Vladimir de la Cruz: 80 aniversario del inicio del Gobierno Reformista del Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia, 1940–2020

Estos dos primeros años del Gobierno del Dr. Rafael Angel Calderón Guardia marcaron su sensibilidad social, su preocupación por los problemas sociales y su compromiso por tratar de resolverlos.

0

Vladimir de la CruzHistoriador y politólogo.                                                                                  

Generalmente recordamos al Dr. Rafael Angel Calderón Guardia por su participación, junto con Manuel Mora Valverde y Monseñor Víctor Manuel Sanabria Martínez, en la promulgación de la llamada Reformas Sociales, el Capítulo de las Garantías Sociales en la Constitución Política de 1871 y la aprobación del Código de Trabajo, ambos aprobados en 1943.

Rafael Angel Calderón Guardia

El Dr. Calderón Guardia se había empezado a distinguir en la política desde 1930, recién llegado como Médico graduado de la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica, cuando fue electo Regidor de la Municipalidad de San José y su Presidente Municipal, donde le tocó estar con los dos primeros electos munícipes comunistas, Adolfo Braña Rosa y Guillermo Fernández En 1934 fue electo como Diputado, el mismo año que entraron al Congreso los dos primeros diputados comunistas, Manuel Mora Valverde y Efraín Jiménez Guerrero. Allí hicieron amistad, la que se fortaleció políticamente  a partir de 1942, cuando el Gobierno declaró la Guerra a Japón, Italia y Alemania, y se  unieron en el Frente Antinazi, a escala internacional, y alrededor del Programa de las Garantías Sociales y el Código de Trabajo. Esta Declaración de Guerra provocó una fisura importante en el Gobierno del Dr. Calderón, porque perdió el apoyo de León Cortés y se enfrentó al sector alemán nacional que lo apadrinaba, creándose una tensa y difícil situación que lo condujo al Pacto con la Iglesia Católica y el Partido Comunista de Costa Rica.

Junto a estas Reformas al Dr. Calderón Guardia se le recuerda, no solo con cariño, sino por la importancia de la reapertura de la Universidad de Costa Rica, en agosto de 1940 y su inicio académico a partir de 1941, y por la gestación de la Caja Costarricense del Seguro Social, a inicios de 1941.

Sin embargo, una buena valoración de la Obra de Gobierno del Dr. Calderón Guardia le coloca en un pedestal mucho más elevado, que le da mérito a su egregia figura y a su Benemeritazgo.

Antes de las Reformas Sociales de 1943, a la par de que impulsaba la Universidad de Costa Rica y la Caja Costarricense del Seguro Social, tuvo su Gobierno una enorme repercusión, en muchos campos de la Administración Pública.

La Obra material de su Gobierno es también parte de su Obra Social, en tanto fueron Obras de Progreso Nacional. Sus obras públicas tocaron los campos de educación, salud, caminos y carreteras, puentes, asfaltado, cañerías, vivienda, la construcción del Estadio Nacional iniciada en febrero de 1941, de penetración al campo para estimular el desenvolvimiento agrario.

Lo grande de su obra estriba en que se llevó a cabo en medio de la crisis que se iniciaba de la Segunda Guerra Mundial, 1939 -1945, y que se agudizó en sus repercusiones en el país a partir de su segundo año de Gobierno.

Fueron Obras e Instituciones las que impulsó o inició, o acabó cuando habían sido comenzadas en el gobernó anterior.

Menciono algunas de sus obras y de su legado institucional de Gobierno.

En este sentido, fueron: La Junta Nacional de Habitación, el Centro Nacional de Agricultura, el fortalecimiento de la Fábrica Nacional de Licores, de la cual ahora quieren deshacerse, el fortalecimiento del Ferrocarril Eléctrico al Pacífico, que la actual Primera Dama, Claudia Dobles, le ha puesto atención y el pie en el acelerador para reimpulsarlo, la Secretaría de Salubridad.

Impulsó la construcción de la Casa Presidencial, que se había iniciado en 1939, concluyó la obra iniciada en 1938 de la Casa de la Madre y el Niño, que fue la base para la Caja Costarricense del Seguro Social, la Barriada del Corazón de Jesús y la Ciudadela Calderón Muñoz, terminó el Palacio Municipal de San Isidro de Coronado, iniciado en octubre de 1939, el Dispensario Antituberculoso, la Casa del Guarda del Parque Bolívar, las Agencias de Policía en San Sebastián, Tabarcia, San Antonio de Desamparados, Paso Ancho, Pavas, Piedades de Santa Ana, el Matadero de Aserrí, el edificio de Radios Nacionales, amplió el Reformatorio de Menores San Dimas, amplió los cuarteles de Armas Bella Vista y de la Artillería.

