Víctor Valembois: La vieja patente de corso, con nuevos corsarios locales

0

Víctor Valembois. Escritor y Catedrático universitario.

“Corsarios”, ¡palabrita esa! ¿Un tipo de cocodrilo? ¿Algo relacionado con corsetería? Pues tampoco refiero aquí a habitantes de Córsica, esta isla en el Mediterráneo…  ¿Entonces?

Para captar la aplicación actual… vamos de inmediato a alguna ubicación contextual de antes: En los siglos XVI-XVII, en Europa, los corsarios eran tan famosos como funestos, pues, por definición y práctica, siempre andaban apurados (lo dice la palabra, en italiano, emparentada con correr). Y siguen así. ¡Vaya!  Mientras aquí, en pachuca polada prevalece el “suave”

Esos corsarios, siempre corriendo,… tenían además “patente de corso”, permiso para lo que se les viniera en gana, hasta para robar y matar….  todo en nombre su Majestad, entre otros la Reina de : lástima que no tenemos ya los whatsapp de Francis Drake y de Walter Raleigh…… navegando en aguas atlánticas, hacienda, discípulos de ellos estragos y fechorías hasta en Costa Rica, todo, claro, cómo no «con mucho gusto», recibiendo parte real… de parte de la realeza…

Pero síganme los buenos, hacia la actualidad local, llena de pestilentes pordioseros… padres de la patria: sí, cómo tiene derecho a un subsidio para visitar asiduamente las comunidades que representan… pero como nadie les controla ni el medidor de su carrito: ¡fue, va e irá parranda!

OJO con la gran mayoría de diputados casi depuestos: “gastaron ¢700 millones en gasolina durante cuatro años de gestión. Seis legisladores consumieron más de ¢15 millones cada uno…. de mayo del 2018 a mediados de marzo del 2022″. Bueno, pues, cabe reglamentar esa mejor: en todos los trabajos donde he estado nunca me dieron semejante beneficio en bandeja real.

Vaya, vaya: ¡qué plato suculento se sirvieron esos rapaces de “Restauración”; bocadillo rico aprovecharon los de “Nueva República”!  Igual, varios partidos, con explícita mención de lo “cristiano” en su nomenclatura… ¡Pura fachada, puro decorado a lo Hollywood (que de santo no tiene nada)!   Corsarios de nuevo cuño, siempre con patente patraña, digo patria…

Todo lo sacó de La Nación del lunes 25 de abril: para los que saben leer (en latoso latín significa: recoger, escoger… el buen grano de entre tanta paja), un redactor de ese matutino nos confeccionó el menú de esos bocadillos. Merci, Monsieur Fabrice Lelous,… por dejar en calzoncillo a tanto fariseo.

Entre los auto-proclamados “independientes” (¿de hidrocarburos?), observemos de nombre por allí de un casi dragado, que se tragó casi 15 melones frente a otro, más modesto, sincero y decente, solo 28.770 pinches colones: ¡sí se puede ser honesto! Vaya: en nombre de la careada Patria (con p. de…. eso, eso), las finanzas públicas parecen papelitos para la papelera.

¿Por qué en ningún partido hubo “línea de partido? Muy sencillo, Watson: primero que eso de ética, por aquí no rima con estética, menos el día de hoy; en seguida, cantidad de partidos de esos… de verás, Sancho, andan partidos por la mitad.

¡Qué va señores, señoras y señoritas! Como gritan hasta los chiquillos: ¡así no se vale! En nombre del déficit fiscal (en lo nacional) y la descarbonización (en lo internacional), la vieja res publica (pienso otra vez en latín, disculpen), por siglos destazada en la puri-tica calle… ¡ha de ser enterrada.

¿Seres (y ceras…) humanos, esos pillos?  Infra-humanos son y serán desde la perspectiva de la decencia cívica, aquí y en la Cochinchina; ayer con eso de “pa´eso mando” y hoy (diay, siempre ha sido así), sanseacabó ese coro de codiciosos corruptos, confundiendo adrede lo legal (lo que con ayuda de algún legulero el papel aguanta) con lo legítimo (que incluye la dimensión ética). Inválidos morales, incapaces de distinguir. Del dicho al hecho… hay mucho trecho.

Mi madre, refugiada en la Primera Guerra Mundial, afirmaba que “el que no ahorra en lo pequeño no merece lo grande.” Pobrecita… ¿qué diría de esos botaratas a granel? Los citados diputados in escrupulosos gastaron en combustible esa porrada de plata. ¡Puñeta! Cualquier cosilla…dizque en el cumplimiento de su deber…. Patanes…

Frente a tanta muestra de patanes con pata, polada pedestre… solo caben sendas gloriosas excepciones: Carolina Hidalgo (PAC) y Wagner Jiménez (PLN): por sentido patriótico y una sal tan sabrosa que se llama ética tica…. merecen la presea de cordura cosmopolita. Formemos, por favor, la liga de los anti-corsarios costarricenses (ACC).

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box