Víctor Valembois. valembois@ice.co.cr

El mundillo de las palabritas anda en dimes y diretes porque hay quienes abogan por lo sencillito y otros postulan claridad ante todo (y si es con transparencia, mejor…).

Por este último caminillo andan los franceses, por cierto con una horror-grafía de cien mil diminutos demonios. Por complejo de ombliguito* todavía predican aquello de que “lo que no está expresado con claridad… no es francés” y… aquella norma absolutamente evidente (!) no solo la opacan tras oscuras reglitas, sino que la consideran un producto de exportación.

Bien sabemos que el cartesianismo ve cuadradito hasta un circulito, y pretende que el sentido común -de su ladito- sea lo más común en cualquier esquina. Pero la realidad porfiadita es otra. Con las pruebas por doquier en este cuadernillo, concordemos que la lengüilla muchas veces es enredadilla por definición.

Errorcillo muy divulgado es creer que la comunicación está para entendernos… lo afirmaba Aragon, muy francés, solo que bastantillo surrealista.

Con otra lógica, pero tropicalizadita al calor caribeño colombiano, García Márquez propuso cambiar la ortografía de cabo a rabo. Esta cosilla ya la están llevando a la práctica muchos, con esos mensajitos telefónicos para pigmeos* mentales. Pero con esa simplificación, llevada al extremo, no se distingue xenofobia de… senofobia.

Y allí quiero ver a Gabo que, por ejemplo con su última novelilla, iguali-tico que sus personajes, no pareciera padecer de xenofobia, sino más bien se profesa adicto a la senofilia. Pues no, amiguito: no es lo mismo vainicas que bay nicas.

Aviso a la docta Academia: como las galaxias, el mundillo del vocabulario se encuentra en permanente expansión. Al agua, Pato, con todo y tus patitas. Por favor no dejemos a diputaditos* la disputa entre esas fuercillas un tanto antagónicas, por un lado de simplificación-para-simples y por otro, de transparencia, tan clarita como el barro.

La modesta moraleja es que los seres humanos (eso último: un poquito y a ratito) tenemos que hacer un esfuercillo para entendernos, expresarnos y amarnos… entre mamíferos* dizque un tanto evolucionados que somos todos.

Victor Valembois

Por Victor Valembois

Víctor Valembois es un académico con una licenciatura en Filología Románica por la Universidad de Lovaina (KUL) en Bélgica. Ha vivido en Costa Rica por más de 35 años. Ha estado vinculado con la Universidad de Costa Rica y la Universidad Nacional.