Ordenó construir los pedestales para colocar los bustos de los Próceres del General Antonio Maceo, en Barrio Cuba, del Libertador argentino San Martín y del Libertador y Mártir de la Independencia de México Morelos y Pavón, en la Plaza de Barrio México. Impulsó plazas públicas en distintas localidades como Barrio México, San Rafael de Escazú, en Llorente de Tibás, en San Francisco de Calle Blancos, impulsó la construcción de Casas Curales.

En todo el Valle Central impulsó el alcantarillado, en los distintos pueblos.

Al declarar la Guerra al Eje nazi fascista tuvo la necesidad de construir un Campo de Concentración, para detener allí ciudadanos que se podían considerar afines al Eje nazi fascista.

En carreteras le puso atención,  a la llamada Carretera Interamericana, a las que iban al Volcán Poas y al Irazú, a las rutas Tapantí-Paraíso, Juan Viñas-Paraíso, Villa Colón-Puriscal, San José-Paso Ancho, Itiquis-San Isidro de Alajuela, San Francisco de Dos Ríos-Zapote, San José-Curridabat, Nicoya-Puerto Jesús, Colima-Llorente, San José-San Sebastián, Moravia-San Pablo, San José- Alajuelita, Villa Quesada-Pital, Turrialba-Santa Cruz, Vista de Mar-Tierra Blanca, Quebradas-San pedro de Turrubares y San José- Pavas. En sus primeros dos años alcanzó casi el 60% de las carreteras hechas en el país hasta ese entonces.

En la Provincia de Alajuela impulsó el Hospital de San Ramón, los Mercados de Naranjo, de San Ramón, villa Quesada, el Cuartel de Alajuela, los aeropuertos de Pital de San Carlos y de Río Cuarto. Impulsó las instalaciones del Patronato Nacional de la Infancia de Alajuela. Igualmente desarrolló cloacas e impulsó la construcciones de edificios de escuelas.

En Cartago construyó el Palacio Municipal de Paraíso, el Beneficio de Arroz de Turrialba.

En Guanacaste terminó la Planta Hidroeléctrica de Liberia, el cuartel de Liberia, la Iglesia de
Santa Cruz, el Parque de Liberia, la Plaza de Bagaces.

En Limón terminó el Mercado, el Palacio Episcopal, el Edificio de Correos y Telégrafos, la Casa del Resguardo de Barra del Colorado.

En materia de Escuelas construyó escuelas, en todo el territorio nacional, sobre todo donde se necesitaban,  con Casa de Maestro, junto a la Escuela. La educación fue una de las preocupaciones del Dr. Calderón Guardia. Su proyecto política era alfabetizar al mayor número  con un programa de Acción Social profundo. Junto a las Escuelas impulsó bibliotecas rurales, granjas escolares, la enseñanza de industrias caseras, todo con tres propósitos: preparar los alumnos para la vida y la actividad social, educar a los padres para que contribuyan a la acción de la escuela, defiendan sus intereses y colaboren con su obra,  e influir en el medio social para la transformación  y mejoramiento de la vida de la comunidad.

La Casa de Maestro en la Escuela tenía para el Dr. Calderón Guardia una gran importancia, especialmente para hacer llegar la educación a zonas rurales, comprometer al Maestro con la Escuela, con los niños y el proceso educativo, incluso para que el Maestro aprendiera a vivir y comprender los problemas de la comunidad. Así impulsó las Escuelas de Desamparados, de San Pedro de Montes de Oca,  de Barrio Keith, de Patarrá de Desamparados, de Sabanilla de Montes de Oca,  de Escazú,  de Higuito de Desamparados,  de Tabarcia de Mora,   de la Uruca de Santa Ana,   de Santa María de Dota, las escuelas de Paso Ancho, San Marcos de Tarrazú, de San Cayetano en Plaza González Víquez, de Corralar de Santa Ana,   de Ipís de Goicoechea, la Escuela Osejo, la  de Mata Redonda, la de San Pablo de Turrubares, la de la Legua de Aserrí, la de Frailes de Desamparados, la de Teruel de Acosta, la de Santiago de Puriscal, la de Alajuelita.

En Alajuela impulsó las escuelas  de Grecia, de Atenas, de San Juan de Naranjo,  la de San José Sur de Atenas,   la de Jesús María de San Mateo,  la  de San Juan de Grecia, la de Zaragoza de Palmares, la de Tapezco, la de Venecia de San Carlos, la de Palmira de Alfaro Ruiz, la de Aguas Zarcas.

