Rica” dijéramos “ese pedacillo de Costa Rica”. Vamos por partes…

Tirémonos a la piscina: en el español nuestro nos referimos a la “Franja de Gaza”, siendo que para la primera parte el mataburros de la Real Academia aclara que viene del franchute, en referencia a “fragmento largo y estrecho”. Círculo redondeo; cosa más rara.

En efecto: en francés dicen “la bande de Gaza”, donde “bande” no guarda relación alguna con “banda”; para los galos, simplemente va la insistencia en lo pequeño y alargado. En inglés refieren a Gaza como una “strip”.  Sigo tratando de aprender. Procuremos avanzar, Sancho.

Esa franja, esa tira, mide apenas 363 km2, comparado con la superficie de nuestro país… apenas un pañuelito. Esa famosa franja se encuentra situada en una llanura costera relativamente plana: en nada de nada se compara con nuestro tropical valle intermontano, en Costa Rica, donde pretenciosos… casi nos olvidamos de la gente en las costas: ¡vaya contradicción con lo que percibimos del Medio Oriente: viven pegaditos al mar.

Ya se me desanimaron muchos y preferirán quedar en casa: por lo visto y leído… el paisaje… De paso, encuentro otro dato: por allí queda la península de Sinai. ¿Un repaso de alguna lectura bíblica nos sacaría de apuro? ¿Hay otro paraíso terrenal fuera del nuestro?

Me dan ganas de volver a leer esa otra magnífica novel de Gioconda Belli, El infinito en la palma de la mano: magnífico relato, inspirado en la Biblia, claro, pro a su vez tan otra cosa, sugerente. ¿Hay alguien por aquí que todavía lee, imagina, cree?

Picoteando por internet, descubro otro dato: hacia el año 540, Gaza se convirtió en punto de partida de peregrinaciones a la península del Sinaí. Fue una ciudad importante en el mundo cristiano primitivo y muchos eruditos famosos enseñaron en su academia de retórica, incluido el erudito Procopio de Gaza del siglo VI.

En este siglo se construyó la célebre Iglesia de San Sergio, nombre no resulta inusual entre nosotros… pero ¿verdad que nunca lo habíamos relacionado: ¡somos santos pecadores. Pareciera además acercarnos a una característica que solemos asociar con lo “cosmopolita” nuestro: lo concurrido, atractivo, abierto, conectado con diversas culturas.

Sigamos escarbando: Las temperaturas promedian alrededor de 13 °C (50 °F) en invierno y entre 70 °F y 80 °F (entre 20 °C y 20 °C) en verano. El área recibe un promedio de aproximadamente 12 pulgadas (300 mm) de precipitación al año.

Pero en la comparación, rapidito se nos desaniman otros más: las condiciones de vida en esa franja, por lo que me entero, suelen ser malas, muy malas… Apunto: servicios inadecuados de agua, alcantarillado y electricidad; altas tasas de desempleo. Charita, mejor nos quedamos todos cómodamente por aquí: que otros nos vengan a visitar…

Sin embargo, quizá la agricultura por allá da algún respiro: casi las tres cuartas partes de la superficie terrestre están cultivadas. En tierras de regadío van cítricos que se exportan a Europa y otros mercados. También se producen trigo y aceitunas. La industria ligera y la artesanía se concentran en Gaza, la ciudad principal de la zona.

Pero, las calamidades por allí parecieran juntarse: la población, cada vez más densa y creciente resulta una de las más altas del mundo. Además, desde setiembre del 2007, descubro que ahora, a vista y paciencia de Naciones Unidas y otras instancias, pareciera que cantidad cada vez más gente se ve obligada al exilio por allá.

Dejo aquí esa triste y nada cándida aproximación. Quedo intrigado: por allí se esconde un enigma: como la isla de Malta, cerca, históricamente constituye un cruce de vías y… cortocircuito comprobado por tanto episodio nada inventado, sino comprobado, conflictivo como pocos.

¿Ese amontonamiento de gente, algo más tiene de cosmopolitismo que la miseria universal? Como dicen por aquí Gaza “ocupa” (requiere, urge, necesita…) mucha gasa… pobre gente (valembois@ice.co.cr)

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...