En Cartago  la Escuela de la Unión, en Tres Ríos, la de Pacayas, la de Santa Cruz de Turrialba, la de El Tablón,  la de San Juan de Tobosí Norte, la de San Juan de Turrialba, la de Dulce Nombre de Cartago, de San Rafael de Oreamuno.

En Heredia la de San Joaquín de Flores, las de Birrí de Heredia y Santa Bárbara, las de San Pedro de Barva y Santa Bárbara, la del Barreal, del distrito de Ulloa de Heredia.

En Guanacaste la de Santa Rosa, en Santa Cruz, la de San Juan de Santa Cruz, la de Los Planes en Carrillo, la de Vigía, en Nicoya, la Escuela Ascensión Esquivel, la de Arenal, en San Cruz, la de Veintisiete de Abril, la de Las Casitas, la de Hojancha y la de Nambí en Nicoya. En Santa Cruz  la de Niñas, la del Arado, la de Varones de Santa Cruz, la Escuela de Cacao, y  la de Villareal.

En Puntarenas la Escuela “Delia U. De Guevara”, la de Esparta, la Purires, la de Puerto Viejo, con apoyo de la United Fruit Company construyó escuelas en las fincas bananeras, en Parrita, Quepos y Golfito y la del Barrio El Carmen.

A esta Obra suma en diferentes partes del país cañerías, reparaciones de edificios públicos, construcciones de beneficios de arroz, plantas eléctricas, edificios de salubridad, edificios de aduanas, dragado de esteros y construcción de  muelles y aeropuertos locales,

En materia agrícola, bajo la presión de la lucha campesina que se daba en esos años, 1938-1942, dirigida por el Partido Comunista de Costa Rica, el gobierno del Dr. Calderón Guardia le puso atención a la producción agrícola nacional, en los organismos técnicos existentes, La Junta de Protección a la Agricultura de la Caña, el Instituto del Café y creó el Consejo Nacional de Agricultura, se apoyó en  la Sección de Juntas Rurales de Crédito del Banco Nacional de Costa Rica, creó el Servicio  de Economía Agrícola y Estadística de la Producción. Su política fue la de Defensa Económica del Productor, garantizando la compra de los productos agrícolas, almacenándolos y garantizando precios a los productores y a los consumidores. Impulsó la defensa pecuaria y la construcción, en distintas partes del país, de baños antiparasitarios de los animales, para combatir garrapatas y tórsalos, promoviendo también intensas campañas publicitarias en este sentido. Estimuló experimentalmente el cultivo del Hule, se hicieron estaciones experimentales de cultivos y fomentó la enseñanza agrícola. Estimuló contratos para cultivar abacá, algodón, café y  caña.

La Segunda Guerra afectó, negativamente, en sus consecuencias los ingresos generados por el Ferrocarril, al igual que el movimiento comercial por el muelle de Puntarenas.

El gobierno del Dr. Calderón Guardia le puso atención a la Fábrica Nacional de Licores. Desde 1924 se quería modernizar. El Portalón y el Reloj de Sol se construyeron en este Gobierno, se hizo un nuevo estanque de hierro para agua, el edificio de recibo de botellas, de su lavado y esterilización, la nueva casa para el Administrador, el edificio del Laboratorio Químico Industrial, la nueva oficina para el Almacenista de dulces y mieles, se reorganizaron oficinas para el expendio de rones, para el empaque de licores envasados y licores finos y se mejoraron los dormitorios del Resguardo.

La Junta Nacional de la Habitación fue muy importante en su Gobierno. Se trataba de proporcionar vivienda modesta pero con las condiciones indispensables en higiene, bienestar y salubridad. A ello se acompañó con la Cooperativa de Casas Económicas La Familia. Así las Casas Baratas, con ciudadelas que se construyeron en San José, Alajuela y Heredia.

En materia de salud se atendió la lucha antituberculosa, la lucha antivenérea, se creó un Servicio de Enfermeras Visitadoras, el Instituto Nacional de Higiene, atendió la sanidad aérea internacional y la marítima, la lucha antipalúdica. Se estableció una Clínica Anticancerosa, y gran cantidad de unidades sanitarias en distintas partes del país.

Entre las Obras fundadas por el Gobierno de Rafael Angel Calderón Guardia  sobresale la Universidad de Costa Rica, su construcción en el Barrio González Lahmann, especialmente su Sala Magna o Paraninfo y su Rectoría.

El 20 de agosto de 1940 el Congreso aprobó la creación de la Universidad de Costa Rica y se instaló el 7 de marzo de 1941, el día de su Santo Patrono, Santo Tomás, y se tuvo como Madrina a su hermana mayor, la Universidad de San Marcos de Guatemala, iniciando con las Facultades de Derecho, de Farmacia, de Pedagogía, de Agricultura, de Bellas Artes, con sus respectivas escuelas, y con las nuevas Facultades de Filosofía y Letras, Ingeniería y Ciencias, y en 1942 se creó la de Facultad de Cirugía Dental, y en 1942 se pensaba crear la de Facultad de Ciencias Económicas y Sociales.

El Seguro Social, la ley de 1 de noviembre, lo estableció y el 7 de enero de 1942 se promulgó su Reglamento y, desde setiembre de 1942, quedaron obligados todos los patronos de empadronar a sus empleados en el Seguro Social.

El Gobierno también impulsó, por inquietud del Presidente, el Conservatorio Nacional de Música, la Escuela de Enseñanza Especial, surgida por decreto de 23 de julio de 1940, y la Junta de Defensa de la Industria de la Caña.

Estimuló, igualmente, la construcción de la Planta Eléctrica Las Ventanas, en Alajuela, mejoró y amplió los servicios telefónicos, se preocupó por la limpieza, el acarreo y la cremación de basuras. Mejoró mercados y mataderos, así como delas cloacas y cañerías de San José y otras ciudades.

Importante atención le dio al calzado escolar y la nutrición infantil. La campaña por calzar a la población en general fue intensa. La de los niños se logró hasta 1956. El Dr. Clorito Picado colaboró mucho en esta lucha por el calzado en las labores agrícolas.

A la Creación del Patronato Nacional de la Infancia, de 15 de agosto de 1930, se sumó  el 8 de enero de 1940 la creación del Consejo Nacional de la Nutrición, reorganizado el 27 de junio de 1942 estableció el Desayuno Escolar e impulsó los Patronatos Escolares.

En esta lucha por el calzado el diputado comunista Efraín Jiménez Guerrero se pasó al Gobierno, con el propósito de calzar el mayor número de escolares, que con éxito llevó a cabo su tarea de ir calzando escolares.

En el campo internacional el Dr. Calderón Guardia declaró la Guerra a Japón, Alemania e Italia,  viajó  a Washington, a Nicaragua a Panamá, a México, a Cuba y firmó el Tratado de Límites con el Presidente de Panamá, poniendo fin al conflicto sucedido en 1921.

En 1943 el vicepresidente de Estados Unidos visitó Costa Rica.

Estos dos primeros años del Gobierno del Dr. Rafael Angel Calderón Guardia marcaron su sensibilidad social, su preocupación por los problemas sociales y su compromiso por tratar de resolverlos.

Los dos últimos años de su gobierno se vieron marcados por la negociación que condujo a los cambios institucionales que se materializaron en junio de 1943 con los acuerdos que condujeron finalmente a la aprobación de las Garantías Sociales y el Código de Trabajo, así como a la alianza política entre el Gobierno del Presidente Rafael Angel Calderón Guardia, el Partido Comunista dirigido por Manuel Mora Valverde y la Iglesia Católica dirigida por Monseñor Víctor Manuel Sanabria Martínez, en las reformas sociales y políticas, que se amarraron más cuando, a finales de ese año, 1943,  se estableció la Coalición Política el Bloque de la Victoria que llevó a la Presidencia de la República, en 1944, al Lic. Teodoro Picado Michalski, dándole continuidad, con todas las dificultades que ello tuvo, a ese Pacto de 1943, hasta los sucesos de febrero a abril de 1948.

El próximo 8 de mayo se recuerda el inicio del Gobierno Reformista del Dr. Calderón Guardia. Que sirva este aniversario para revalorar su figura política y el significado de su Reforma Social,  consolidada por la Junta de Gobierno, pero hoy amenazada desde diversos flancos, tanto herederos del propio Calderón Guardia como de José Figueres y de los líderes de la Junta de Gobierno, y de los Diputados Constituyentes de 1949, que consagraron por segunda vez en la Constitución el Capítulo de las Garantías Sociales y el propio Código de Trabajo, solo refortalecidas estas reformas históricas en el Gobierno del Presidente Miguel Angel Rodríguez Echeverría, 1998-2002.

 

Si le interesa recibir información diariamente:


Vladimir de la Cruz

Político, historiador, profesor universitario y ex embajador de Costa Rica en Venezuela. Escribe para varios medios de comunicación. Fue candidato presidencial del partido izquierdista Fuerza Democrática en tres ocasiones.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...